a unos 26.000 años luz de distancia

Extraño aumento de 'apetito' del agujero negro central de la Vía Láctea

10.02.2020 | 02:53
Un agujero negro en el espacio.

MADRID. "Nunca hemos visto algo así en los 24 años que hemos estudiado el  agujero negro supermasivo", dijo Andrea Ghez, profesora de física y  astronomía de la UCLA y coautora principal de la investigación. "Por  lo general, es un agujero negro bastante silencioso y con poco  apetito. No sabemos qué está impulsando este gran banquete".

Un artículo sobre el estudio, dirigido por el Grupo del Centro  Galáctico de la UCLA, que dirige Ghez, se publica ahora en  Astrophysical Journal Letters.

Los investigadores analizaron más de 13.000 observaciones del  agujero negro durante 133 noches desde 2003. Las imágenes fueron  recopiladas por el Observatorio Keck en Hawai y el Very Large  Telescope del Observatorio Europeo Austral en Chile. El equipo  descubrió que el 13 de mayo, el área a las afueras del "punto de no  retorno" del agujero negro (llamada así porque una vez que la materia  entra, nunca puede escapar) era dos veces más brillante que la  siguiente observación más brillante.

También observaron grandes cambios en otras dos noches este año;  los tres cambios fueron "sin precedentes", dijo Ghez.

El brillo que observaron los científicos es causado por la  radiación del gas y el polvo que cae en el agujero negro; los  hallazgos los llevaron a preguntar si se trataba de un evento  singular extraordinario o un precursor de una actividad  significativamente mayor.

"La gran pregunta es si el agujero negro está entrando en una  nueva fase, por ejemplo, si la espita se ha abierto y la tasa de gas  que cae por el 'drenaje' del agujero negro ha aumentado durante un  período prolongado, o si acabamos de ver los fuegos artificiales de  unas pocas gotas inusuales de gas cayendo", dijo Mark Morris,  profesor de física y astronomía de la UCLA y coautor principal del  artículo.
El equipo ha continuado observando el área e intentará resolver  esa pregunta basándose en lo que ven de las nuevas imágenes.

Los nuevos hallazgos se basan en observaciones del agujero negro,  que se llama Sagitario A * o Sgr A *, durante cuatro noches en abril  y mayo en el Observatorio Keck. El brillo que rodea el agujero negro  siempre varía un poco, pero los científicos se sorprendieron por las  variaciones extremas en el brillo durante ese período, incluidas sus  observaciones el 13 de mayo.

"La primera imagen que vi esa noche, el agujero negro era tan  brillante que inicialmente lo confundí con la estrella S0-2, porque  nunca había visto a Sagitario A * tan brillante", dijo el científico  investigador de la UCLA Tuan Do, autor principal del estudio. "Pero  rápidamente se hizo evidente que la fuente tenía que ser el agujero  negro, lo cual fue realmente emocionante".

Una hipótesis sobre el aumento de la actividad es que cuando una  estrella llamada S0-2 hizo su aproximación más cercana al agujero  negro durante el verano de 2018, lanzó una gran cantidad de gas que  llegó al agujero negro este año.

Otra posibilidad implica un objeto extraño conocido como G2, que  probablemente sea un par de estrellas binarias, que se acercó más al  agujero negro en 2014. Es posible que el agujero negro podría haberse  despojado de la capa externa de G2, dijo Ghez, lo que podría ayudar a  explicar el aumento del brillo justo afuera del agujero negro.
Morris dijo que otra posibilidad es que el brillo corresponda a la  desaparición de los asteroides grandes que han sido atraídos hacia el  agujero negro.

El agujero negro está a unos 26.000 años luz de distancia y no  representa ningún peligro para nuestro planeta. Do dijo que la  radiación tendría que ser 10.000 millones de veces más brillante que  lo que los astrónomos detectaron para afectar la vida en la Tierra.

noticias de noticiasdenavarra