El Ministerio defiende la actuación del consulado

Un navarro ilegal en Ecuador denuncia que le impiden ir al Estado español para casarse

César Reta Martínez ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo español

09.02.2020 | 17:48
Placa del Defensor del Pueblo español.

PAMPLONA. El joven navarro César Reta Martínez, que se encuentra en Ecuador desde hace dos años, los últimos 18 meses en situación ilegal, ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo español en la que denuncia que el consulado le impide viajar a Pamplona con su novio para casarse.

Reta desea regresar a Pamplona, ver a su familia, casarse y regresar a Ecuador, explica el joven navarro en un texto redactado con su móvil desde el país latinoamericano.

En la queja registrada ante el Defensor del Pueblo, el joven señala que acudió al consulado de Guayaquil para solicitar un visado para su pareja, ya que en Ecuador no podían casarse al estar él en situación ilegal.

El joven denuncia que en el consulado le propusieron que viajara él hasta España y se casara con su novio por poderes. Después, se estudiaría la concesión del visado para su pareja.

Por ello, solicita al Defensor del Pueblo que se denuncie al consulado en Guayaquil, porque "lo que nos han hecho no tiene nombre".

En Ecuador, Reta ha presentado asimismo una denuncia en la Fiscalía por homofobia, por discriminación sexual y por vulneración de derechos de un ciudadano español.

EL MINISTERIO DEFIENDE LA ACTUACIÓN DEL CONSULADO

El ministerio de Exteriores ha rechazado este martes las acusaciones de "homofobia" vertidas por Reta contra el consulado de Guayaquil (Ecuador) y defiende la "correcta" actuación de los funcionarios.

Así lo ha indicado en declaraciones a EFE un portavoz del Ministerio ante la queja formulada por un ciudadano navarro, en situación ilegal en Ecuador, quien denunció que el consulado le impedía viajar a Pamplona para casarse con su novio, aludiendo, entre otras cuestiones, a una "discriminación sexual".

Las citadas fuentes han explicado que "el ciudadano español estaba en situación irregular en el país previa a la personación en el consulado", por lo que se le informó de que, vista su situación irregular, la legislación ecuatoriana impone una multa por exceder el tiempo máximo de estancia.

Asimismo han asegurado que "nunca se produjo una denegación de visado en el consulado de Guayaquil, porque nunca se solicitó", tras lo que han aseverado que la "actuación de los funcionarios fue en todo momento correcta" y han rechazado "cualquier acusación de homofobia".