CEN, UGT y CCOO ven insuficiencias

Saiz: "Las Cuentas apuestan por una Navarra sostenible, igualitaria e innovadora"

La consejera ha presentado el anteproyecto al Consejo Económico y Social - CEN, UGT y CCOO cuestionan parte de su contenido mientras ELA y LAB hacen una valoración "negativa"

27.12.2019 | 12:59
La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz.

PAMPLONA. La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, ha afirmado que el anteproyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2020 "es una oportunidad" para la Comunidad foral y ha destacado que "apuesta por una Navarra sostenible, igual e innovadora".

Ha afirmado, además, que el anteproyecto de cuentas "tiene un incremento del techo de gasto muy importante y aborda, con la guía del acuerdo de Gobierno, aspectos tan importantes como la despoblación" y cuenta "con más de 54% de los presupuestos en gasto social".

La consejera ha presentado este viernes el anteproyecto a los integrantes del Consejo Económico y Social (CES) en una reunión que ha tenido lugar en la sala Joaquín Elizondo del Gobierno de Navarra.

En declaraciones a los medios antes de la reunión, Saiz ha explicado que se trata de "un trámite obligatorio que nos mandata la Ley de Hacienda Pública" y ha mostrado su "voluntad 100% de escuchar las consideraciones" de los integrantes del CES.

Asimismo, ha anunciado que el próximo 10 de enero, tras su aprobación en sesión de Gobierno, remitirá al Parlamento de Navarra el proyecto de Presupuestos Generales de Navarra 2020 para iniciar su trámite parlamentario. "Será ahí donde los grupos, los 50 parlamentarios y parlamentarias, tienen la responsabilidad de hacer las aportaciones que consideren oportuno", ha remarcado la consejera.

Elma Saiz ha expresado "la ilusión y la responsabilidad para que este presupuesto pueda ver la luz y que Navarra pueda tener un buen proyecto de presupuestos que pueda hacerla crecer y progresar".

SINDICATOS Y CEN CUESTIONAN PARTE DE LOS PGN Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Antonio Sarría, ha opinado que se trata de unos presupuestos "continuistas" y "están basados en un crecimiento de los ingresos públicos" que "tienen el riesgo de que no se cumplan". Ha explicado que las cuentas prevén un incremento de los ingresos del 3,2% respecto al año pasado que "puede modificarse y no ser tan alto" ya que, ha recordado, el año pasado "hubo unos ingresos que correspondieron al año 2018".

Por otro lado, ha abogado por "aumentar la eficacia en la administración" porque "no podemos estar continuando creciendo en el gasto de personal". También ha destacado "la bajada en las ayudas a la inversión a las empresas, que bajan casi un 10% respecto al año anterior y son las más bajas en lo que va de siglo", así como "la bajada en el I+D+I dedicado a las empresas".

Igualmente, ha apostado por combatir el fraude fiscal que hace que "con una elevada presión fiscal el ingreso tributario sea menor del que le correspondería", y ha abogado por estudiar "una fiscalidad buena para Navarra, convertirla en una comunidad atractiva e interesante para atraer personas y empresas".

Finalmente, ha llamado a trabajar por la reducción del desempleo, sobre todo en mayores de 50 años, frente al aumento de "casi 100 millones" de la renta garantizada, y ha valorado la reducción de la deuda fiscal.

Por su parte, el secretario general de UGT Navarra, Jesús Santos, ha destacado que son unos presupuestos "expansivos en relación con otros años" y ha añadido que "es innegable que tienen un carácter social, porque el 54% de los presupuestos están enmarcados entre Salud, Educación y Política Social". Sin embargo, ha considerado que son "insuficientes" para reducir la temporalidad en la Administración, situada en el 35%.

Igualmente, ha calificado de "irrisoria" la partida dedicada a infraestructuras que "para lo que es obra que no está ya comprometida tiene del orden de 20 millones de euros". Además, ha resaltado que en las cuentas no se ve "un compromiso" en relación con la firma de un convenio con el Estado para el Tren de Alta Velocidad.

Santos ha subrayado que "no vemos un crecimiento espectacular en el departamento de activación económica, fundamentalmente en todo lo relacionado con las empresas y en un momento donde es claro en el mundo y en Navarra una desaceleración económica". Por ello, ha abogado por "impulsar y ayudar a todo lo que sea planes industriales" y ha reclamado una partida "muy importante en formación y reciclaje para aquellas personas que se pueden ver descolgadas" como consecuencia de la robotización.

El secretario general de CCOO Navarra, Chechu Rodríguez, ha considerado que el anteproyecto de presupuestos son "muy similares a los del 2019". Como parte positiva, ha destacado que "llevan hasta un 54% a gasto social" lo que implica que "la gente más desfavorecida mejore sus condiciones de vida y que los servicios públicos se presten mejor a la ciudadanía".

Por otro lado, ha criticado que la mayor parte de los ingresos "vuelve a recaer en la gente trabajadora" y "vuelve a dejar sin una regulación más igualitaria a lo que son las rentas del capital frente a las rentas del trabajo". Igualmente, ha echado de menos una mayor inversión en I+D+i, entre otras cuestiones.

Rodríguez ha afirmado que el anteproyecto "tiene aspectos que todavía tienen que mejorarse y que esperamos que durante esta legislatura se vayan corrigiendo", entre los que ha citado la reforma fiscal y "el reparto de la riqueza que se está generando y que no se reparte conforme a lo que hemos perdido durante todo este tiempo los trabajadores".

Por su parte, el portavoz de LAB en Navarra, Imanol Karrera, ha hecho una valoración negativa del anteproyecto porque "no tiene en cuenta las necesidades que tiene hoy en día las necesidades que tiene la mayoría social de Navarra y porque solo se atiende a lo que la patronal solicita". "Bajo esas premisas no hay margen para que la gente pueda mejorar sus condiciones de vida", ha subrayado.

Karrera ha opinado que "el debate tiene que ser integral, poder hablar de política fiscal y política de gasto, y hemos visto cómo el Gobierno ha acordado la política fiscal con la patronal y la ultraderecha que representa Navarra Suma". "Tenemos la sensación de que el presidente de los empresarios pide una cosa y a ellos se le dan, pero a la clase trabajadora nada", ha reprochado.

Además, ha afirmado que estas cuentas "no garantizan un trabajo, una pensión y una vida dignas". Al respecto, ha considerado que "por ley se tiene que garantizar una pensión mínima de 1.080 euros" y ha reclamado "una ley que acabe con la brecha salarial" y que el Gobierno foral se comprometa "con un salario mínimo de 1.200 euros y una jornada de 35 horas laborables".

En este sentido, ha criticado que "el sobresfuerzo fiscal recae sobre la clase trabajadora". "Vemos como desde el IRPF el 35% de aportación al PIB lo aportan los trabajadores pero el peso del Impuesto de Sociedades es solo de 5%", ha subrayado Karrera.

También ha hecho una valoración negativa del anteproyecto el representante de ELA Iñaki Zabaleta porque, según ha dicho, es un presupuesto que se ha realizado "sin ningún tipo de participación" y ha criticado que "se nos da la información con poco tiempo" y esta no es "adecuada ni mínima para poder hacer un análisis del presupuesto y mucho menos para que se dé una participación real".

Por otro lado, ha considerado que es un presupuesto que "viene totalmente condicionado porque se asume la política de austeridad" y ha opinado que "beneficia principalmente a las grandes empresas y a las entidades financieras dejando a en un segundo plano el gasto social y las necesidades sociales".