La asamblea de izquierda Unida de Navarra escenifica el relevo de Marisa de simón y saluda la llegada de Carlos Guzmán

Guzmán afronta el reto de dirigir una formación que se dirige a una nueva confluencia

23.10.2021 | 21:06
El nuevo coordinador, Carlos Guzmán, cede el paso a la coordinadora saliente, Marisa de Simón.

Ceremonia de renovación en Izquierda Unida de Navarra. El nuevo coordinador general, Carlos Guzmán, tomó el testigo de Marisa de Simón en la clausura de la XI Asamblea General del partido celebrada este sábado en el Palacio de Condestable de Pamplona, donde quedó ratificado tras ser elegido hace una semana por los votos de los afiliados para ponerse al frente de la formación.

Guzmán se estrenó con un discurso en el que ratificó el "compromiso con el desarrollo del acuerdo político que da sustento al actual Gobierno de Navarra". Del Ejecutivo foral valoró "la buena gestión realizada en los momentos más cruentos de la pandemia", pero exigió "mayor celeridad" en el cumplimiento del acuerdo programático "y en su profundización por la izquierda".

Entre "los debes" pendientes, defendió "implementar una reforma fiscal" para una "salida social y justa" de la crisis. También subrayó la necesidad de crear "una banca pública, en vez de una "Sodena reforzada para subvencionar a los de siempre". Además demandó atrevimiento en el proyecto de Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética", para incluir la fiscalidad medioambiental y potenciar modelos energéticos alternativos. Asimismo, reclamó al Gobierno foral que "no se ponga de perfil en la financiación de la educación segregada por sexo", pues "la sociedad no convive segregada y la ciudadanía del futuro debe coeducarse en igualdad y en diversidad".

A nivel interno, el nuevo dirigente de IUN dedicó unas palabras a la coordinadora saliente, Marisa de Simón, de quien destacó que ha dirigido la organización "en unos tiempos nada sencillos, muy convulsos". "Con tus aciertos y tus errores, como todo el mundo, puedes estar más que satisfecha", expuso. Pese a este relevo, De Simón seguirá siendo la portavoz de Izquierda-Ezkerra en el Parlamento de Navarra.
Según Guzmán el reto ahora es "fortalecer" la formación y "recuperar la la ilusión". Valoró "el ciclo de cambio político iniciado en 2015" y ratificó su compromiso con el desarrollo del acuerdo programático que sostiene el actual Gobierno de Navarra. "Aquel primer Gobierno de cambio sustentado por el llamado cuatripartito marcó un antes y un después en la política instiucional reciente de navarra", afirmó. IUN, recalcó, seguirá siendo "una fuerza totalmente fiable para mantener a las derechas alejadas del poder".

"Navarra es una tierra plural y diversa en todas sus concepciones, donde incluso cohabitan y deben convivir distintas identidades nacionales", constató Guzmán, que se felicitó por haberse "dejado atrás ese periodo en el que día a día se instrumentalizaba el frentismo identitario", dijo que "hay que seguir trabajando por normalizar la convivencia entre diferentes", y puso de relieve que "por suerte, cada día son más los navarros y las navarras nacidas en cualquier otra parte del planeta que vienen a convivir a Navarra. Tenemos que nutrirnos de sus experiencias vitales y debemos aprovechar esa oportunidad", dijo. Defendió que el euskera, "como patrimonio cultural de nuestra comunidad debe ser cuidado y mimado, huyendo de su instrumentalización política". Y también tuvo palabras sobre la necesidad que tiene Navarra de una mejor vertebración territorial superando desequilibrios entre las diferentes comarcas.
riesgos y oportunidades Guzmán subrayó que IUN "no debe olvidar su vocación de movimiento político y social" , recordando que en 1986 ya vieron "necesario superar las estructuras de los partidos políticos tradicionales". Para el nuevo coordinador, las instituciones "son una oportunidad y un peligro" porque "son engranajes de ese propio sistema que aspiramos a transformas" y sus dinámicas "a veces nos agotan y nos puede llegar a alejar del trabajo del día a día de la calle". A su juicio, "necesitamos tener un pie en lo institucional y el otro fuera". Así que ni se debe "caer en el izquierdismo infantil y renunciar al trabajo institucional", ni "aspirar únicamente a maquillar el orden político establecido", ni "tampoco a morir predicando en el desierto".

Guzmán instó a lograr una organización que tras este proceso salga reforzada sin vencedores ni vencidos", y prometió que la nueva dirección, "plural y heterogénea", buscará ser integradora, agradeciendo a Iñaki Bernal, concejal de Berriozar que optaba también a la candidatura, su trabajo y el de sus compañeros, que han demostrado, dijo, Guzmán, "una gran generosidad, altura de miras y compromiso". l

noticias de noticiasdenavarra