Begoña Alfaro, precandidata de Podemos Navarra

Begoña Alfaro: "Para recuperar la ilusión, es necesario regenerar estructuras y eso pasa por cambiar a las personas"

La candidata a liderar Podemos Navarra se presenta a las primarias "con la idea de ganar"

19.02.2021 | 17:39
Begoña Alfaro, candidata de Podemos Navarra.

Begoña Alfaro es, por el momento, la única candidata en las primarias de Podemos, si bien el plazo para presentarse se estira hasta el próximo viernes día 26.

Conocida por su faceta activista como portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en Navarra, la abogada Begoña Alfaro García (4 marzo de 1982, Carcastillo) ha decidido dar el paso de presentarse a las primarias de Podemos para convertirse en la próxima coordinadora autonómica de la formación morada. Un reto que compatibiliza con el despacho especializado en Derecho Administrativo y Derecho Civil que tiene en la Plaza del Castillo y para el que rebosa energía, aunque también empieza a acusar "falta de tiempo". Tampoco quiere descuidar su trabajo en la PAH, donde alerta de que, con el precio de los alquileres, disparado un 46% en cinco años, vienen tiempo duros. Militante de Podemos desde hace poco más de un año, está convencida de que ganará las primarias para suceder a Eduardo Santos en el previsible caso de que al menos la parlamentaria Ainhoa Aznárez dé también el paso de presentarse. Las votaciones están previstas entre el 12 y el 17 de marzo.

¿Por qué se presenta a liderar Podemos? ¿Qué puede aportar?

Llevo muchos años trabajando en los movimientos sociales. Entiendo que ahí es donde se viven de primera mano los problemas de las personas y donde solucionamos sus necesidades más urgentes. Pero soy consciente de que la calle tiene ciertos límites, porque donde se deciden las soluciones y se aprueban las leyes es en las instituciones. Vi necesario superar esos límites y seguir haciendo política, porque en la calle también se hace, pero desde un escenario distinto.

¿Por qué da el paso en este momento?

Entre otras razones porque no es un momento muy favorable, ni positivo para decidirse a emprender esta aventura, pero creo que es necesario. La política se ha alejado cada vez más de la ciudadanía. Estamos en un contexto de crisis que nos va a obligar a seguir tomando más medidas que ayuden a solucionar los problemas de las personas. Con esta paso, cambio el escenario de acción, pero no los principios ni los valores.

Si da este paso es porque piensa ganar. Nadie se presenta para perder.

Por supuesto. Deseo ganar y pienso que voy a ganar. ¿Por qué no lo voy a decir? Con esa idea y esa ilusión me presento.

Nadie más ha comunicado que se presenta a las primarias, pero sí ha trascendido pero hay gente dentro del partido, como Ainhoa Aznárez, que en privado ha manifestado su voluntad de presentarse. ¿Le preocupa que haya más candidaturas?

No me preocupa. En un proceso de primarias lo normal es que hay más candidaturas. Sí las hay, estupendamente; y si no las hay, también. Cualquiera se puede presentar. Prueba de esto soy yo. Estoy encantada de que se pueda presentar otra candidatura y confrontar proyecto y entablar un debate sano y sosegado, que siempre viene bien en los partidos.

Su idea es renovar totalmente la actual dirección. ¿En esta decisión pesa más que se siente muy segura de sí misma o la necesidad de romper con el pasado de un partido que viene de una legislatura muy convulsa?

En este momento es indispensable un proyecto cuyo objetivo principal sea recuperar la ilusión. Venimos de una etapa muy convulsa y nos encontramos en un momento político, social y económico clave. Por ello, es necesario un proyecto que aúne experiencia con juventud, que tenga un pie en la calle, que tenga claro que hay que trabajar y estar en los municipios, y que mire al futuro. No es una cuestión de seguridad exacerbada, pero mi equipo reúne todas las condiciones para que este proyecto sea solvente.

¿Tiene el respaldo o aval de la dirección del partido?

No he profundizado tanto. Sí que es verdad que cuando decidí dar el paso de presentarme, lo comuniqué al partido tanto a nivel estatal como a la dirección de Navarra. En ambos sitios fue bien acogida mi apuesta y lo que nos toca ahora es trabajar.

En la presentación pública que hizo este lunes habló de la necesidad de reiniciar Podemos y recuperar la ilusión. ¿Qué propone para conseguirlo?

Para recuperar la ilusión es necesario regenerar estructuras y eso pasa imprescindiblemente por cambiar a las personas. Vamos a formar un equipo con gente joven, con ilusión, que está trabajando en colectivos sociales y en los territorios desde hace años con la fórmula política que es necesaria y lógica, que es la de Unidas Podemos. Sobre estos pilares sustento el proyecto. Ahondar en los territorios, no perder la calle e intentar que las personas que están y las que en el comienzo estuvieron y algún día se fueron, recuperen la ilusión por volver a estar en Podemos.

