Los celadores de Osasunbidea piden "una formación previa" para los nuevos trabajadores

El SNS-O reconoce que es "una asignatura pendiente en todos los servicios de salud"

28.02.2020 | 03:10
De izda a dcha, Koldo Conde, Silvia Merino, Ana Belén Martínez y David Apesteguia, en la pausa de la jornada de celadores celebrada en el INAP.

pamplona – Los celadores y celadoras del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) reclamaron ayer "una formación mínima previa" para los trabajadores que se vayan a incorporar a la plantilla. Así lo indicaron los coordinadores de celadores del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), Koldo Conde Eslava y David Apesteguia Goñi, así como sus compañeras Silvia Merino Ortiz y Ana Belén Martínez Izurzu, durante la pausa de la tercera jornada de celadores, organizada por el departamento en el Instituto Navarro de Administración Pública (INAP) y a la que asistieron alrededor de 65 profesionales.

Como explicó Apesteguia, una persona "con certificado de escolaridad ya puede hacer la oposición y trabajar como celador. Nosotros queremos que hubiera una educación reglada, una especie de Formación Profesional", pero teniendo en cuenta que eso compete al Estado, "pedimos que a los nuevos trabajadores o al que se vaya a incorporar que tenga una formación previa, tanto de material, humana, profesional? de manera que sea un profesional que sepa dónde se mete, porque nos encontramos muchas veces que llaman a una persona contratada que no tiene ni idea y para nosotros es una dificultad muy grande". Asimismo, apuntó Conde, "estamos trabajando para implantar formación continuada", porque esta actividad requiere de un "reciclaje".

El director de profesionales de Osasunbidea, Esteban Ruiz, reconoció que "la formación previa a la contratación es una asignatura pendiente en todos los servicios de salud", si bien para algunos puestos específicos, como en quirófanos o urgencias, sí se contempla. De hecho, se mostró partidario de "en la medida de lo posible" incorporar un periodo de formación, pero reconoció la dificultad para articularlo por la gran rotación de personal, así como desde el punto de vista presupuestario.

Esta jornada surgió a raíz de la encuesta de satisfacción de la plantilla de Osasunbidea del año 2015, en la que "el colectivo celador era el que menos satisfecho se sentía en su trabajo", apuntó Apesteguia. A raíz de ahí, Servicios Centrales vio "la necesidad de motivarlo" y puso en marcha varias medidas –la estructura de celadores está en proceso– y estas jornadas, que pretenden reconocer su trabajo, además de convertirse en un foro de análisis y de debate de sus necesidades, para que "haya mayor cohesión y compromiso, sobre todo para que el celador esté más satisfecho, sea más profesional y todo esto redunde en beneficio del paciente, que es lo que nos mueve", explicó.

En relación con las necesidades del colectivo, Merino planteó que cuando se abren consultas, al igual que se tiene en cuenta las contrataciones de personal de Medicina y Enfermería, se haga lo mismo con los celadores o auxiliares, porque "al final nos acaban cargando de trabajo", y también consideró conveniente hacer una "buena revisión" del material (camas, camillas, sillas...). Como apuntó Merino, "no queremos permanecer estáticos, sino que queremos avanzar" para "intentar mejorar como sector, tanto de los servicios que podamos ofrecer como dentro del equipo, lo que nos motiva a trabajar como una piña". Una labor que reconocen los pacientes, ya que una encuesta realizada a finales de 2018 a pacientes y familiares del bloque quirúrgico concluía que "un 95% estaba satisfecho con la atención de los celadores y el trato recibido", señaló Martínez.

celadores

500

El SNS-O cuenta con alrededor de 500 celadores, de los cuales 410 trabajan en el CHN. Sus cometidos principales son el apoyo a la asistencia y la logística del traslado de pacientes y material sanitario, para que los diferentes servicios puedan desarrollar su actividad, de ahí que Salud lo considere "un grupo profesional estratégico para el funcionamiento de los equipos".

la frase

esteban ruiz "aportan mucho valor añadido"

El director de Profesionales del SNS-O, Esteban Ruiz, destacó el "importante" trabajo que realizan los celadores. Tras señalar que "la prestación sanitaria es un conjunto de engranajes" en el que "todos son importantes", indicó que sin su labor la maquinaria no funcionaría y, además, "aportan valor añadido. Operamos, hacemos pruebas..., pero si conseguimos que los celadores hagan su labor con buen trato, con empatía, con consideración, siendo respetuosos, conseguimos añadir un valor que es ineludible". Por ello, concluyó Ruiz: "Hacerlo bien es muy importante y merece la pena".

ponentes

Sesión. Participaron como ponentes José Ramón Mora, Silvia Merino, Ana Belén Martínez, Javier Iriberri, Silvia Serrano, Anabel Salcedo, Esteban Ruiz y Juan José López Ucha.