El discurso del rey recibe críticas del independentismo y aprobación de PSOE, Podemos, PP, Cs y Vox

Felipe VI reconoce la "diversidad territorial" y suaviza el tono para referirse a la crisis catalana

25.12.2019 | 17:26
El rey Felipe, durante su discurso de Navidad emitido este martes.

PAMPLONA. Representantes de PSOE, PP, Cs y VOX han elogiado el discurso del rey Felipe VI, que ha apelado a confiar en España y a no caer en la autocrítica destructiva.

Así, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha afimado que, a su juicio, el rey "ha identificado con nitidez" los retos, preocupaciones y fortalezas de la sociedad española en este momento.

 
En declaraciones en un video difundido por el PSOE este miércoles, 25 de diciembre, Narbona ha defendido que el mensaje es "de esperanza y confianza", tras llamar a fortalecer los valores que han sustentado la democracia española y especialmente el entendimiento dentro de la Carta Magna.
 
"Reitera la necesidad de confiar en una sociedad como la española que en estos momentos está inserta en el mundo, con capacidad para resolver sus problemas, con capacidad de entendimiento y de consenso entre diferentes", ha incidido la dirigente socialista.
 
Para Narbona, el Rey "entiende" que la sociedad española es "capaz" de enfrentar los retos "juntos" gracias a "una voluntad de consenso y de entendimiento entre "personas con ideologías muy diferentes" y a "haberse consolidado los valores de libertad, solidaridad e igualdad" que, tal y como recuerda Felipe VI, "no son en ningún caso logros irreversibles, sino frágiles por los que hay que seguir combatiendo".  
"OLFATO POLÍTICO" El secretario de Acción de Gobierno de Podemos, Pablo Echenique, ha celebrado por su parte que el rey haya rectificado "parcialmente" su discurso de hace dos años, cuando en su opinión impulsó una idea de España "estrecha y autoritaria", y que ahora haya demostrado "un mejor olfato político" ante la nueva etapa que se abre.
 
"Frente a un Felipe VI que en 2007 decidía atar su destino a las derechas, creo que ayer vimos a un jefe del Estado que rectificaba parcialmente, que moderaba su discurso y que de algún modo demostraba tener un mejor olfato político que el que tuvo entonces", ha dicho Echenique en una comparecencia ante los medios de comunicación.
 
De esta forma ha valorado en nombre de la formación morada el mensaje navideño de Felipe VI, quien a su juicio recogió en su discurso, aunque "a su manera" y de forma "tímida" y "sutil", las ideas que comparten la mayoría de españoles y la "España del futuro" con la que se identifica Podemos.
 
Según ha resaltado, entre esas ideas que mencionó el rey, Podemos comparte que hay que combatir la desigualdad social y económica entre los ciudadanos, equiparar derechos entre hombres y mujeres y luchar contra el cambio climático.
 
El dirigente de Podemos también ha resaltado que "la diversidad territorial que mencionaba el rey es una riqueza y no es un problema en nuestro país". "Pensamos que la vía del diálogo es la manera de afrontar la resolución de los conflictos políticos y deseamos que haya un Gobierno de coalición" lo antes posible "para abordar con fuerza estos asuntos", ha añadido.
 
"Frente al Felipe VI de hace dos años, que decidió impulsar esa idea de España estrecha y autoritaria que tienen los partidos de la derecha, ayer veíamos un intento de acercarse a esa mayoría de españoles que ya nos hemos expresado por dos veces este año en las urnas", ha insistido Echenique.
 
El diputado de Podemos no ha querido pronunciarse sobre las críticas de las formaciones independentistas al rey por considerar a Cataluña como una preocupación y, desde el "respeto" a otras opiniones, se ha limitado a destacar que es "objetiva" y "obvia" la diferencia de discurso del rey el 3 de octubre de 2017 y lo que manifestó ayer el jefe del Estado. E

"LA UNIDAD DE ESPAÑA" El líder del PP, Pablo Casado, ha afirmado a través de su cuenta en la red social Twitter que, en su discurso, el Rey "ha vuelto a defender la vigencia de la Constitución y la unidad de España".

"Confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores que compartimos, sin divisiones ni enfrentamientos que erosionan la convivencia y empobrecen nuestro futuro", ha aseverado a través de su cuenta en la red social Twitter.

La vicepresidenta del Congreso, Ana Pastor, ha elogiado que el discurso del Rey Felipe VI que ha instado a "no caer en los extremos, ni en una autocomplacencia" que silencie las carencias o errores, ni en una "autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político acumulado".

