Se trata del Orkambi y del Symkevi

Luz verde a que Navarra financie dos medicamentos para el tratamiento de la fibrosis quística

El Ministerio de Sanidad ha aprobado la financiación de estos medicamentos a partir del 1 de noviembre y está dirigida a los pacientes con mutaciones en un gen determinado

10.02.2020 | 10:55
Navarros afectados de fibrosis quística y sus familiares, durante una manifestación para pedir la financiación de los nuevos tratamientos y denunciar la falta de acuerdo entre el Gobierno estatal y la farmacéutica.

PAMPLONA. A partir del 1 de noviembre, Navarra financiará dos fármacos para el tratamiento de la fibrosis quística para pacientes que tienen unas mutaciones determinadas en el genCFTR. Se trata de dos fármacos: Orkambi, indicado para niños de entre 6 y 12 años y Symkevi, para niños a partir de 12 años y adultos.

Son medicamentos que únicamente se van a dispensar en los servicios de farmacia de los hospitales y serán prescritos por los médicos especialistas (neumólogos), por lo tanto, no se van a adquirir en las farmacias. Los pacientes no tendrán aportación, al igual que el resto de medicamentos dispensados en las farmacias de los hospitales, están financiados al 100%.

A partir de un análisis poblacional, el subdirector de Farmacia del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Antonio López, calcula, según una estimación aproximada, que se pueden beneficiar alrededor de 8 pacientes en Navarra.

Tal y como explica Antonio López, estos dos medicamentos están sujetos a una evaluación de la eficacia en los pacientes. "Así, se realizarán controles a las 24, 48 y 72 semanas desde el inicio del tratamiento y, si no se cumplen una serie de beneficios en el paciente, esos medicamentos, además de que el médico dejará de prescribirlos por falta de eficacia, no se pagarán al laboratorio. Son medicamentos que están sujetos a lo que se llama pago por resultados: la financiación está condicionada a que funcionen en el paciente".

Acuerdo de financiación del Ministerio de Sanidad con el laboratorio

Se trata de unos fármacos de coste muy elevado, que ayudan a frenar el deterioro de la enfermedad. Hasta ahora estos medicamentos no se comercializaban en España porque no se conseguía llegar a un acuerdo con el Ministerio de Sanidad para su financiación. Después de varios años de negociación, el Ministerio ha acordado unas condiciones de pago en función de los resultados en el paciente.