operación de policía nacional y local en Meco

Desmantelan un criadero ilegal de chihuahuas y rescatan a doce perros en Madrid

Una denuncia alertó de molestias ocasionadas por ruidos y olores

08.02.2020 | 19:49
Chihuahuas rescatados en Meco

MADRID. La investigación se inició el pasado mes de enero, tras recibir  una denuncia anónima que alertaba del riesgo al que estaban sometidos  los perros y de las molestias ocasionadas a los vecinos por los  ruidos y los olores.

Tras varias gestiones, los agentes constataron que disponían de  una página web y varios perfiles en redes sociales donde ofertaban  tanto los animales como los complementos necesarios para su cuidado.

Además, afirmaban que contaban con una experiencia de más de  veinte años en la cría familiar de este tipo de animales.

En una primera inspección, los agentes constataron que en ese  inmueble se encontraban numerosos animales encerrados que desprendían  un fuerte olor hacia el exterior y, además, se escuchaban los  ladridos continuados de los perros con las molestias que ello  ocasionaba a los vecinos.

Junto a la Policía Local de Meco, los investigadores comprobaron  que el domicilio "carecía de autorización de núcleo zoológico", por  lo que no se encontraba habilitada para la cría y tenencia de  animales.

Los vecinos de la zona confirmaron a la Policía que los  investigados llevaban años dedicándose a la venta de perros, y  avisaron de que existía un "gran trasiego" de gente que acudía con  trasportines de animales.

Hace pocos días, y tras tratar de contactar con los residentes de  esa vivienda en diferentes ocasiones, los agentes detectaron cómo los  investigados intentaban sacar a los perros del domicilio.

Fue en ese momento cuando se procedió a la intervención de los  doce animales, todos ellos de la raza chihuahua, además de seis  trasportines (en cuyo interior estaban los doce perros) y diecisiete  jaulas de transporte de animales.

En estos momentos, la investigación sigue abierta por un delito  continuado de maltrato animal. Los perros han sido trasladados hasta  una protectora de animales donde han sido bautizados con los nombres  de Starski, Hutch, Sabrina, Jill, Kelly, Everest, Beckett, Scully,  Wilows, Clarise y Sophie, todos nombres relacionados con la Policía  en homenaje a sus salvadores.