El preso de ETA Patxi Ruiz abandona la huelga de hambre después de 31 días

El PNV denuncia ataques contra otros cuatro batzokis en Bizkaia y pide a EH Bildu una condena clara de estos actos

11.06.2020 | 01:20
Patxi Ruiz.

pamplona – El preso de ETA Patxi Ruiz abandonó ayer la huelga de hambre que llevaba a cabo desde hace 31 días en la cárcel de Murcia, según informó en un comunicado el Movimiento pro Amnistía y contra la Represión, mayormente conocido como ATA. El recluso de ETA, que cumple una condena de 30 años de prisión por el asesinato del concejal de UPN en el Ayuntamiento de Iruñea Tomás Caballero, inició la huelga el pasado 11 de mayo en protesta por el acoso que recibía en la prisión, y ayer volvió a solicitar su desayuno y pidió una "dieta de recuperación", según confirmaron fuentes penitenciarias.

La huelga de hambre de Ruiz, que estuvo "los primeros 12 días también sin beber", fue apoyada por el ATA, disidente de la izquierda abertzale, cuyos simpatizantes han desplegado en estos 31 días una campaña de presión a los partidos políticos, con pintadas y amenazas en las sedes del PNV, PSE, Podemos e incluso en una de Sortu, además de un ataque directo al domicilio de la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia.

Los ataques continuaron en la jornada de ayer, en la que el PNV denunció pintadas en cuatro batzokis del herrialde y reclamó a EH Bildu una condena clara de estos actos vandálicos.

Los cuatro batzokis pintados en apoyo al preso de ETA, con acusaciones al PNV de ser "culpable" y una "mafia", fueron los de Ugao-Miraballes, Ermua, Zorroza (Bilbao) y Burtzeña (Barakaldo). La sede del diario El Correo en Bilbao también amaneció con una pintada en su fachada en apoyo aPatxi Ruiz. El lehendakari, Iñigo Urkullu, expresó su "solidaridad" a través de Twitter, donde ha condenado una vez más "los ataques y pintadas" contra varias sedes.