El Gobierno foral alega que la ley de 2012 de UPN, PSN y PP impide la exención del IRPF por maternidad

Se acoge a la memoria justificativa para oponerse a la demanda realizada por las madres y padres

El PSN insiste en la "seguridad jurídica" y Geroa Bai mantiene que  la sentencia del Tribunal Supremo "no es aplicable en Navarra con la ley en la mano" - UPN dice que eliminó las exenciones "en un contexto de crisis"

10.02.2020 | 04:14
Las madres que piden la devolución del IRPF por maternidad, frente al Palacio de Navarra antes de reunirse con María Chivite.

PAMPLONA. El Gobierno de Navarra se ha acogido a la memoria justificativa del Parlamento Foral para oponerse a la demanda realizada por las madres por la tributación del IRPF de las prestaciones por maternidad y paternidad, después de la sentencia del Tribunal Supremo.

Así se ha puesto de manifiesto en las primeras vistas celebradas este lunes en el Palacio de Justicia de Navarra, que sentarán las bases de la actuación del Gobierno de Navarra en el futuro.

La parte demandada, el Gobierno foral, se escuda en la existencia de "memorias justificativas" a las que "tuvieron acceso todos los parlamentarios antes de emitir su voto" en el momento de la aprobación de la Ley Foral 22/2012 sobre el IRPF que impulsaron UPN, PSN y PP.

En esa documentación, alude el abogado de la parte, se excluye la maternidad entre los ámbitos de exención de pago del IRPF.

El letrado apunta a que "la exclusión no es por falta de precisión, sino que la tramitación parlamentaria muestra que la exención se quitó porque se quería quitar".

Además, se escuda en dos sentencias, del Tribunal Supremo y el Constitucional, para avalar esa importancia de las memorias justificativas emanadas del Parlamento "por contener los antecedentes a la aprobación de una norma".

Por último, ha aludido a la autonomía propia de la Hacienda Foral y a la "libertad del legislador" a la hora de redactar las normativas, y apunta a que "no se debe anular la autonomía legislativa de Navarra, ni las normas navarras deben ser idénticas a las del Estado".

"JUSTICIA Y HONOR" La abogada María Dolores Pérez de Obanos, una de las madres afectadas por la exclusión de la exención del pago de IRPF por maternidad, se ha mostrado cauta tras la vista, si bien ha apuntado que se trata de una cuestión de "justicia y honor"

La letrada, que se representa a sí misma y a otra madre como afectadas, tras declarar que es un tema "de justicia y de honor", ha reconocido que existe "una normativa específica" pero alude al caso de las haciendas de Álava, Guipúzcoa y Bizkaia, donde tras la sentencia del Tribunal Supremo se produjo la devolución del IRPF a las madres y padres afectados.

Alega que la normativa de la Seguridad Social reconoce ese derecho, y "muy por encima, la Constitución, que prohíbe que haya una discriminación" entre territorios.

Pérez de Obanos ha lamentado de que sea "Navarra el único territorio donde se han practicado una serie de retenciones en el IRPF a las madres y padres navarros". A su vez, ha apuntado que cree que existe un motivo "económico" y cuantifica la devolución a cada progenitor en "menos de 2.000 euros".

Además, ha apreciado que junto al tema judicial, existe "otro político entre los diferentes grupos del Parlamento".

Es precisamente en el Parlamento donde se sitúa la raíz del caso, durante la tramitación de la Ley Foral de IRPF, en las memorias específicas que se manejan previamente a las votaciones y donde se elimina específicamente el término maternidad como ámbito exento del pago del impuesto.

Ha apuntado que su caso se trata "de un reclamo, de la justicia en sí, una serie de derechos que deben ser reconocidos, y que en el resto del Estado se ven con normalidad".

No ha podido dar una fecha para conocer la sentencia de la justicia navarra, un proceso que se ha dilatado porque "tres de los magistrados han tenido que inhibirse por ser madres y padres afectados al mismo tiempo y haber reclamado la devolución del IRPF", aunque no cree "que tarde mucho, por ser un caso mediático".

