TOKIO
Asier Martínez, sexto en la final de 110m vallas, ¡diploma olímpico!

Todo lo que debes saber sobre la depilación definitiva

El color del vello, el grosor, el tono de la piel, la edad, o la época del año hacen que no todos los láseres sirvan igual a todo el mundo

17.06.2021 | 15:40
Cada vez más hombres se depilan.

Con la llegada del verano, muchas mujeres deseamos tener un perfecto depilado para lucir piernas sin un pelo de más. No obstante, es en esta estación donde debemos tomar más precauciones con los métodos de depilación, especialmente los definitivos, ya que es la época del año donde más tenemos que protegernos del sol.

Pero, ¿es un buen momento para empezar con el láser? ¿Qué tipos de técnicas existen?¿A qué edad es recomendable? ¿Es realmente definitiva?

El láser actúa directamente sobre la melanina


Los láseres trabajan captando la melanina, que es la responsable del color del pelo y de la piel. La zona a depilar debe ser rasurada antes de disparar el láser para que la luz incida directamente sobre el folículo piloso y elimine la raíz. Sin embargo, como el pelo tiene tres fases de crecimiento y no siempre está conectado con la raíz, debemos repetir las sesiones para conseguir quemar todos los folículos.

Por lo tanto, cuanta más melanina tiene el pelo, más efectivo puede resultar el láser; sin embargo, cuando una persona tiene el vello claro, el resultado final no llega a ser del todo efectivo. Eso sí, aunque en estos casos el láser no sea definitivo, sí se consigue espaciar los periodos de depilación. Por otra parte, la tonalidad de la piel es otro factor a considerar ya que las que son muy oscuras o bronceadas tienen una alta concentración de melanina y pueden resultar dañadas con el láser.

Los láseres trabajan captando la melanina, que es la responsable del color del pelo y de la piel.

Diferencia entre láseres


En consecuencia, cada tipo de vello y de piel necesita de un tipo de láser que se adapte a sus características; una técnica que debe ser realizada por un profesional especializado.

El láser de Diodo es una de las técnicas más utilizada en la actualidad ya que permite actuar sobre pieles de todas las tonalidades con vello oscuro. Emite luz monocromática y unidireccional y su alta potencia reduce la duración del tiempo de pulso.

El láser Soprano, por su parte, es similar al de Diodo, pero también es eficaz cuando el vello es más fino. Su principal ventaja es que el procedimiento resulta prácticamente indoloro. Para pieles muy claras y vello oscuro y grueso, el láser Alejandrita da buenos resultados.

En el caso de la fotodepilación con luz pulsada intensa, IPL, la diferencia es que la luz emitida es policromática, por lo que tiene diferentes longitudes de ondas. Abarca una mayor superficie de piel pero son necesarias más sesiones para eliminar el vello y es más recomendable para pieles claras.

El láser Soprano tiene como principal ventaja que el procedimiento resulta prácticamente indoloro.

Por último, hay que hacer una especial mención a otro tipo de depilación: la eléctrica. Este sistema es muy antiguo pero es realmente definitivo y debido a la minuciosidad que comporta (se aplica una descarga pelo por pelo) se recomienda para zonas pequeñas, y especialmente para el vello facial.

¿Se puede utilizar el láser en verano?


Los avances tecnológicos en la depilación láser hacen que cada vez sea más segura y efectiva. No obstante, según la experiencia y consejo de Rosa Martín, directora del centro integral de belleza de Leioa que lleva su nombre, no es recomendable realizar las sesiones de láser en verano. "La melanina, que es lo que necesitamos para conducir esa luz a la raíz del pelo, también está en la piel por lo que si está bronceada significa que el láser no acaba de distinguir entre pelo y piel. Se pierde un poco la luz y se corre el riesgo de quemaduras".

Además, esta profesional de la estética advierte: "Se dice que hay láseres que pueden trabajar con pieles bronceadas pero es un poco vendehumos y habitualmente lo que se hace es bajar potencia para poder trabajar esas pieles, lo que quiere decir que te vas a dar una sesión mucho menos efectiva".

Ventajas e inconvenientes del láser


La ventaja primordial de la depilación láser es, básicamente, no tener que preocuparte del vello nunca más. Pero evidentemente es una agresión que le hacemos a la piel, por lo que antes de empezar un tratamiento de láser esa piel tiene que estar bien hidratada y cuidada.

"Lo más serio que te puede pasar con un láser si éste está en perfectas condiciones, cuidado, con sus lámparas cambiadas adecuadamente, con una profesional que sabe bien la técnica... es una quemadura de primer grado", explica Rosa. "En este caso, la zona se oscurece, se cae esa piel oscurecida y se genera la piel nueva algo más clara, pero que en cuanto empieza a darte un poquito el sol, se iguala y no queda ninguna marca".

Consecuencias que pueden darse por varios motivos: que el cliente haya tomado alguna medicación fotosensible (algunos antibióticos o ibuprofenos lo son), que se solapen los disparos al intentar no dejar zonas sin depilar, o que se haya puesto una potencia más fuerte de lo normal.

Cuanto más hormonas, más tardas en quitarte el vello

La depilación láser es más eficaz cuando el sistema hormonal está más regulado. "Cuando una chica de 20 años empieza a hacer el tratamiento necesita por lo general más sesiones que una mujer de 30-40 ya que su sistema hormonal no está tan activo", afirma esta esteticista.

Pero no todo depende de la edad; también es importante como cliente acudir a las sesiones de forma puntual y seguir las recomendaciones de los expertos para que el tratamiento, cuyas "medias oscilan entre 6 y 8 sesiones", sea efectivo del todo.

noticias de noticiasdenavarra