Pastor ha reaccionado así en la red social Twitter al discurso de Navidad pronunciado por Su Majestad el Rey.

En un segundo tuit, Pastor ha parafraseado al Rey, quien ha manifestado este martes: "Unidos en torno a los valores constitucionales. La democracia y la libertad como seña de identidad de España. Confianza en el futuro de España y en la capacidad de superación que siempre han tenido los españoles".

Por su parte, también desde Twitter, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha aplaudido "la sensatez y templanza" del discurso del Rey, del que ha destacado la frase: "Confiemos en España y mantengámonos unidos".

"Lo haremos, porque España es mucho más fuerte y grande que los que ahora ya estarán criticando al Rey y tratando de dividirnos", ha añadido.

El partido de Abascal ha subrayado la misma parte de la alocución de Felipe VI: "Confiemos en nosotros mismos, confiemos en España y mantengámonos unidos". El mensaje de la red social termina con las siglas V.E.R.D.E, cuyo significado es "Viva El Rey de España".

Precisamente, también la portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, ha destacado del discurso del Rey, la misma frase de Vox: "Confiemos en nosotros mismos, confiemos en España".

Arrimadas ha calificado al discurso de Felipe VI de "atinado y pertinente", tras coincidir con Su Majestad en que los españoles tienen "grandes retos por delante, y la mejor forma de encararlos es uniéndose en torno a los valores constitucionales. "Lo hicimos en el pasado y podemos volver a hacerlo", ha señalado.

También al eurodiputado Luis Garicano, de Ciudadanos, le ha gustado "mucho" el discurso real y así lo ha trasladado en la red social Twitter. "Hemos logrado mucho y todo lo logrado es muy frágil. No seamos idiotas y lo tiremos todo por la borda", señala Garicano que concluye deseando una Feliz Navidad a todos.

NI MENCIÓN A LA PLURINACIONALIDAD Los partidos nacionalistas vascos PNV y EH Bildu han criticado hoy el tradicional mensaje navideño del rey por no hacer mención al carácter plurinacional del Estado" y por no hablar a "quienes no se sienten identificados el modelo de Estado que él ensalza y que tienen otra visión del Estado, y que son unos cuantos millones en Catalunya, en la CAV, Navarra y algunos en Galicia".

 
Para el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, supuso "un intento de baño de autoestima, ante un Estado y una sociedad en crisis e insegura ante los numerosos retos" que se avecinan.
 
Esteban ha considerado que el rey dibujó en su intervención "un Estado con incapacidad para enfrentar sus realidades y, por eso, lo provechoso, más que un baño de autoestima, hubiese sido un baño de realidades porque cuando se menciona a Cataluña, se la menciona como una 'preocupación', no para decir que es una cuestión en la que la convivencia es necesaria, donde hay que buscar soluciones, que la Ley tendrá que amoldarse, que es necesario el respeto a la voluntad de la ciudadanía, etc".
 
Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizupurua, ha acusado al rey Felipe VI de pronunciar un "discurso de parte" al "ignorar el carácter plurinacional del Estado" y "olvidar voluntariamente en un cajón, las reivindicaciones para resolver los problemas políticos mediante el diálogo y las urnas".
 
Aizpurua ha opinado, en declaraciones a los periodistas que el tradicional mensaje navideño del rey dejó en evidencia que el "Estado español está sumido en una grave crisis estructural de la cual es también parte la monarquía".
 
Para la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, por contra, el mensaje de Felipe VI fue "un acierto porque hablo de tender puentes y no de levantar muros, lo que es especialmente relevante aquí en Euskadi que escuchamos discursos de ruptura y de división. Ayer el rey lanzó un mensaje a la sociedad, que entendimos los vascos, en clave de unidad e integración".
 
Fernández ha resaltado también que se trató de "uno de los discursos más sociales que ha pronunciado en estos últimos años; un discurso que habló de empoderar a la sociedad civil e hizo suyos los valores de una mayoría de la sociedad y especialmente de los jóvenes, como son la lucha contra el cambio climático la superación de las situaciones de pobreza y la importancia de construir con el dialogo y el entendimiento pero dentro de un proyecto común y compartido". 

UN MÍTIN DE VOX El diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Gabriel Rufián, ha comparado el discurso del rey con un "mitin de Vox" y pide a la Junta Electoral Central que lo "compense".

 
Así ha reaccionado Rufián a través de su red social Twitter, donde ha emitido tres tuits. En uno de ellos apuntaba: "A ver si la Junta Electoral Central compensa este mitin de VOX".
 
