muy conocida y querida en la localidad

Burlada recuerda este lunes a Blanca Esther Marqués, asesinada por su pareja hace dos años

El autor del crimen confesó haberla estrangulado y haber tirado su cuerpo al río

08.02.2020 | 15:00
Concentración de repulsa por le asesinato de Blanca.

El autor del crimen, Francisco Javier Nieto Jiménez, confesó haberla estrangulado y haber tirado su cuerpo sin vida al río.

pamplona - La localidad navarra de Burlada recordará y homenajeará hoy la memoria de su vecina Blanca Esther Marqués, asesinada hace dos años por su pareja, Francisco Javier Nieto Jiménez, quien reconoció haberla estrangulado y posteriormente haber tirado su cuerpo al cauce del río Ultzama, donde apareció días después de su desaparición.

El Ayuntamiento de Burlada recordó el segundo aniversario del asesinato en un escrito en el que transmitió su apoyo, "con un enorme abrazo", a su familia y amistades.

"Pero hoy no queremos hablar de una víctima, sino de una mujer, aquella que compartió tantos momentos y vivencias junto a nosotras y nosotros, recordar su luz, su amistad y su entusiasmo", señaló el consistorio de Burlada en una nota.

Blanca Esther, así como se destacó en el recordatorio, fue "una mujer muy conocida y querida en este pueblo, siempre con la sonrisa en la boca, cercana, vital y gran conversadora, apasionada de su familia, sus amistades, los viajes, la música".

Tras resaltar que "aún quedan muchas cosas por hacer para erradicar la violencia machista", el Ayuntamiento de Burlada reiteró su compromiso de "avanzar en el refuerzo de la sensibilización contra una de las lacras más terribles que nos afectan como sociedad, concienciar y educar en el fin de la violencia de género y a favor de las relaciones igualitarias".

18 años de cárcel El Ministerio Público reclamaba de inicio 22 años de prisión para el asesino de Blanca Esther, petición de pena que la acusación particular elevaba hasta los 25 años de cárcel. Finalmente, el acuerdo se cerró en 18 años por asesinato después de contemplar la agravante de parentesco y la atenuante de confesión, y después de que éste se mostrara conforme. - D.N.