Dos canteranos al año

En las últimas 11 campañas, 22 jugadores de Tajonar han debutado en el primer equipo

17.12.2019 | 19:41

PAMPLONA - Un estudio realizado por la Liga en la temporada 2016/2017 muestra la dificultad que tienen los jugadores de fútbol de llegar al profesionalismo. Tan solo el 0,5% de los jugadores con "potencial" (juveniles y aficionados) alcanzan la Primera o la Segunda división. Además, tan solo el 5% de los jugadores inscritos en clubes de la LFP (1ª y 2ª división) proceden de la cantera o filial, por lo que de conseguir ser un jugador profesional es fácil que lo hagan en otro club diferente al de origen. Osasuna ha realizado un análisis de 11 años de altas-bajas desde la temporada 2008-2009 hasta la actual (con un total de 573 jugadores que se incorporan al fútbol base del club) y en este han visto que de todos los jugadores que pasan por el fútbol base de la entidad (de juveniles para abajo), el 4% (22 jugadores, dos por año) han llegado al primer equipo, a dos por año de media (aunque ha temporadas de más y otras de menos o incluso de ninguno).

Llegar al fútbol profesional es realmente complicado, incluso en un club de cantera como Osasuna. Los rojillos se encuentran actualmente en 7ª posición durante esta temporada 2019/2020 en cuanto al porcentaje de minutos jugados por jugadores de cantera (el 25,3% de los minutos), según publicó el Observatorio de Fútbol Europeo.

En Tajonar han hecho un trabajo de introspección para evaluar, con números, cómo funciona la cantera de Osasuna. Este informe revela que 1 de cada 5 de los jugadores que pasan por Tajonar en algún momento alcanzan la máxima categoría del Fútbol Base (Juvenil División de Honor en la actualidad). A lo largo de estos 11 años de análisis, son 4-5 los jugadores que pasan de juveniles a Osasuna Promesas por temporada.

De todos los jugadores que pasan por el fútbol base de Osasuna (de juveniles para abajo), el 4% (22 jugadores) llega al 1º equipo;otros 5 jugadores han llegado al profesionalismo en otros clubes nacionales o internacionales en estos últimos 11 años, dando como resultado final un 5% de jugadores que se ha iniciado en Tajonar los que han alcanzado el profesionalismo.

Ángel Alcalde, director de Tajonar, está manos a la obra para conseguir mejorar aún más estos números a base de formar a los jugadores de una manera integral. "El objetivo que nos planteamos no es otro que el de mejorar estos números, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo. Es decir, Osasuna trabaja el talento de los jugadores con los mejores entrenadores, profesionales con un perfil determinado, altamente cualificados, apasionados por su labor y que es están en continua formación y actualización de conocimientos;en instalaciones de primer orden y con servicios de primer nivel, con un modelo formativo específico y de calidad en sus procesos de trabajo, y con los mayores y mejores medios técnicos y tecnológicos existentes. Osasuna quiere facilitar y posibilitar que el mayor número de jugadores tengan la oportunidad de dar el paso al profesionalismo, pero también con el objetivo de que cuando lo hagan estén realmente preparados para ello, con las máximas garantías de éxito. Que no sea un subir y bajar, sino un debut para quedarse".

En la cantera de Osasuna se han planteado cómo objetivo el crear jugadores competitivos. "Tenemos que trabajar el talento de nuestros canteranos de manera óptima para lograr un jugador verdaderamente competitivo, completo a todos los niveles para que pueda poner sobre el verde su diferencial más destacado, su detalle competitivo, y en el resto esté a la altura de sus compañeros y de las exigencias de la competición. Tenemos que dotar al jugador de Tajonar de las mayores competencias posibles para posibilitarle el paso al alto rendimiento, pues todo lo va a necesitar para competir y mantenerse en ese nivel", asegura el responsable del fútbol base de Tajonar.

Así, aspectos como "la gestión de emociones, el ajuste de expectativas y la formación en valores" son asignaturas diarias en Tajonar para los canteranos y contenidos de trabajo para los entrenadores y responsables deportivos. "Estos aspectos marcan en gran medida que los jugadores con talento puedan alcanzar el alto rendimiento, aprovechen sus cualidades y puedan sacar a la luz su máximo potencial".

