Tres barcos ponen a prueba al nuevo Gobierno italiano

La nave de la ONG española Open Arms y otras dos de MSF y Sea Watch esperan autorización para desembarcar a 250 inmigrantes

10.02.2020 | 10:51

Roma - El barco de la ONG española Open Arms rescató ayer a 43 migrantes a la deriva en el Mediterráneo Central y con ésta eran tres las naves humanitarias, y unas 250 las personas que esperaban ayer a que las autoridades maltesas o italianas concediesen un puerto para desembarcar.

Open Arms confirmó que tras localizar un "viejo y precario cascarón con 43 personas a la deriva en aguas internacionales, de ellos 13 menores y 2 mujeres, una embarazada" los trasladaron a bordo durante la madrugada. Las autoridades de Malta comunicaron en la tarde de ayer al Open Arms que hoy mismo permitirá su desembarco.

El sábado también se produjo el rescate de 90 personas por parte del barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Watch, que denunció haber sido amenazado por la Guardia costera libia que disparó al aire para intentar alejarles y que no pudieran socorrer a esas personas.

En un mensaje en Twitter de Sea Watch Italia se explicó que después la Guardia costera libia se alejó del área, pero interceptó otra embarcación para conducirla a su país. Al parecer, las personas en peligro formaban parte de un grupo de 92 migrantes que viajaban en una embarcación neumática ante las costas libias.

Continúa la espera para el barco Ocean Viking de las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y la francesa SOS Mediterranée que desde hace nueve días espera un puerto para poder desembarcar a las 104 personas rescatadas, entre ellas 8 niños, ocho chicas adolescentes y 10 mujeres. "Tras nueve días de espera en el mar, los líderes de la UE tienen que actuar con humanidad y consentir que puedan desembarcar", dijo MSF.

Hace algunas semanas, los ministros de Interior de Alemania, Francia, Italia y Malta llegaron a un acuerdo en La Valeta para la reubicación en estos países de los migrantes rescatados por las ONG en el Mediterráneo. Sin embargo no parece estar funcionando por la falta de un acuerdo con el resto de Estados miembros de la UE.

La ministra del Interior italiana, Luciana Lamorgese, mantuvo el viernes una reunión en Roma con representantes de organizaciones humanitarias que salvan vidas en el Mediterráneo para abordar el fenómeno de la migración, en un intento de distanciarse de su predecesor en el cargo, Matteo Salvini. - Efe