El Gobierno vasco concluye el tramo guipuzcoano de la plataforma ferroviaria de la 'Y vasca'

Urkulllu ofrece los servicios de ETS para hacerse cargo de las obras  de instalación de la "superestructura", para agilizar la llegada del  TAV

09.02.2020 | 21:12
La plataforma ferroviaria del TAV, a su paso por Ezkio.

Urkulllu ofrece los servicios de ETS para hacerse cargo de las obras  de instalación de la "superestructura".

DONOSTIA.  De esta manera,  pueden recorrerse ya los 57 kilómetros de longitud que suman los 16  tramos en los que se ha dividido el trazado entre Bergara y Hernani.  La inversión total realizada por el Gobierno vasco en el trayecto de  Gipuzkoa completado asciende a 1.723 millones de euros.

Tras dar por finalizada el 'Antzuola-Ezkio' solo quedan por  completar el último tramo de acceso a Donostia desde Astigarraga  y la nueva estación, cuya obra Eusko Trenbide Sarea (ETS) pretende  licitar en septiembre.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha visitado este miércoles parte  del tramo Antzuola-Ezkio, junto a la consejera de Desarrollo  Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, el viceconsejero de  Transportes, Antonio Aiz, y el director general de ETS, Aitor  Garitano.

En este contexto, Urkullu ha ofrecido los servicios del gestor  ferroviario vasco (ETS) para "hacerse cargo de las obras de  instalación de la superestructura", ampliando las tareas encomendadas  a Euskadi y "agilizando así la llegada de la Alta Velocidad" a las  capitales vascas.

En este sentido, el lehendakari ha afirmado que, si el Ministerio  de Fomento quisiera, "se podría comenzar ya a instalar vía y  catenaria en el tramo guipuzcoano de la Y vasca para evitar nuevas  demoras en una infraestructura vital para la competitividad de  nuestra economía". "Un retraso que la ciudadanía considera  incomprensible y que lastra el desarrollo socio-económico de todas  las regiones del arco Atlántico", ha añadido.

Asimismo, se ha congratulado de la "capacidad técnica" de las  ingenierías y empresas que han participado en la construcción de una  infraestructura "muy compleja", dadas las características orográficas  por las que discurre el trazado, cuyo 70% se ha ejecutado en túnel,  así como del "esfuerzo de integración paisajística" realizado.

En esa  línea, ha tenido un recuerdo para el empresario de Azpeitia Inaxio  Uria, asesinado por ETA en 2008 al participar su constructora en el  proyecto del TAV.

Por su parte, Arantxa Tapia ha recordado que "el corredor  Atlántico requiere de una conexión ferroviaria internacional, que  tiene carácter prioritario para la Unión Europea, ya desde los años  90, cuando por primera vez se establecen los corredores de redes  transeuropeas de carácter prioritario y todavía aún está lejos de ser  una realidad".

En este sentido, la consejera de Infraestructuras ha cuestionado  la política de la alta velocidad en el Estado, cuyo balance considera  "pobre". "El Estado español es el país con red de alta velocidad más  infrautilizada del mundo, y no ha sido capaz de completar la conexión  con Europa de la zona norte de la península", ha criticado.

De este modo, ha puesto en valor el "saber hacer" de Eskadi, "que  ha conseguido completar con éxito, en tiempo y forma, los proyectos y  obras encomendados para la puesta en servicio de la Y vasca", al  tiempo que ha incidido en que "ETS está completando sus tareas según  lo previsto, y para el 2023 habremos concluido con éxito los  mismos".

Además, ha refrendado la solicitud del lehendakari de adquirir  nuevas tareas ya que, según ha dicho, "hemos demostrado que estamos  técnicamente preparados y con capacidad sobrada de asumir nuevos  trabajos".

ANTZUOLA-EZKIO/ITSASO 

Las obras del segmento Antzuola-Ezkio/Itsaso (Oeste y Este) se han  desarrollado entre los términos municipales de Antzuola, Urretxu,  Zumarraga y Ezkio, formando parte del ramal guipuzcoano, y cuentan  con una longitud total de 6.960 metros, de los cuales 5.437 discurren  en subterráneo constituyendo los denominados túneles de Zumarraga.

Los trabajos se han dividido en dos tramos consecutivos, el  Antzuola-Ezkio/Itsaso (Oeste) de 3.560 metros de longitud y el tramo  Antzuola-Ezkio/Itsaso (Este) de 3.386 metros, los cuales se unen en  los propios túneles bajo el municipio de Urretxu. Conectan con el  tramo anterior Bergara-Antzuola y el posterior  Ezkio/Itsaso-Ezkio/Itsaso, donde se ubicará la futura estación. Las  obras correspondientes al tramo Este fueron recepcionadas en octubre  de 2017.

Los túneles de Zumárraga, con sus 5.437 metros de longitud (2.524  m. en el tramo Oeste y 2.913 m. en el tramo Este), se caracterizan  por ser los más largos del corredor guipuzcoano de la Y vasca y unen  los municipios de Antzuola y Ezkio/Itsaso, bajo el puerto de Deskarga  y la vaguada del río Urola hasta el valle de Santa Lutzi, con una  cobertera máxima de 230 metros.

Debido a su gran longitud, el trazado subterráneo se ha  materializado mediante un túnel bitubo (dos túneles paralelos),  destinados uno para cada sentido de circulación, los cuales se  conectan transversalmente mediante doce galerías de emergencia  ubicadas con distancias entre ellas inferiores a los 500 metros. De  este modo, uno de los túneles servirá como vía de evacuación en el  caso de incidencia en el túnel contiguo.

En lo que se refiere al trazado a cielo abierto del tramo  Antzuola-Ezkio (Oeste), éste incluye el viaducto de Deskarga de 495  metros de longitud necesario para salvar la vaguada del arroyo del  mismo nombre y la carretera foral GI-2632. El tablero responde a la  tipología de sección cajón postesado ejecutado in situ mediante  cimbra porticada, y está constituido por 8 vanos de una longitud  máxima de 70,6 metros con una altura máxima de pilas de 23,2 metros.

Para la ejecución de este tramo, se han habilitado sendos  depósitos de sobrantes en los parajes de Olazabal y Galardi de  Basalde Auzoa en Antzuola, que están siendo restituidos una vez  finalizadas las obras.

La "superestructura" ferroviaria corresponderá a vía sobre balasto  en los subtramos a cielo abierto, incluido el viaducto, y vía en  placa o vía sobre losa de hormigón en los túneles.