Sánchez retrasa la mesa de diálogo para verse con Torra en febrero

El Gobierno aprueba hoy la declaración de emergencia climática y la subida del 2% a los funcionarios

21.01.2020 | 06:21
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa del martes pasado.

pamplona - El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado que el Consejo de Ministros de hoy aprobará el real decreto con la subida mínima comprometida del 2% del salario de los empleados públicos en 2020, a la que podría sumarse un 0,3% de fondos adicionales. "Vamos a cumplir con el acuerdo con los sindicatos de empleados públicos y vamos a subir el sueldo a los funcionarios. Es lo que acordamos y es de justicia porque los trabajadores vieron recortado su poder adquisitivo durante la crisis", confirmó Sánchez en una entrevista en TVE, que también Catalunya.

Sánchez destacó que el incremento está recogido en un acuerdo suscrito con los sindicatos que goza de "amplio consenso" tanto en la izquierda como en la derecha, aunque afirmó que a la derecha le "incomoda" hablar de políticas en beneficio de la ciudadanía, como la revalorización de pensiones que ha beneficiado a 10 millones de personas o el alza salarial para más de 2,5 millones de empleados públicos. De esta forma, el Ejecutivo aprobará hoy el real decreto con subida salarial del 2%, más un 0,3%, con carácter retroactivo desde el 1 de enero.

El jefe de Gabinete del Gobierno, Iván Redondo, se comprometió recientemente a sacar esta medida adelante "cuanto antes" en una carta remitida a CSIF, tal y como venían reclamando las centrales sindicales.

El Gobierno también prevé declarar hoy en el Consejo de Ministros la emergencia climática . La declaración va a llevar aparejada un paquete de medidas, algunas inmediatas y otras previstas para desarrollar durante la legislatura. En primer lugar, tramitar en el Congreso la ley de cambio climático. La idea es que arranque cuanto antes la senda para alcanzar los objetivos de reducción de emisiones para 2030 que lleven a la neutralidad en 2050. Sin embargo, una declaración de emergencia climática no puede limitarse al sector energético. Los planes deben incluir programas trasversales que incorporen otras fuentes cruciales de emisiones de gases de efecto invernadero como el sector agrícola y el del de transporte -este último se colocó el primero en cuanto a emisiones en 2018 al llegar a supone el 27% de todo el inventario español-.

En la entrevista, Sánchez, que espera tener los Presupuestos en verano, precisó que propondrá al presidente de la Generalitat, Quim Torra, reunirse en la primera semana de febrero en Barcelona para abordar el conflicto de Catalunya. El presidente indicó que cree lógico celebrar esta reunión antes de que se ponga en marcha la mesa entre Gobiernos pactada con ERC, pese a que el compromiso era ponerla en funcionamiento a los 15 días de la formación del Ejecutivo. El presidente restó importancia al retraso en la formación de la mesa de Gobiernos y lo justificó diciendo que la mesa es con el Gobierno catalán formado también por JxCat, pese a que el acuerdo no fue con este partido que votó en contra de su investidura.

Sánchez mostró su disposición a afrontar el conflicto de Catalunya desde el diálogo y con clara voluntad de entendimiento, "y devolver a lo político un conflicto que es político", dijo. En cuanto a si desjudicializar el tema catalán significa impunidad para los condenados por el procés, Pedro Sánchez ha exclamado que "si no hiciera cumplir la ley estaría prevaricando". No obstante, indicó que el independentismo también tiene que hacer autocrítica y abandonar, de manera definitiva, la vía unilateral, "porque hay más cosas que nos unen que las que no separan", recalcó.

Sánchez abrió la puerta a revisar el delito de sedición en el Código Penal por entender que no es homologable a los delitos que se contemplan en otros países europeos. Precisamente el delito de sedición es por el que han sido condenados los líderes independentistas en el TS. - D.N.

la polémica

"El Pin es un invento de la derecha"

Vox arrastra al PP. Pedro Sánchez atacó al PP por asumir los postulados de la extrema derecha de Vox en cuestiones como el pin parental, que ha apoyado el líder conservador, Pablo Casado. Para el presidente, esa posición responde a que la "ultraderecha arrastra a la derecha a posiciones radicales y extremistas" alejándola de los consensos. "El veto es un problema inventado por la ultraderecha que no existe", afirmó Sánchez en la entrevista en TVE. "Hay que hablar de los problemas reales de la ciudadanía, no inventarnos problemas como es esto. Hoy el PP en Madrid ha dicho que hay cero denuncias y una queja por escrito. No existe este problema", zanjó.