Pérez de Obanos ha informado a su vez de que aún hay muchos casos "que se han quedado por el camino" antes de llegar al juzgado, ya que el primer paso es reclamar a Hacienda, "posteriormente al Tribunal Económico Administrativo Foral y el último paso es el juzgado".

SEGURIDAD JURÍDICA El portavoz parlamentario del PSN, Ramón Alzórriz, ha afirmado este lunes que "el compromiso" que ha adquirido la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, respecto a las retenciones de IRPF en los permisos de maternidad es devolver las cuantías "siempre desde una seguridad jurídica".

"Es lo que se está buscando. Veremos qué dicen los tribunales", ha señalado Alzórriz en declaraciones a los medios al término de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra, en una jornada en la que han arrancado los primeros juicios por las demandas de madres para reclamar la devolución de las retención de IRPF.

Por su parte, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha afirmado que "es difícilmente asegurable que se va a realizar con garantías jurídicas" la aprobación de una ley con carácter retroactivo en materia fiscal.

Barkos ha señalado que la sentencia del Tribunal Supremo que avalaba la devolución de las retenciones "no es aplicable en Navarra con la ley en la mano, sería casi llegar a una prevaricación". Ha dicho que no ve a los tribunales "tumbando" la ley navarra "porque tal y como la redactó UPN, estaba sin resquicios". No obstante, ha dicho que "una sentencia en el terreno de la equiparación de las madres navarras a las del resto del Estado pudiera dar solución a una circunstancia que a todos nos ha preocupado". Barkos ha afirmado que decir que una modificación legislativa con carácter retroactivo en materia fiscal no tiene riesgos jurídicos es "mentir" y ha apuntado que esa modificación sería "fácilmente recurrible".

Por contra, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha defendido la proposición de ley que presentada por su grupo para devolver las retenciones. "Creemos que es perfectamente legal si tiene mayoría suficiente en el Parlamento, animo a Barkos y al PSN a que voten a favor", ha dicho.

Esparza ha reconocido que UPN aprobó la ley que eliminaba las exenciones junto con el PSN "en un contexto de crisis y decimos que, después de la sentencia del Supremo y lo que han hecho el resto de Comunidades Autónomas, no tiene sentido que Navarra sea la única comunidad en la que no se devuelvan las retenciones".

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, se ha mostrado a la espera de lo que decidan los tribunales, pero ha considerado "complicado poder hacer una ley 'ad hoc' con efectos retroactivos". "Creo que los informes que se han emitido desde Hacienda son claros. En Navarra no hay la ambigüedad que sí había en la legislación estatal. Navarra Suma y el PSN, que han sido los grandes defensores de que ese derecho existe, son los que redactaron y aprobaron aquella ley que ya no dejaba exentas las retenciones. Nosotras vamos a seguir apoyando la política de deducciones por renta, no la política de exenciones", ha afirmado.

El parlamentario de Podemos Mikel Buil ha afirmado que "si hay una sentencia favorable -a las madres-, empujaremos para crear un precedente y poder devolver a el dinero". No obstante, ha precisado que su grupo no está de acuerdo con las exenciones, porque "dan más a quien más tiene y menos a quien menos tiene, por eso aprobamos deducciones, pero tenemos claro que las madres navarras han sido las únicas que no lo han cobrado y si la sentencia dice que tienen derecho, habrá que cumplirlo".

Por último, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha considerado que "no se puede pagar con efectos retroactivos" la devolución de las retenciones y ha explicado que "la ley navarra sigue en vigor". Ha planteado que si el Gobierno realiza una propuesta, la estudiaran, pero ha dicho que le "preocupa" una legislación retroactiva, "porque podíamos exigir que se devuelva a los pensionistas lo que no cobraron el año que tuvieron una subida pírrica de las pensiones". Además, ha señalado que Izquierda-Ezkerra es partidaria de "las deducciones ajustándolas al poder adquisitivo de cada familia".