Raquel del Rosario salva a su hijo a puñetazos del ataque de un puma

17.10.2021 | 22:36
Raquel del Rosario, con sus hijos

Raquel del Rosario, la que fuera cantante de El Sueño de Morfeo, ha compartido en las redes sociales la estremecedora experiencia que vivió hace unos meses con su hijo Mael, de 5 años, al que en logró rescatar del ataque de un puma, una historia de la que se hicieron eco en numerosos medios de California, donde residen cuando ocurrieron los hechos, que la artista ha querido compartir ahora en las redes sociales.




"Siempre he dicho en tono de broma que un día, los ángeles de la guarda de mis hijos dimitirían por estrés. De camino al hospital con Mael herido en brazos me preguntaba si realmente el suyo lo había abandonado aquella mañana del 26 de agosto. 'Unos milímetros más y no lo hubiese logrado', fueron las palabras del doctor. Supe entonces que su ángel no se había ido, estuvo ahí, sosteniendo esos milímetros que separaban la vida de la muerte", así comienza Raquel su relato adelantando su final feliz. El ángel de la guarda estuvo ahí, pero en los momentos en los que tuvo que abalanzarse sobre un animal salvaje no lo tenía tan claro. "'Mami, voy al árbol a buscar fruta', me dijo en el jardín. El grito que escuché segundos después aún sigue resonando en mi cabeza, al igual que la imagen que vi al girarme. Un puma se había abalanzado sobre él y lo hería ferozmente con sus zarpas. Inmediatamente dejé de percibir el mundo, aún hoy no logro entender como atravesé el jardín en milésimas de segundo o de dónde provenía la fuerza que me hizo golpear repetidamente al animal con mis puños hasta quitárselo de encima", recuerda en Instragram la que fuera miembro de El sueño de Morfeo.


Cicatrices en el cuerpo del niño tras el ataque del puma. Foto: Raquel del Rosario


Todo ocurrió muy rápido después de ese terrible momento. Apareció su marido Pedro Castro y pudieron llegar a casa antes de que un segundo puma pudiese alcanzarles para, inmediatamente trasladar al pequeño al hospital. "Mi corazón se rompió por completo cuando le vi salir de la cirugía. Toda la fuerza que aquella mañana me había invadido se esfumó dejándome completamente indefensa ante un dolor que desconocía por completo. Me invadió el miedo", cuenta. Afortundamente, tres días después de la operación, el hijo menor de la cantante salía corriendo del hospital dando toda una lección de fortaleza, pero también de empatía al exclamar: "Mamí, ya no voy a volver a por la fruta para que no se enfade el tigre", y acto seguido le puso un recipiente de agua en la puerta a modo de disculpa.

Siguiendo la normativa del Estado de California, el animal tuvo que ser sacrificado, tal y como les explicaron las autoridades, para las que solo tiene palabras de agradecimiento. "Nos hubiese gustado y me consta que a ellos también, que el desenlace con respecto al animal hubiese sido otro, pero esa decisión no nos correspondía a nosotros", aseguraba Raquel, que añadía una anécdota que, sin duda, refleja a la perfección su conexión con la naturaleza: "Desde la ventana observé como el otro puma que resultó ser su hermano regresaba al jardín acompañado de su madre. Ella se posicionó junto al cuerpo sin vida de su hijo e intercambiamos una mirada de dolor que jamas olvidaré (no se pueden imaginar los sueños que he tenido con ella)".
noticias de noticiasdenavarra