autoak

El Q7 no se deja adelantar

La revisión del majestuoso SUV de los aros eleva aún más el nivel de calidad en el estamento de los grandes candidatos Premium

09.02.2020 | 12:45
El renovado Q7 ofrece solventes motores diésel y gasolina desde 71.000 euros.

bilbao - Audi tiene una nueva edición del Q7 lista para debutar. El estreno se producirá a mediados del mes que viene, fecha prevista para las entregas de unidades a la clientela que ha anticipado la compra. La marca de los aros promete una "profunda actualización" del que, hasta el lanzamiento del Q8, ha venido desempeñando el rol de buque insignia de la escuadra. La puesta al corriente implica una relativa reconsideración de los postulados estéticos del modelo, pero también un aumento en sus ya ingentes contenidos tecnológicos. El Q7 comienza proponiendo motores TDI de 231 y 286 caballos, a los que en breve acompañarán uno de gasolina (340 CV) y otro híbrido enchufable asociado al bloque V6 TFSI. Para hacerse con un ejemplar de la nueva generación hay que desembolsar al menos 71.000 euros.

La edición del Q7 a punto de pisar las calles, y eventualmente el campo, se distingue por ciertos rasgos novedosos. Uno de ellos es el semblante, marcado por imponente parrilla octogonal con seis barras verticales cromadas. Otro son los estribos laterales que recalcan su silueta y su naturaleza SUV. Los faros, disponibles en tecnología HD Matrix LED con luz láser, adoptan la nueva firma lumínica y realzan el empaque general del vehículo.

Las modificaciones de la carrocería apenas alteran las proporciones conocidas: el debutante crece 11 milímetros para alcanzar 5,06 metros de largo. No obstante, la redistribución del habitáculo permite ganar espacio para sus ocupantes, hasta siete repartidos en tres filas de asientos; la versión de cinco plazas del modelo brinda 865 litros de maletero. De puertas hacia dentro destaca la revolución experimentada por la configuración de la cabina, que replica el diseño interior del innovador Q8. Este modelo, erigido en el estandarte moderno de la casa, es el referente del que el Q7 emula todo tipo de sofisticaciones tecnológicas.

Además del acabado básico, Audi ofrece versiones S line y Black line, con estética deportiva y un equipamiento de serie más completo. La primera incluye una lama decorativa en el paragolpes delantero, protecciones de bajos que dan un aspecto más deportivo a la parte trasera, pintura completa y llantas de 20 pulgadas. El Q7 también propone opcionalmente terminación en carbono para los retrovisores exteriores y los estribos.

noticias de noticiasdenavarra