Un guardia civil pide una excedencia para ser sacerdote tras sentir su vocación de servicio

09.02.2020 | 12:54
Un sacerdote.

valencia - La iglesia de San Juan del Hospital de Valencia cuenta, en su equipo de sacerdotes, con Pablo Lucena, un cordobés de 51 años de edad y teniente de la Guardia Civil en situación de excedencia, informó el martes Antena 3. Lucena, que es presbítero del Opus Dei, sintió su vocación sacerdotal mientras servía en activo en la Benemérita, según explicó el Arzobispado de Valencia en un comunicado. Aunque su vocación también a la Guardia Civil era "absoluta", Lucena cuenta que descubrió otra vocación, la sacerdotal. "Dios me pidió un cambio de planes: que fuera sacerdote ministerial. Algo que no se entiende si no partimos de la llamada que Jesús me hizo al Opus Dei como numerario cuando tenía 15 años y a mi respuesta afirmativa", relató. Por ello, cuando ejercía como teniente de la Guardia Civil, sintió "esa nueva llamada de Dios. Le dije a monseñor Javier Echevarría, prelado del Opus Dei en ese momento, que mi entrega a Dios quería ser total, incluso por delante de mi vocación profesional, y tras sopesarlo con calma, finalmente fui ordenado sacerdote el 1 de septiembre de 2002 en Torreciudad", señaló.