Redes sociales y excelencia: receta de éxito de chefs españoles en Australia

21.12.2019 | 18:08
Rubén López, Víctor Moya y Nacho Castell.

SÍDNEY. La elegancia del blanco y negro se plasma en el postre de zapote y merengue, como si hubiera sido diseñado por Karl Lagerfeld, en una de las tantas fotos publicadas por un grupo de chefs españoles de la alta cocina que triunfan en Australia con un maridaje de talento y redes sociales.

El postre es obra y arte del chef gallego Santiago Fernández, que forma parte de la red Eat Spanish que promociona la gastronomía española en el país austral junto con otros artistas del fogón como el madrileño Rubén López, el valenciano Víctor Moya y el catalán Nacho Castell bajo la etiqueta #spanishchefsinaustralia.

Miembro de la generación de chefs mileniales llegados a Australia en la última década, Fernández es una cara conocida en el país por sus pinitos en el programa televisivo "Masterchef" y pronto será parte de la próxima campaña de "Turismo Australia".

"Cada uno tiene una filosofía diferente y una forma de aproximarse a la cocina y creo que el valor añadido es la diversidad y el aplicarlo a las diferentes cocinas", comenta a Efe Fernández, galardonado como el mejor chef de Australia Occidental en 2018.

EL PODER DE LAS REDES SOCIALES

Las redes sociales han puesto de relieve el talento de estos profesionales de la cocina con una sólida formación profesional que van recalando en Australia en virtud de visados de trabajo temporal o patrocinados, entre otros.

Los platos entran por los ojos en las fotos de Eat Spanish, como un pescado que se convierte en un tronco con hojas de colores vivos de láminas de patatas envueltas en sepias del chef Fernández.

En otra instantánea, la proteína de leche tostada le da dramatismo a una coraza de un cangrejo con forma de corazón rellena de risotto, un plato estrella de Moya.

Eat Spanish "ha generado interés y está haciendo un hito en la historia" sobre todo "para la gente que viene detrás", dice a Efe su presidente, Rubén López.

El chef madrileño participó la semana pasada, junto con Fernández, Castell y el valenciano Víctor Moya, en unas jornadas gastronómicas con charlas y degustaciones en el Instituto Cervantes de Sídney.

INSTAGRAM Y LINKEDIN

Las apuestas de los chefs para poner en escaparate sus productos son variadas, pero Instagram es la red favorita de Víctor Moya, chef y socio del Ormeggio, un reconocido restaurante italiano con acento español de Sídney, y de Santiago Fernández, del restaurante Voyager de la región vitivinícola de Margaret River.

"Es tan importante que sin buscar nada, más que compartir el trabajo que estás haciendo, se ha convertido en un medio que te permite que la gente -tengo muchos trabajadores y cocineros- que quiere venir a trabajar (a Australia), me contacta por Instagram", relata a Efe Moya.

A Nacho Castell, cuyo local El Tinto es considerado por Trip Advisor como uno de los mejores restaurantes en Melbourne, LinkedIn le permite promocionar su negocio y hacer contactos, principalmente, con profesionales mayores de 40 años.

Esta red le permite "hacer contactos con los distribuidores, con la gente en los altos mandos de los hoteles, de la restauración e inversores". "Es otro enfoque el que yo busco", expresa a Efe este chef que precisamente consiguió trabajo en Australia cuando lo contactaron por LinkedIn tras ganar un premio de gastronomía española.

"Las redes sociales a veces me sobrepasan. Soy más introvertido, soy gallego", comenta por su porte Fernández, que no obstante considera las redes sociales algo "fundamental" y se siente aliviado de contar con un equipo especializado en relaciones públicas en Voyager.

LA IDENTIDAD DE LA COCINA ESPAÑOLA EN AUSTRALIA

La gastronomía española goza de buena reputación en Australia a través de las diferentes variedades regionales, en sus variantes tradicional o moderna, con cocineros formados internacionalmente.

Así, Castell apuesta por una cocina que respeta las tradiciones y tiene como sus platos estrellas a las croquetas, Moya recuerda el revuelo que causó porque se puso al frente de un restaurante italiano para darle su toque español, mientras que Fernández mira a sus raíces gallegas, pero sobre todo refleja su naturaleza viajera.

"Creo que es importante decir que la cocina española es el sombrero de todas las regiones, la gente no te identifica como catalán, valenciano o madrileño sino como español", apuntó Castell, al agregar que para él Cataluña "es una región que aporta a la complejidad de la gastronomía española".