Esparza trata de desmarcar a la primera línea de UPN de la cita en Colón con la ultraderecha

El líder regionalista, incómodo y a la defensiva, intenta vender la protesta contra Sánchez como una iniciativa espontánea de la sociedad civil

07.06.2021 | 19:45
Yolanda Ibáñez, Javier Esparza y Juan Luis Sánchez de Muniáin, de Navarra Suma, este lunes en el pleno

La nueva foto de Colón incomoda a UPN y Javier Esparza, presidente regionalista, que tuvo que hacer malabares dialécticos este lunes para no caer en la incoherencia.

Por una parte, aseguró que su partido está contra los indultos y toda su línea argumental avala la protesta conjunta de la mano de la ultraderecha. Pero, al mismo tiempo, el portavoz de Navarra Suma ha querido ir despegando la imagen de su partido de la movilización, que lejos de venirle bien a la derecha espoleó a la izquierda, aglutinó en torno al PSOE a todas las sensibilidades contrarias al blanqueamiento de la ultraderecha y, en Navarra, reforzó la idea de PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E de alcanzar acuerdos juntos para evitar a una derecha radicalizada.

Por eso, Esparza aseguró que no enviará de forma "expresa a nadie" a la foto de Colón, a diferencia de lo que ocurrió en 2019, cuando a la marcha asistió la número dos del partido –Yolanda Ibáñez–. Es una forma de deslindar a la dirección de los simpatizantes o militantes de UPN que, da por hecho, sí que podrán estar presentes. Precisamente, Esparza ha intentado desde que se conoció la iniciativa atribuirla a un movimiento poco menos que espontáneo surgido de entre la sociedad, como si detrás de la Plataforma 78 –encabezada por expolíticos muy marcados ideológicamente– no estuvieran las mismas fuerzas que posaron en Colón.

A LA DEFENSIVA

La reacción de Esparza tras las críticas de algunos grupos a la presencia de UPN fue totalmente a la defensiva. "No vamos a aceptar la crítica de quien blanquea a EH Bildu; nosotros tomamos las decisiones que tenemos que tomar", terció Esparza, un poco ofendido y bastante incómodo. La prueba definitiva de que Esparza busca excusas a su presencia es que hiló varias declaraciones de históricos del PSOE –que hoy no tienen peso en el partido– contra los indultos, cuando en realidad no se trata del mismo debate.

El portavoz del PSN fue el más tajante contra la decisión de Esparza de volver a llevar a UPN hasta la plaza de Colón. "Mantiene la estela de su presidenta, Díaz Ayuso", ironizó, para considerar que UPN "intenta confrontar". "¿Qué pinta otra vez UPN en la foto de Colón manifestándose contra el Gobierno de España?" ¿Va a enterrar las expectativas que tienen como partido para su futuro en Navarra?", reflexionó.

Ainhoa Aznárez (Podemos), también socia del Gobierno, lamentó que "mientras algunos se colocan en el Colón 2.0" otros trabajan "para no dejar a nadie en los márgenes". "Menos competición y más trabajo", recomendó.

noticias de noticiasdenavarra