El Ejecutivo sigue a la espera de la decisión judicial sobre el IRPF por maternidad

La presidenta, María Chivite, subraya su “compromiso” con la devolución

10.02.2020 | 05:48
Aspecto de la comparecencia de la presidenta del Gobierno, ayer en el Parlamento.

pamplona - La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, subrayó su "compromiso" con las madres que reclaman la devolución de las retenciones de IRPF en los permisos de maternidad en la voluntad de dar una solución a este asunto antes de fin de año.

Chivite recordó en una comparecencia en el Parlamento foral, a petición de Navarra Suma, que "en breve" se podría conocer la decisión judicial respecto a estos primeros casos. A la espera de la decisión judicial, la jefa del Ejecutivo planteó que "si las sentencias son favorables, el argumento jurídico será una herramienta de poder para articular una decisión con plenas garantías, y si las sentencias no les dieran la razón, se buscaría una seguridad jurídica para poder actuar". El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, defendió la plena garantía jurídica de la proposición de ley que habían llevado al Parlamento como solución al entuerto. Por contra, Ramón Alzórriz afirmó que durante la anterior legislatura el PSN presentó enmiendas para solucionar esta situación y UPN "nunca las votó", y acusó a Esparza de "poner más el foco en intentar dividir al Gobierno que en intentar resolver el problema". Alzórriz expuso que la devolución se haga en varios ejercicios "para no comprometer la situación de las arcas forales".

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, afirmó que "con la ley actual no se puede pagar ese dinero" y recordó a Esparza que "la ley redactada en 2013 por UPN "era explícita a la hora de decidir que los intereses de las madres que ahora defiende con tanto ahínco no merecían la exención". Barkos afirmó que Chivite "acierta" a esperar la decisión judicial y si esa decisión da la razón a las recurrentes, Geroa Bai no pondrá impedimentos al pago. Por contra advirtió del "riesgo cierto" de redactar una ley sin "seguridad jurídica", cuestionando la proposición de Navarra Suma.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, dijo que "lo que se está pretendiendo es una especie de igualación en el trato fiscal cuando lo que en muchas ocasiones hemos estado defendiendo es el fuero frente al huevo". "Si se nos dice que hay que dar un tratamiento igual que en el resto del Estado, se está planteamiento una eliminación de los regímenes forales fiscales. ¿Por qué tenemos que tener igualdad en este tema? Tenemos competencia en materia de IRPF para valorar qué se queda exento y qué no", planteó.

Por parte de Podemos, Mikel Buil advirtió que si se aprobara la ley de Navarra Suma, "estarían de forma simultánea" vigentes la exención que propone este grupo y la deducción aprobada la pasada legislatura. "Esto no es serio, así no se juega con el dinero público", criticó.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, distinguió la deducción vigente, "que es un tratamiento fiscal más justo y equitativo que la exención, dado que distingue entre las rentas altas y bajas". "Siempre hemos mantenido que la devolución es jurídicamente imposible, pero si los tribunales dijeran que sí, no tendríamos ningún problema" en apoyar su materialización. En caso de que los tribunales quitaran la razón a las demandas de las madres, mostró su rechazo a "legislar con efectos retroactivos". - J. Barcos