El Estado vuelve a repartir 300 millones para combatir el virus en las comunidades

Navarra recibirá 4,78 millones, que hay que sumar a los 4,5 de la semana pasada

01.04.2020 | 00:26

pamplona – Navarra recibirá 4,78 millones de euros por parte del Estado para combatir el coronavirus. Así lo aprobó ayer el Consejo de Ministros, que volvió a distribuir otros 300 millones de euros entre las comunidades autónomas como parte del plan de medidas económicas extraordinarias destinadas a mitigar el impacto del COVID-19. Esta cantidad se suma a los 4,5 millones que la semana pasada, en un Consejo de Ministros muy similar, volvió a ingresar del Gobierno de España.

En una nota, la Delegación del Gobierno explica que el reparto se ha producido por número de ciudadanos (80%) y número de casos (15%) e ingresos en UCI (5%) a fecha 24 de marzo. Además, la Delegación recuerda que se ha reforzado el equipo humano sanitario con un total de 52.393 profesionales que pueden contratar las Consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas entre médicos internos residentes, enfermeros, profesionales jubilados en los dos últimos años, médicos extracomunitarios y estudiantes de medicina y enfermería de último curso para tareas de apoyo.

más material para sanitarios En materia de protección sanitaria, se ha puesto a disposición de las autoridades de los diferentes territorios material de protección que cada Comunidad se encarga de distribuir en función de las necesidades. En total, se han entregado 10,6 millones de mascarillas (227.948 en Navarra), 9,7 de guantes de nitrilo, 65.538 batas desechables e impermeables, 84.027 buzos, 35.103 gafas de protección, 144.590 soluciones hidroalcohólicas y 328.900 materiales como calzas, delantales, cubremangas o gorros.

En los próximos días está previsto que lleguen otras importantes partidas que también se repartirán. La compra centralizada que está llevando a cabo el Ministerio de Sanidad está diseñada para cumplir los objetivos de reforzar los procesos de compra de las CCAA, la distribución para cubrir necesidades acuciantes de la población y los profesionales y organizar la capacidad de producción a nivel nacional e internacional.

No obstante, cada comunidad autónoma puede asimismo llevar a cabo las actuaciones de compra que considere oportunas.