Castejón y Altsasu se suman a Tafalla y dejan de vender billetes de tren en taquilla

La decisión tomada por Adif será subsanada por Renfe con la implantación de máquinas de autoventa en cada estación

03.01.2020 | 06:17
Un cartel advierte del cierre de la taquilla en una de las estaciones.

PAMPLONA - Castejón y Altsasu se suman a Tafalla y dejarán de vender billetes de forma presencial en sus estaciones de tren. En su defecto, Renfe colocará en dichas estaciones máquinas de autoventa para garantizar el servicio y los las cuales ya están operativas en las terminales de Cortes de Navarra, Ribaforada, Tudela, Castejón, Pamplona. Por su parte, el servicio de venta presencial permanecerá disponible en Pamplona y Tudela, y próximamente se recuperará en Castejón en horario más restringido.

La medida de cierre ha afectado a las estaciones de más de 150 pueblos y ciudades con una población total de hasta 500.000 ciudadanos. Una medida que ha sido criticada por CGT, alegando que la decisión tomada por estas empresas públicas se haya dado "sin previo aviso" y aprovechando la "nocturnidad" del periodo vacacional de Navidades. Para la organización sindical, este cierre de taquillas "ahonda en el debilitamiento del ferrocarril público" y responde a "criterios mercantilistas de dudosa rentabilidad", al considerar que la recaudación "supera con creces" los gastos que conlleva el mantenimiento de estos servicios.

Además de las máquinas de autoventa los afectados podrán adquirir sus billetes para servicios de larga y media distancia, se podrán adquirir en todas las oficinas con que cuenta Correos en Navarra. Esto quiere decir, que además de los puntos de venta en las estaciones y oficinas de Correos de Pamplona, Tafalla y Tudela, Navarra dispone ya de 34 puntos de venta adicionales en localidades en las que no existían puntos de acceso para la obtención de billetes de Renfe.

Los usuarios también podrán adquirir tiques a través de la web de la compañía, canal telefónico y venta a bordo a través de los interventores. Además, Renfe pondrá a disposición de los viajeros un número de atención telefónica en las estaciones para resolver las consultas. El número estará indicado en la propia estación.

venta garantizada La compañía ferroviaria garantizará así "la venta de billetes en todas las estaciones en las que Adif venía desarrollando la actividad hasta la fecha, y que deja de prestar como consecuencia del proceso de liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril", ha concretado en un comunicado.

En un comunicado, la empresa pública ha anunciado que, con carácter general, solo asumirá la venta presencial de billetes en aquellas estaciones que dispongan de una media diaria superior a 100 viajeros subidos y un volumen determinado de ventas en taquilla. Por su parte, pondrá en marcha próximamente una licitación para adjudicar este servicio de venta presencias.

Al margen de estos cambios, las estaciones que gestiona Adif mantendrán su actividad habitual y las paradas en los servicios de transporte continuarán sin ninguna modificación.

CRÍTICAS DE LOS ALCALDES Los alcaldes de Tafalla, Castejón y Alsasua, reunidos este viernes en Pamplona, ha acordado rechazar "frontalmente" la decisión de Adif y Renfe.

"Una decisión que rechazamos y no compartimos por los motivos y las consecuencias que tiene para la prestación de un servicio público de calidad, para el mantenimiento del empleo, para la defensa del tren convencional y para la despoblación", subrayan.
 
Los alcaldes critican "las formas en las que las tres entidades locales nos enteramos de la noticia", que fue "por carta a escasos días de finalizar el año, en unas fechas impropias, sin margen a ningún tipo de diálogo para evitar que desde el 1 de enero esté paralizada la actividad de venta de billetes en nuestras estaciones y de forma totalmente premeditada para evitar cualquier tipo de respuesta".
 
En la reunión de este viernes, han acordado como medidas más inmediatas solicitar una reunión urgente con la presidenta del Gobierno de Navarra y el consejero de Cohesión Territorial y exigir a Renfe que restablezca lo antes posible los servicios de venta de billetes de forma presencial en las tres estaciones.
 
También se ha acordado apoyar todas las movilizaciones que se convoquen para rechazar la decisión de cierre de las taquillas y de cualquier medida que "ponga en peligro el mantenimiento del empleo y favorezca la despoblación".