Sánchez amarra el control económico del Gobierno

El presidente se rodea de perfiles técnicos frente al peso político de Unidas Podemos
Escrivá, de la Autoridad Fiscal, y González Laya, experta en comercio, se suman al núcleo económico
El PSC se hace con Sanidad

11.01.2020 | 06:19
Iglesias saluda a Sánchez, tras su intervención en la primera jornada de la sesión de investidura del líder socialista.

pamplona - Pedro Sánchez ha decidido dar prioridad a la economía en su nuevo Gobierno y en esta segunda jornada de anuncios ha sorprendido con perfiles técnicos para carteras como Exteriores mientras confirmaba a buena parte de sus actuales ministros. Ante la desaceleración que se avecina y poco más de una década después del estallido de una gran recesión cuyas secuelas aún se dejan sentir, el presidente, que también es economista, ha diseñado el Consejo de Ministros de la poscrisis con media docena de ministros económicos, pese a que la Moncloa y Ferraz habían apuntado a un Ejecutivo con más peso político que el anterior ante la amenaza de una feroz oposición, el conflicto catalán y las potenciales discrepancias dentro de la propia coalición. Sin descuidar el flanco político, Sánchez ha potenciado otro perfil, decididamente más económico

En ninguna de las quinielas figuraba la elegida por Sánchez para el Ministerio de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. Una jurista experta en comercio internacional que en este momento, precisamente, dirigía el ITC, organismo conjunto de la ONU y la Organización Mundial de Comercio dedicado a este campo. Su elección -que ha gustado en las filas de Podemos y ha sido bien vista por antecesores del PP en el cargo como José Manuel García Margallo- es consecuente con el carácter que se le quiere dar en esta nueva etapa a la diplomacia, colocando la economía como epicentro de las relaciones exteriores.

Y un economista de prestigio internacional será quien asuma uno de los retos más complicados que le espera al Gobierno: La reforma del sistema de pensiones. Se trata de José Luis Escrivá, hasta ahora presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que será ministro de una nueva cartera Seguridad Social, Inclusión y Migraciones. Desde el gabinete de Pedro Sánchez informaron de que la creación de la nueva cartera de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones responde a la intención del presidente Sánchez de "constituir en su Gobierno el mejor equipo económico de la democracia española". Para ello, este ámbito se verá reforzado desde "dos ministerios adicionales", que tendrán "un enfoque con clara vocación económica".

Ha habido otra sorpresa, en este caso más política, la de que el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, será el próximo ministro de Sanidad y la cuota catalana en este Gobierno. Sánchez da así una cartera a uno de los negociadores que logró la abstención de ERC en el Congreso que hizo posible su investidura.

En esta jornada en la que los anuncios y confirmaciones de ministros se sucedía, como el jueves, con cuenta gotas, se supo que repetirán otros cinco ministros del aún Ejecutivo en funciones. Como ya se esperaba, se confirmó que el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, sigue en su Ministerio. Ábalos, "pilar fundamental" de este Ejecutivo según subrayó Moncloa en su mensaje a los medios, seguirá dirigiendo esta cartera que ya no se llamará de Fomento sino de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Su cartera mantendrá las competencias de vivienda y según Moncloa irá "más allá" y se centrará también en el desarrollo integral de áreas metropolitanas. También se confirmó la permanencia en el Consejo de Ministros de Fernando Grande-Marlaska al frente de Interior; Luis Planas en Agricultura, Pesca y Alimentación; Reyes Maroto en Industria y Margarita Robles al frente de Defensa.

Todos ellos se suman a los cuatro nombres de mujeres que confirmó el jueves Sánchez: las tres vicepresidentas Carmen Calvo, Nadia Calviño y Teresa Ribera y la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero. Y se suman también a los cinco miembros de Podemos en el Ejecutivo: Pablo Iglesias, Irene Montero, Yolanda Díaz, Alberto Garzón y Manuel Castells.

Falta un día para que Sánchez informe al Rey formalmente de la composición total del Ejecutivo, y quedan aún titulares de carteras por confirmar. Y aunque está previsto que el jefe del Ejecutivo informe al Rey de todo el Gobierno mañana, lo cierto es que Sánchez ya ha ido comunicando a Felipe VI los nombres de los ministros que está eligiendo. Además, no está regulada la forma en la que Sánchez debe comunicar al rey ese listado, y ha habido ocasiones en la que los presidentes han acudido a Zarzuela para cumplimentar ese trámite, y otras que lo han hecho telefónicamente. Será a partir de ese preciso momento, cuando su nombramiento sea oficial, cuando PP y Ciudadanos saquen sus armas y disparen a matar. Y parece que ya tienen un objetivo, pues anunciaron ayer que exigirán explicaciones al próximo ministro de Universidades, Manuel Castells, por la sociedad con la que tributaba sus conferencias.

Previsiblemente son tres los Ministerios que queda por saberse: Justicia -porque no repetirá Dolores Delgado- Cultura -tras descartarse ayer que repita José Guirao- y Política Territorial. Si la lista se completa con estas tres carteras, habrá finalmente un Gobierno de coalición formado por veintitrés miembros: El presidente y veintidós ministros. Y de los ministros, cinco serán de Podemos y diecisiete del Partido Socialista. Con lo que al final, el presidente tendrá el mismo número de ministros elegidos directamente por él que hasta ahora.

Hace año y medio, Sánchez tuvo que improvisar en pocas horas su Ejecutivo, después de una moción de censura. Esta vez no ha pasado lo mismo: llevaba mucho tiempo dándole vueltas a su nuevo equipo, y aún se ha tomado unos días más, lo que ha desconcertado incluso a personas del máximo nivel, convencidas de que estaba todo listo para arrancar inmediatamente tras la investidura. - D.N.

La ministra de exteriores

amante de europa y euskaldún

Licenciada en Navarra. Arancha González Laya nació en San Sebastián en 1969 pero se crió en Tolosa y ha vivido la mayor parte de su vida fuera de España. Habla cinco idiomas (euskera, inglés, francés, alemán e italiano) y es experta en comercio internacional y tiene un marcado perfil económico. Desde 2013 ocupaba el cargo de subsecretaria general de la ONU y directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), la agencia de desarrollo conjunta de las Naciones Unidas y de la OMC. Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra, conoce bien los entresijos de Bruselas pues durante muchos años su actividad se desarrolló en la Comisión Europea.