Además, ha ironizado, en un primer tuit, con un "Felipe hablando de derechos y libertades, y tú con miedo a tuitear". En definitiva, ha sentenciado su reacción al discurso de don Felipe: "Si no te gusta el #DiscursoDelRey pues no le votes más".
 
CONFIANZA Y UNIDAD Felipe VI pidió este martes a los españoles que mantengan la confianza en ellos mismos y en el país ante las incertidumbres y dificultades globales y específicas de España, como la "seria" preocupación por Cataluña, y ha instado a afrontar el futuro unidos y sin "caer en los extremos".
 
El rey, en su sexto mensaje de Navidad, se ha dirigido a los españoles desde el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, y en un momento político en el que se está a la espera del debate de investidura de Pedro Sánchez, ha aludido a esa circunstancia.
 
Lo ha hecho para subrayar que tras las elecciones del 10 de noviembre, los acontecimientos siguen el curso marcado por la Constitución.
 
De acuerdo con ello ha precisado que le corresponde al Congreso otorgar o denegar la confianza al candidato propuesto y, por tanto, "tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles".
 
Al recordar los tiempos difíciles que se viven en todo el mundo es cuando ha considerado que los españoles deben tener "más que nunca una confianza firme" en ellos mismos y en España.
 
Un país que -ha subrayado- que siempre ha sabido abrirse camino cuando ha afrontado el futuro con responsabilidad, generosidad, rigor, determinación, reflexión y serenidad.
 
Todo ello considera que ha propiciado una sociedad dinámica y un estado sólido.
 
"Ante esa realidad no debemos caer en los extremos ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado", ha añadido.
 
La confianza en España cree que es consecuencia del carácter de sus ciudadanos, de la fortaleza de su sociedad y del adecuado funcionamiento de su estado, y, por ello, ha animado a seguir confiando en el futuro.
 
"Confiemos en nosotros mismos, en nuestra sociedad. Confiemos en España y mantengámonos unidos en los valores democráticos que compartimos para resolver nuestros problemas sin divisiones ni enfrentamientos que sólo erosionan nuestra convivencia y empobrecen nuestro futuro", ha recalcado el rey.
 
Y ha proseguido: "Tenemos un gran potencial como país. Pensemos en grande. Avancemos con ambición. Todos juntos. Sabemos hacerlo y conocemos el camino".
 
El rey, que ha resaltado que en sus cuatro décadas de democracia, España se ha convertido en un estado social y democrático de Derecho que asegura la convivencia, se ha referido a inquietudes que persisten en España como la desconfianza de muchos ciudadanos en sus instituciones y, "desde luego" la "seria" preocupación ante la situación en Cataluña.
 
A continuación, ha resaltado todo lo que ha logrado España gracias a la Constitución y los valores que encarna ese texto que han permitido la convivencia.
 
De entre esos valores ha destacado el deseo de concordia "que gracias a la responsabilidad, los afectos, la generosidad, el diálogo y el respeto entre personas de ideologías muy diferentes derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que -ha dicho- habían marcado muchos episodios de nuestra historia".
 
También ha apelado a la voluntad de entendimiento y de integrar las diferencias dentro del respeto a la Constitución, que ha precisado que reconoce la diversidad territorial y preserva "la unidad que nos da fuerza".
 
Asimismo, ha destacado el valor que supone el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de la sociedad haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de la vida en común.
 
Felipe VI, que ha recordado a los afectados por las inundaciones sufridas por España durante este año, ha destacado el proceso de cambio que se vive en todo el mundo y asuntos a los que hay que hacer frente.
 
Entre ellos ha citado la nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la UE, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático.
 
A ellas ha sumado la falta de empleo, sobre todo para los jóvenes, y las dificultades económicas de muchas familias y que ha considerado que siguen siendo la principal preocupación del país.
 
Tras recordar que este año se ha cumplido el quinto aniversario de su proclamación, ha reiterado su apelación a la confianza en España por el carácter de sus ciudadanos, del que cree que son un ejemplo las 41 personas a las que condecoró con la orden del mérito civil el día en que se celebraron los cinco años de su proclamación.
 
Una foto de esa jornada en la que aparecen el rey, la reina, la princesa Leonor y la infanta Sofía junto a todos los condecorados ha estaba colocada en un mueble situado a espaldas del rey.
 
El rey ha recalcado que "España no puede quedarse inmóvil ni ir por detrás de los acontecimientos" y "ha de seguir recorriendo su camino sin encerrarse en sí misma como en otras épocas del pasado y levantando la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios".
 
Los desafíos ha reiterado que no son sencillos, pero ha mostrado su convencimiento de que se superarán.
Lo último Lo más leído