La postura de Navarra Suma impide la unanimidad parlamentaria en el rechazo al chat de militares

La formación de derechas considera el chat "intolerable", pero no respalda un texto apoyado por el resto

09.12.2020 | 12:15
Javier Esparza, portavoz de Navarra Suma

El Parlamento de Navarra no ha podido consensuar una condena unánime a los llamamientos golpistas vertidos en un chat por un grupo de ex altos mandos militares. Todos los grupos se han mostrado a favor de un texto de condena que no ha salido adelante porque Navarra Suma no ha votado a favor, y como desde la reciente reforma del reglamento las declaraciones institucionales precisan de unanimidad, el texto ha decaído.

El bloque progresista ha lamentado la postura de la derecha, que se ha apresurado a dar explicaciones antes de que le preguntaran por ellas, como para minimizar el impacto del movimiento. Javier Esparza, de Navarra Suma, ha explicado que ven lamentables las declaraciones y que por supuesto que están en contra, que ellos querían lograr un acuerdo pero que les ha sido imposible. ¿Por qué? Porque el texto incluía algunas consideraciones que a juicio de la derecha eran "interesadas desde el punto de vista partidista".

Por ejemplo, que se hablara de un pronunciamiento militar. Preguntado por este periódico por qué constituyen las declaraciones de los militares si no son un llamamiento al golpe, Esparza se ha enrocado en que ellos condenan ese chat, y no ha querido valorar más allá. Al final, al margen de las explicaciones, lo cierto es que Navarra Suma siempre encuentra un resquicio para no suscribir declaraciones conjuntas sobre polémicas que afectan a altas instituciones del Estado.

La declaración proponía que el Parlamento de Navarra rechazara y condenara "a los militares que se han posicionado a favor de fusilar a 26 millones de personas por su ideología política". El texto también proponía mostrar el "absoluto rechazo a que Vox no repruebe el manifiesto firmado por exmilitares contra el Gobierno".

Del mismo modo, se solicitaba a la ministra de Defensa que "retire todos y cada uno de los privilegios concedidos a los exmandos del ejército".

Además, se pedía que el Parlamento de Navarra manifestara su "compromiso antifranquista y antifascista ante las llamadas a un pronunciamiento militar contra el Gobierno de España, auspiciadas por determinados partidos de la derecha nacional".

Del mismo modo, se felicitaba por el "escaso seguimiento de las consignas fascistas contra el Gobierno de España que ex miembros del ejército han filtrado a la prensa", y se proponía trasladar "la consiguiente solidaridad y ánimo en el desarrollo de sus funciones y proyecto político, legítimamente votado por la ciudadanía".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que "se podía haber alcanzado una posición unánime en la condena, rechazo y la convicción clara de que es intolerable ese chat de militares jubilados, y también se podría haber alcanzado un acuerdo en que se depuren las responsabilidades si es que las hay". "Los grupos no han buscado el acuerdo, buscan el debate político, el interés partidista y partidario, pero hubiera sido muy bueno alcanzar el acuerdo", ha dicho Esparza, expresando su disconformidad con algunos aspectos de la declaración propuesta. En concreto, se ha mostrado disconforme con que se pueda hablar de que ha habido una llamada a un pronunciamiento militar y ha rechazado tener que animar al Gobierno en el desarrollo de sus funciones.

Por otro lado, Javier Esparza ha valorado "el papel de los militares, que están llevando la imagen de nuestro país en labores de paz en misiones humanitarias, algo que también hemos visto en Navarra y en otras Comunidades cuando se producen catástrofes". "Es momento de poner en valor ese papel importante", ha destacado.

El portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha rechazado el chat de estos militares, "más anclados en el pasado y que no miran por el futuro de nuestro país, que no saben en qué momento del tiempo están, que quieren más un regreso al pasado que un futuro de derechos y libertades". Además, ha valorado las "contundentes" declaraciones de la ministra de Defensa, Margarita Robles, en defensa de "la democracia y la constitución, y que ha llevado a la Fiscalía esas amenazas y esos comunicados de cuatro nostálgicos que nada tienen que ver con el conjunto de la sociedad española".

También ha valorado el comunicado del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, que "sí es representativo de las Fuerzas Armadas y que junto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son garantes de la defensa del Estado democrático".

Del mismo modo, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha sido contundente en contra de las "amenazas, en la dimensión que fueran, pero al fin y al cabo amenazas, hacia 26 millones de ciudadanos que han hecho en democracia una apuesta ideológica". Además, ha dicho que le hubiera gustado ver unanimidad para la aprobación del texto y ha afirmado que "las instituciones debemos ser tajantes en la expresión contraria" a declaraciones como las de los militares del chat.

La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez ha afirmado que la postura de Navarra Suma en este debate "deja ver en qué lado se sitúa, muy al lado de los posicionamientos de la derecha y ultraderecha de este país".