Un Gobierno paritario con 13 departamentos

El PSN asumirá ocho consejerías Y Geroa Bai cuatro; AMBOS TENDRÁN UNA VICEPRESIDENCIA. Podemos gestionará justicia

09.02.2020 | 21:43
Representantes de PSN, Podemos y Geroa Bai, durante la reunión de ayer en la que acordaron el reparto de responsabilidades en el futuro Gobierno de María Chivite.

El Gobierno de María Chivite, si finalmente logra la investidura, será paritario entre hombres y mujeres y se formará de 13 consejerías. De ellas, ocho corresponden al PSN, cuatro a Geroa Bai y una a Podemos. Los socialistas contarán además con la vicepresidencia primera, y la formación de Uxue Barkos con la vicepresidencia segunda, aunque todavía no se ha definido qué cartera tendrá rango superior al resto de consejerías.

Tampoco se avanzaron nombres ayer, algo que queda como último eslabón de la cadena. Porque aunque los nombramientos corresponden a cada partido, las tres fuerzas implicadas asumen que será la propia María Chivite quien recabará las propuestas y avanzará la composición del que será su futuro gabinete. En cualquier caso, la secretaria general de los socialistas trasladó ayer a sus socios que no habrá vetos a sus posibles consejeros.

Será un gabinete con 13 miembros, 14 si se incluye la presidenta, lo que supone cuatro más que en el Ejecutivo de Uxue Barkos, y uno más de las que tuvo el Gobierno en coalición de UPN y CDN en 2007. Y aunque se mantiene gran parte de la estructura del Gobierno actual, como la cartera de derechos sociales o desarrollo económico, ambas vicepresidencias los cuatro últimos años, algunas otras áreas se dividen, lo que no implica necesariamente una mayor estructura administrativa. De hecho, en la mayoría de los casos supone solo una reordenación de las direcciones generales. Los firmantes del acuerdo evitaron detallar ayer cómo queda estructurada cada área ante la previsión de que en los próximos días pueda haber alguna corrección.

Mayoría socialista Será en cualquier caso un gabinete marcadamente socialista. Del PSN dependerán, además de la Presidencia, áreas troncales del Ejecutivo autonómico como Economía y Hacienda, Educación, Salud, Derechos Sociales o Función Pública e Interior. Departamentos que requieren la mayor parte del presupuesto, incluida el área de recaudación. De hecho, la actual consejería de Hacienda recupera algunas funciones que han estado asignadas a Desarrollo Económico los últimos cuatro años, fundamentalmente las vinculadas al análisis de la coyuntura macroeconómica. Los socialistas también asumen Cultura y Deporte, y una cartera que lleva por nombre Universidades, Innovación y Transformación Digital. Y, finalmente, Cohesión Territorial, un departamento que incluye Administración Local (la relación con los ayuntamientos y su financiación), Obras Públicas (carreteras) y Transportes.

Desarrollo estratégico Por su parte, Geroa Bai asume cuatro consejerías de carácter transversal y relacionadas fundamentalmente con el desarrollo económico, social y territorial de Navarra. Mantiene así la consejería de Desarrollo Económico y Empresarial, que los últimos cuatro años ha gestionado Manu Ayerdi; y la de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, que cuenta con las competencias de agricultura, ganadería y cambio climático.

La coalición de Barkos cuenta también un área de nueva creación: Desarrollo Estratégico y Territorial. A falta de que se concreten sus funciones con más detalle, la consejería asumirá las áreas de Vivienda y Ordenación del Territorio, así como la coordinación de proyectos de interés especial para la comunidad que puedan afectar a diferentes consejerías. No concretaron ayer cuáles, pero ahí se podrían incluir apuestas como pueden ser el tren de alta velocidad, el Canal de Navarra o proyectos empresariales de gran envergadura que puedan tener lugar a lo largo de la legislatura.

Finalmente, Geroa Bai gestionará Relaciones Ciudadanas, una consejería de presupuesto menor, pero que incluirá el fomento del euskera a través de Euskarabidea. La coalición de Barkos se queda así con la gestión de la política lingüística durante los próximos cuatro años. No obstante, y en base a lo recogido en el acuerdo programático, cualquier iniciativa normativa que el Gobierno lleve a cabo en este ámbito deberá contar con el consenso previo de al menos Geroa Bai y PSN.

Igualdad y Juventud También Podemos estará en el Consejo de Gobierno a través de la consejería de Justicia y de Políticas Migratorias. Inicialmente el partido morado asumía solo Justicia, pero finalmente el PSN accedió ayer a que el departamento incluyera las competencias vinculadas a la inmigración, como el acogimiento de refugiados, la atención a los menores no acompañados o el trabajo con la población inmigrante. Además, Podemos gestionará el Instituto Navarro de Igualdad y el de Juventud, que aunque orgánicamente dependerán de otros departamentos, sus responsables serán personas vinculadas a Podemos, que tendrán margen de actuación y visibilidad en dos áreas muy importantes para la formación morada.