Osasuna - Betis: un duelo de altura

El cuadro rojillo recibe este jueves (19.30 horas) a un conjunto bético al que no le gana desde noviembre de 2014

22.09.2021 | 17:51
Aridane despeja un balón ante la mirada del Chimy Ávila.

Osasuna recibe al Betis en El Sadar (19.30 horas), en un duelo de altura marcado por la ambición y la ilusión con la que afrontan ambas plantillas el presente curso liguero. El cuadro de Jagoba Arrasate comenzó de la mejor manera posible una semana con tres compromisos ligueros con el triunfo en Mendizorroza –el cuarto seguido en Liga en el feudo del Alavés– y ahora quiere refrendar esas sensaciones en El Sadar, donde buscará brindar al público la primera victoria del curso, que le permita seguir acrecentando la distancia con el descenso para, quién sabe, poder soñar con cotas mayores.

Arrasate reconoció en rueda de prensa que la entidad rojilla se encuentra un escalón por debajo del Betis, pero que este encuentro le sirve al equipo, como sucedió ante el Valencia, para poder mostrarse y medir realmente sus posibilidades en una carrera de fondo a la que le restan 33 jornadas –contando la que se está disputando–. El técnico de Berriatua ha querido cortar las alas a la ilusión que ha generado el equipo, y se muestra cauto al afirmar que "de la ilusión no se vive, sino que se ganará haciendo muchas cosas bien", y avisó de los peligros que tiene un Betis, que se ha convertido en una bestia negra.

Para los amantes de las estadísticas, si Osasuna tiene al Alavés como su equipo talismán –al que ha vencido en cinco de los últimos seis partidos–, es precisamente el Betis, su rival de este jueves, la bestia negra de la entidad navarra, pues no consiguen los tres puntos ante los béticos desde noviembre de 2014. Desde entonces, el balance es claramente favorable al cuadro de Heliópolis, con seis triunfos y un empate en los siete duelos disputados. Además, los rojillos encadenan cinco encuentros ante los sevillanos sin ver portería, por lo que los pupilos de Arrasate podrían romper dos rachas negativas en esta fecha liguera.

En cuanto a la actualidad deportiva, el Betis se desplaza a Pamplona mermado por las ausencias en la zaga defensiva, lo que le ha llevado a su técnico, Manuel Pellegrini, a citar en la expedición al jugador del filial Kike Hermoso, que presumiblemente partirá desde el banquillo. La enfermería bética cuenta con tres defensas lesionados –Sabaly, Víctor Ruiz y Marc Bartra– y en Sevilla se ha quedado el argentino Germán Pezzella, que fue expulsado por doble amarilla ante el Espanyol en el último partido de liga y se perderá un encuentro de sanción. Tampoco ha viajado el mexicano Diego Lainez, que progresa en su recuperación de una lesión de rodilla. Han entrado en la citación del chileno, pese a que arrastraban molestias en los últimos días, Héctor Bellerín y Juan Miranda.

Por su parte, Jagoba Arrasate no podrá contar con la presencia de Kike Barja, que ya se encuentra en la fase final de la recuperación de la fascitis plantar que sufrió ante el Celta de Vigo en la segunda jornada del campeonato y, según avanzó el técnico en el día de ayer, en los próximos días se reincorporará al trabajo en grupo. Sin embargo, hasta última hora no se podrá conocer los 23 elegidos por el vizcaíno para formar la convocatoria del encuentro, una vez se determine el estado en el que se encuentran los propios jugadores, y teniendo en cuenta que la siguiente cita liguera está a la vuelta de la esquina.

Será momento para valorar si Ante Budimir –que lleva tiempo realizando trabajo en solitario por una pubalgia– o Javier Ontiveros –que se marchó cojeando del entrenamiento del martes– podrán participar, pero todo hace indicar que algún cambio podría haber en la alineación, con el fin de repartir esfuerzos entre los futbolistas.


Un inicio esperanzador


Osasuna está completando en estas cinco primeras jornadas de Liga uno de los mejores inicios del equipo en Primera en este siglo. El equipo que dirige Jagoba Arrasate ha logrado ocho puntos, una cifra importante que le permite ir poniendo de forma temprana tierra de por medio con otros equipos que están teniendo un comienzo bastante menos jugoso en marcadores. Solamente la figura de Javier Aguirre supera al preparador de Berriatua.

El curso 2003-04 el equipo dirigido por el mexicano tuvo una puesta en marcha espectacular con diez puntos en las cinco primeras jornadas gracias a las victorias ante el Albacete (0-2) y el Atlético de Madrid (1-0), el empate en el Camp Nou (1-1) y otro triunfo contra el Deportivo en El Sadar (3-2). En la campaña 2004-05, las cinco primeras jornadas también fueron para enmarcar porque se lograron otros diez puntos gracias al empate con el Athletic en casa (1-1), la victoria en el campo del Deportivo (1-3), el triunfo ante el Betis (3-2) y otra victoria con el Getafe (2-1).

En la temporada 2005-06, en el último año con Aguirre en el banquillo y una participación en Copa de la UEFA de por medio, Osasuna consiguió en las cinco primeras jornadas nueve puntos merced a tres victorias.

El balón aéreo, clave


Ante el Alavés, David García volvió a anotar un tanto de cabeza, el segundo en su cuenta particular en el presente curso, el octavo de la entidad en este aspecto en lo que llevamos de 2021. Ningún otro equipo, según ofreció Carrusel de la Cadena Ser, ha anotado más goles de cabeza que los rojillos en este periodo de tiempo. Esos 8 goles suponen un 28% de los 28 tantos que han anotado los rojillos y el croata Budimir emerge como autor destacado en esta faceta.

El Cisne de Zenica cabeceó a la red ante el Granada (25 de enero), Villarreal (11 de abril), Athletic (8 de mayo), Cádiz (11 de mayo) y Atlético de Madrid (16 de mayo). David García, con sus dos tantos ante Cádiz (29 de agosto) y Alavés (18 de septiembre) le sigue en una clasificación que cierra Darko Brasanac con su gol de cabeza ante el Athletic (8 de mayo).

noticias de noticiasdenavarra