UPN y PPN magnifican hechos, a los que la Policía Foral no da relevancia

Esparza (UPN) acusa a Barkos de ir de la mano de los terroristas y Geroa Bai exige una rectificación inmediata

07.02.2020 | 16:51
Vecinos de Alsasua y voluntarios, entre los manifestantes.

Esparza (UPN) acusa a Barkos de ir de la mano de los terroristas y Geroa Bai exige una rectificación inmediata

pamplona - "Una sociedad que se está pudriendo", esa la valoración que Ana Beltrán, presidenta del PPN, hace de los actos en los que ella participó el pasado domingo en Alsasua. Pese al mensaje conciliador del resto de partidos políticos tras la tensa resaca que ha dejado la performance de España Ciudadana, Beltrán rechazó que fuese una "provocación" por su parte: "¿Por qué la libertad de expresión y defender a la Guardia Civil es provocar? Quien diga que vamos a provocar está enfermo". Y dijo estar "escandalizada" por el "fascismo abertzale que inunda las calles de Pamplona". Cargó Beltrán, sin descanso, contra el Gobierno de Navarra y contra el partido socialista al que llamó "indigno". El asunto fue que el Partido Popular de Navarra llevó ayer a la Mesa y Junta de Portavoces una declaración institucional que pese a que podría haber conciliado la suma de la mayor parte de los parlamentarios, ya que pedía "el derecho de todas las personas a celebrar libremente en Navarra cuantos actos consideren sin ser insultados ni tener que ser protegidos por las Fuerzas de Seguridad", en su exposición de motivos para "condenar los insultos, amenazas y lanzamientos de objetos contra las personas que acudieron a Alsasua en apoyo a la Guardia Civil" magnificó e hizo un relato desorbitado de los hechos del pasado domingo, que la mayor parte de los grupos coincidió en rechazar por exagerados. "Lo de ayer (por el domingo) fue una auténtica salvajada", afirmó Beltrán.

mecheros y gravilla Altercados que según el relato de los agentes de la Policía Foral que participaron en el dispositivo de seguridad desplegado este domingo en Alsasua apenas ocuparon una líneas en sus inforemes y se produjeron de forma puntual y detallaron como el lanzamiento de "alguna moneda, algún mechero y alguna piedra del tamaño ligeramente superior a la gravilla".

Desde Geroa Bai, Koldo Martínez señaló que "la exposición de motivos de la declaración ha hecho que votemos no, por su talante". Incluso el PSN, que votó a favor, afirmó "no estar de acuerdo" con el relato del PPN.

Tan solo encontró Ana Beltrán (PPN) apoyo firme en UPN, cuyo presidente, Javier Esparza, realizó unas valoraciones -aunque no estuvo presente allí- en las que denunció "los insultos, las imágenes de odio": "Gente joven con la cara tapada, insultando, tirando objetos, que es reflejo de lo que es EH Bildu, creen que la calle es suya, se creen superiores a los demás, son supremacistas, son fascistas". Javier Esparza acusó directamente a la presidenta Barkos de ir la mano de terroristas: "Uxue Barkos es presidenta de esta comunidad por un pacto inmoral. La presidenta de todos los navarros, Uxue Barkos, va de la mano del carnicero de Mondragón (en referencia a Josu Zabarte, ex preso de ETA que el domingo estuvo aparentemente en Alsasua)". Inistió Esparza en una hipérbole diléctica que a jucio de Geroa Bai sobrepasó todos los límites y desde la coalición exigieron que retire "las lamentables, inadmisibles e infundadas acusaciones que ha realizado contra la presidenta del Gobierno de Navarra". "Hemos dicho en incontables ocasiones que en política no todo vale, y hoy tenemos que repetírselo de nuevo a UPN. Esparza ha superado todos los límites que conocíamos hasta ahora", señaló el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez en una nota de prensa. - D. Burgui