El reto sería recuperar un partido que pasó de tener 46.207 votos y 7 parlamentarios en las elecciones forales de 2015 a quedarse en 16.518 y dos parlamentarios en 2019. ¿Hay margen para recuperar ese espacio?

Sí.Además hay muchas ganas de recuperarlo. Una parte de mis energías va a a ser para rescatar a esas personas. Que por lo menos vean que el proyecto que aspiro a liderar tiene claro que hay que volver a la esencia de Podemos. Teniendo muy presente que el contexto y las necesidades actuales son otros. es imprecindible recuperar esa esencia porque es la nota que define a este partido.

Si habla de recuperarla, es que se ha perdido de alguna manera.

No quiero hablar de que se han perdido, porque estoy firmemente convencida de que van a volver. Creo que por un motivo u otro, apatía o desilusión, hay personas que se fueron y la realidad es que ya no están, y a esas personas pretendo reenganchar más que recuperar.

Quiere mirar al futuro más que revisar el pasado, pero está claro que hay cosas que se han hecho mal en Podemos Navarra.

Está claro y ahí está el resultado (electoral). Por desgracia, hemos presenciado conflictos dentro del partido en Navarra que es mejor olvidar. Esas experiencia tienen que estar presente para aprender de ellas, pero se tienen que abandonar. Dicho esto, tampoco me parece justo entrar a hacer a posteriori un análisis más exhaustivo de algo que no tengo más información que la que vivé desde fuera.

También dijo el lunes que será leal con el actual Gobierno de Navarra. ¿Qué nota le pondría?

No me atrevería a poner un número, pero creo que la gestión es razonablemente buena y responsable. Hay que tener en cuenta que al Gobierno le ha tocado vivir la actual crisis sanitaria prácticamente nada más ponerse en marcha. Además, este gobierno de coalición fue aprobado por más del 80% de los inscritos de Podemos. Dicho esto, mi aspiración es tener una representatividad mayor en Navarra para inclinar este Gobierno más hacia la izquierda.

Ha hablado de la necesidad de reforzar la implantación territorial del partido.

La gestión que se ha hecho es razonablemente buena como lo demuestra que en muy poco tiempo el partido tuvo una exitosa entrada en las instituciones. No obstante, queda mucho por hacer y es una de las patas en las que fundamento el proyecto.

Es su segundo salto a la arena políticas después de que en las generales de 2015, cuando Podemos estaba en plena subida, fue cabeza de lista por la candidatura de Unidad Popular que respaldaban IUN y Batzarre. ¿Esto puede facilitar una confluencia electoral entre Podemos e Izquierda-Ezkerra en el caso de que usted salga victoriosa de estas primarias?

Confío en que pueda ayudar. Es un deseo personal. Pero más que por haber sido candidata de Izquierda-Ezkerra, lo que puede ayudar es que, durante un montón de años, en los espacios sociales hemos coincidido compañeros de Podemos, Izquierda Unida y Batzarre con un trabajo en el que no ha habido absolutamente ningún tipo de discrepancia. Aspiro a que podamos extrapolar a los partidos ese mismo espíritu y crear espacios de trabajo con vocación de continuidad y generar confianza, y no estar como se ha estado siempre en un mero reparto de cromos unos días antes de las elecciones. Ha quedado claro que eso no puede volver a repetirse.

Su apuesta sería por lo tanto más estratégica que táctica.

Totalmente. No concibo que la izquierda no se encuentre en Navarra. Entiendo que es la fórmula lógica para concurrir a unas elecciones, pero también para trabajar en el día a día con el objetivo de agrandar el espacio para aprobar políticas de izquierdas y progresistas, que son las que pueden solucionar los problemas diarios de la ciudadanía.

Además en un escenario político donde la derecha y el nacionalismo vasco también concurren en coalición sería un atrevimiento para la izquierda repetir lo de 2019 y presentarse por separado.

Desde luego. Hay que aprender de las experiencias. Ya hemos visto en el Estado y en muchos municipios, que es una fórmula que está funcionando con éxito. Si queremos hacer un proyecto solvente y con presencia en las instituciones, no hay otra fórmula posible.

"Por desgracia, hemos presenciado conflictos dentro del partido en Navarra que es mejor olvidar"

"No concibo que la izquierda no se encuentre en Navarra. Entiendo que es la fórmula lógica para concurrir a unas elecciones"

"Deseo ganar y pienso que voy a ganar; con esa idea me presento"

"Vamos a formar un equipo con gente joven que está trabajando en colectivos sociales con la fórmula política de Unidas Podemos desde hace años"