Aulas que se mueven en toda Navarra

12.500 ESTUDIANTES NAVARROS de Infantil a Secundaria participan en la Red de Escuelas Solidarias. Uno de los proyectos, de Fundación Fabre, ha movilizado a centenares de niños en la búsqueda de acciones para trabajar por un mundo más justo y sostenible.

09.02.2020 | 02:01
Alumnos de la escuela Santa Catalina Labouré, durante la manifestación de enero para concienciar sobre la pobreza.

12.500 estudiantes de Infantil a Secundaria participan en la Red de Escuelas Solidarias. Uno de los proyectos, de Fundación Fabre, moviliza a cientos de niños en la búsqueda de acciones por un mundo más justo y sostenible.

"Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo", dicta una cita atribuida al escritor uruguayo Eduardo Galeano. En esta línea trabajan más de 12.500 estudiantes navarros, desde los 3 hasta los 18 años, 51 centros diferentes, pertenecientes a la Red de Escuelas Solidarias (iniciativa que empezó en 2009).

Con el telón de fondo de esta red, la Fundación Fabre, una de las ONGD que aporta material y formación de Educación para el Desarrollo (EpD) tanto a docentes como a alumnado, lleva a cabo un proyecto en ocho centros navarros -no todos pertenecientes a dicha red de escuelas-. Así, este curso, de la mano de docentes comprometidos y motivados, en el IES Mendillorri, IES Benjamín de Tudela, CEE El Molino, IES Plaza de la Cruz, CP Virgen del Soto (Caparroso), colegio Santa Catalina Labouré (Pamplona), CI Agroforestal y Miravalles-El Redín se están llevando a cabo uno o varios trabajos de conciencia, reflexión y acciones entre alumnado que busca el un mundo sostenible y justo en el reparto de bienes y oportunidades de la población.

Este proyecto concreto de EpD de la Fundación Fabre arrancó en 2014 en el marco de Escuelas Solidarias y cuenta con apoyo del Gobierno de Navarra desde septiembre de 2017. La iniciativa para formar sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a profesorado y alumnado navarro, fomentando la acción de los estudiantes, aspira a contribuir -desde Navarra- al logro de la denominada Agenda 2030 (un plan de acción de la ONU para conseguir un desarrollo y una justicia globales) y, a su vez, busca promover la cooperación entre países, creando alianzas entre centros educativos de Navarra, Guatemala, Costa de Marfil y Bolivia.

Con esta propuesta, la ONGD Fabre -miembro de la Coordinadora de ONGD de Navarra y que actualmente asume la presidencia de la junta directiva de esta- ofrece formación a docentes y alumnado sobre ODS con talleres dinámicos y con recursos educativos (que también se encuentran disponibles en su web fundacionfabre.org).

alumnado, creador de ideas Tras la formación específica del profesorado por parte de la ONGD, los estudiantes escogen un tema enmarcado en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Así, bajo el acrónimo #iDeas2030 ("innovación, desarrollo y empoderamiento para un aprendizaje significativo") profesores y alumnos se embarcan en un trabajo que se divide en tres fases.

La primera, denominada Fase Instagram: observa el problema, fotografíalo, plantea y moviliza a alumnado y profesores para que busque una o varias imágenes que reflejen el problema elegido. La ONGD Fabre publica en esta red social las instantáneas con el hashtag #iDeas2030, fomentando de este modo alianzas educativas con centros de otros países (en concreto, en este caso, con colegios de Bolivia, Guatemala y Costa de Marfil). El segundo paso, llamado Fase Twitter: crea una idea y transmítela con una breve frase, genera que, tras lluvias de ideas, debates y propuestas en clase, los estudiantes decidan posibles soluciones al problema elegido previamente.

Por último, Fabre ha diseñado la Fase YouTube: ¡ponte manos a la obra y haz tu idea realidad!. En este paso, el aula pone en marcha una acción que ponga remedio a lo trabajado en clase. Aquí se enmarca, por ejemplo, la manifestación del alumnado de 4º de Primaria del colegio pamplonés Catalina Labouré, el pasado 25 de enero (en la imagen de arriba, llegando a Baluarte), porque el problema que observaron fue el incremento de pobreza en su entorno y la poca conciencia sobre esta. Por ello, se lanzaron a la calle para concienciar a sus vecinos de una situación que "incumbe a toda la sociedad", leyeron en un manifiesto.

Todas las iniciativas de estos centros (llamadas #iDeas2030) se comparten on line con estudiantes y profesores de otros países que se encuentran trabajando, en el aula, en el mismo marco por la educación para el desarrollo sostenible del planeta. Además, algunos de los docentes más implicados en los proyectos acuden, junto a profesionales de la ONGD, a presenciar trabajos sobre el terreno. De este modo, dos profesoras del proyecto han viajado en febrero a Guatemala (Natalia Galbán, del CEE El Molino, y María Alcalde, del colegio Santa Catalina) y otro docente, Thierry Lapierre de Miravalles-El Redín, volará en abril a Costa de Marfil. Por su parte, en el CI Agroforestal, aunque no desarrollan en el aula un proyecto por fases, Fabre realiza talleres a profesorado y reciben recursos educativos de la ONGD. Además, durante este mes, acogen la exposición Mujeres y niñas en la Agenda 2030.