China prepara una vacuna contra el virus, que deja ya 56 muertos

El Gobierno intensifica la seguridad y prohíbe la venta de animales salvajes en los mercados

27.01.2020 | 06:15
Varios pasajeros caminan por el aeropuerto de Pekín protegidos con mascarillas.

Pekín - China anunció ayer que ha empezado a desarrollar una vacuna con la que prevé combatir y derrotar al nuevo coronavirus causante de la neumonía de Wuhan, que hasta el momento se ha cobrado al menos 56 vidas entre los 2.047 contagiados diagnosticados en el país asiático.

Xu Wenbo, científico del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, explicó que los investigadores del organismo estaban trabajando en un remedio para la enfermedad "después de lograr aislar con éxito la primera cepa del virus".

Según Xu, los investigadores del Centro usaron secuenciación genética de rápido rendimiento para identificar los patógenos un día después de recibir las primeras cuatro muestras el pasado día 2, procedentes de Wuhan, epicentro del brote, ciudad de 11 millones de habitantes y en cuarentena de facto desde el pasado jueves.

"Sigue casi todo cerrado. Algún supermercado abierto, con productos", cuenta desde Wuhan Juan Pablo, un investigador uruguayo que se ha visto atrapado allí por las circunstancias. "No hay máscaras ni alcohol en ningún lado. No está permitido el transporte que no sea de emergencia y las ambulancias pasan para todos los lados transportando pacientes".

Así las cosas, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur han anunciado que evacuarán a sus compatriotas "encerrados" en Wuhan en avión, mientras que Francia -primer país europeo en detectar casos de coronavirus en sus fronteras- explora la posibilidad de hacerlo en autobús.

Sin embargo, según el doctorando uruguayo, en algunos casos se trataría de salir "en condiciones que nadie sabe. Incluso algunas evacuaciones son hacia ciudades muy cercanas que es posible que sean cerradas próximamente". No es un pronóstico caprichoso, ya que una decena de ciudades de la provincia de Hubei, de la que es capital Wuhan, se han sumado a la suspensión de los transportes, e incluso una de la provincia de Cantón: Shantou.

Y quienes salieron de Wuhan antes de la suspensión del transporte no van a librarse de pasar por consulta: la Comisión Nacional de Sanidad del país asiático ha asegurado que está intentando localizar a todas aquellas personas que se hayan ido de la urbe en los últimos 15 días.

China no quiere dejar un solo cabo suelto en el combate al coronavirus y ayer siguió ampliando las medidas de contención y prevención, en un país en el que 30 de sus divisiones provinciales han elevado al máximo la alerta sanitaria.

Ayer, por ejemplo, se conoció la prohibición de la venta de animales salvajes y vivos en mercados, supermercados, restaurantes o plataformas de comercio electrónico, ya que se cree que el brote se originó en un mercado -habituales en toda China- en el que se vendían animales de este tipo.

En la capital, donde hay más de medio centenar de infectados diagnosticados, todas las estaciones de metro, de tren y de autobús serán esterilizadas tres veces al día, así como los autobuses y vagones.

Además, para evitar más contagios, se han suspendido los servicios interprovinciales de autobuses en Pekín, Tianjin (noreste), en Xian (centro) y en la provincia nororiental de Shandong, mientras que Shanghái, que ayer registró su primer muerto por coronavirus, ha cerrado temporalmente la línea de tren que la conecta con la vecina provincia de Jiangsu.

También en Shanghái, Disneylandia ha anunciado que cierra sus puertas hasta nuevo aviso, una medida que también ha tomado la sucursal del parque temático en Hong Kong.

E incluso el Tíbet, única provincia que todavía no ha registrado ningún contagio, cerrará como medida preventiva el Palacio Potala de Lasa para prevenir la propagación.

Hasta el momento, las cifras publicadas por la citada comisión indican que al menos 324 contagiados se encuentran en estado grave y 49 pacientes han respondido con éxito al tratamiento y se han curado.

coordinación con Pekín

Veinte españoles en el epicentro

El Gobierno estudia cómo asistirles. El Gobierno está estudiando cómo asistir a los 20 ciudadanos españoles que se encuentran en Wuhan, epicentro del brote de coronavirus que ha aparecido en China, con los que el consulado español en Pekín está en "permanente contacto". Actualmente, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, se están barajando "distintas opciones" para tratar de asistir a los españoles en Wuhan "en coordinación con otros países" que también cuentan con afectados en la zona. La Ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha hablado con el cónsul general de España en la capital china para interesarse por la situación de estos ciudadanos.

Las claves

Contagio antes de síntomas. El ministro de Sanidad chino, Ma Xiaowei, confirmó ayer que el nuevo virus es contagioso incluso antes de mostrar síntomas, lo que podría dificultar enormemente las labores de control para evitar la propagación de la neumonía.

Se esperan 1.000 casos más. El alcalde de la ciudad de Wuhan, Zhou Xianwang, reconoció que el número de casos podría aumentar en un millar de afectados en la ciudad donde nació el brote durante los próximos días.

En cifras

Casos en el extranjero

Tailandia4

Australia4

Singapur4

Malasia4

Taiwán3

Corea del Sur3

Francia3

Japón3

EEUU3

Vietnam2

Nepal1

Canadá1