Gestión de emociones En el fútbol base de un club profesional se encuentran jóvenes adolescentes que llegan al alto rendimiento o bien jóvenes adolescentes que se están preparando para alcanzarlo. La implicación y esfuerzo, por ejemplo, que despliegan los canteranos rojillos, desde el Benjamín al DH, en su práctica deportiva son inmensos: entrenan casi todos los días del año, varias horas cada jornada, se les exige grandes capacidades a nivel físico y psicológico, afrontan competiciones importantes y son evaluados continuamente. Además, deben responder a sus estudios y renunciar a otras actividades propias de su edad. La realidad nos muestra como muchos de ellos pierden sus amistades extradeportivas, reducen su círculo de amigos, sus temas de conversación son casi únicamente el deporte y pierden el interés por otras actividades que no sean deportivas. Y si esto fuera poco, estos jóvenes deben ser capaces de adaptarse a cambios y situaciones que no son fáciles para ninguna persona adulta, como pueden ser cambios de residencia, distanciamiento con la familia o desplazamientos constantes y largos. "De ahí la formación integral que proponemos para nuestros canteranos, con el fin de que alcancen altas competencias a nivel deportivo, humano, social, académico y psicológico que les permita ser jugadores de fútbol competitivos y personas exitosas en sus vidas", comenta Alcalde.

Las expectativas En primer lugar, es la actividad de la propia entidad una fuente de expectativas que constantemente debemos estar ajustando. Los procesos de captación, de seguimiento y de perfeccionamiento que el propio Osasuna desarrolla en sus clubes convenidos a través de los centros de tecnificación ya generan expectativas en el jugador y su entorno. Así como el llamamiento para incorporar a un jugador a alguna categoría de la base, o la promoción de jugadores dentro de los diferentes equipos de cantera. Sin olvidar los contratos y fichas profesionales que se llevan a cabo, que si bien sus objetivos son otros, la expectativa siempre aparece. "La solución no está en apartar a nadie, sino en poner orden, concienciar y formar a todos los agentes que influyen en la formación y correcta progresión del joven futbolista para que le ayuden realmente en su camino. Adela Griffiths y Charo Cuenca (Área de Formación y Desarrollo) dan forma cada temporada a estas intervenciones, siendo Erreka Gil (Coordinador de la base) quien las desarrolla en su mayor parte".

Los valores Osasuna quiere crear jugadores con un unos ideales diferenciados para lograr esa competitivad. Por ello, los jugadores de Tajonar reciben diferentes entrevistas, charlas, talleres, encuentros o dinámicas. En algunas de ellas incluso participan jugadores del primer encuentro que les explican con pelos y señales lo que les ha costado llegar hasta donde están ahora. "En Tajonar los valores se trabajan diariamente, con su metodología y su planificación, debemos garantizarlos en cada jugador que pase por la ciudad deportiva. Me gustaría que todos los jugadores y jugadoras que hayan pasado por la cantera rojilla, lleguen o no lleguen al profesionalismo, cuando sean padres y madres, estén deseando que sus hijos e hijas se formen en Tajonar y jueguen en Osasuna, por todo lo que a ellos les aportó como personas y deportistas su paso por aquí", comenta Alcalde antes de terminar que "el jugador debe verlo también, o principalmente, como un medio para conseguir su objetivo de llegar a ser un jugador profesional".

El ejemplo de Arrasate La idea que tienen en Tajonar es que el club en general tenga la misma idea de la cantera y que el primer equipo sirva de ejemplo para el resto. Por eso, consideran en la cantera de Osasuna, Arrasate es un entrenador ideal para esto. Cuentan en las entrañas rojillas que Bittor Alkiza y él se conocen la cantera como la palma de su mano, se pueden ver todos los fines de semana que pueden visionando partidos y si les hablas de cualquier jugador saben quién es y hablan de él. Pero no solo se centran en los jugadores de la base, también en el resto de la estructura. Cuatro de los siete técnicos que componen el cuerpo técnico del primer equipo, son de la casa: Ruben Berrogui, Richard Sanzol, Juantxo Martín y Pablo Iriarte. Este último ha sido promocionado al final de la temporada pasada tras su paso por el alevín, el cadete y metodología. Además, el técnico de Berriatua, siempre acepta participar en diferentes acciones que se realizan desde Tajonar para el crecimiento de la cantera, como dar charlas, por ejemplo. "Jagoba y Bittor son un ejemplo para todos los técnicos de la base. La pasión que embelesa al entrenador de cantera, ellos no la han perdido al llegar al fútbol profesional, quizás ahí se encuentren muchos de los porqués a tanta normalidad, cercanía, predisposición y ayuda que nos brindan en la base", cuenta Alcalde.

LAS CIFRAS

573: Cantidad de jugadores que han pasado por la cantera de Osasuna en los últimos 11 años.

4% De los jugadores que han pasado por Tajonar han conseguido debutar (22).

5: Otra media decena de jugadores han llegado a profesionales desde Tajonar, pero sin debutar en el primer equipo de Osasuna.

20% De los jugadores que pasan por Tajonar llegan a la máxima categoría del fútbol base: el juvenil de División de Honor

4-5: La media de estos 11 años indica que entre 4 y 5 jugadores pasan del División de Honor al Promesas.