La juez rechaza la puesta en libertad del conductor del atropello de Cuatrovientos

Desestima el recurso presentado por Iñaki O.A., que seguirá en prisión provisional

04.03.2020 | 02:11
Un cámara graba en el lugar que ocurrió el atropello.

PAMPLONA – La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona ha desestimado el recurso interpuesto por el conductor que cometió el atropello de dos peatones en una acera de la zona de Cuatrovientos de la capital navarra, Iñaki O.A., de 36 años, y ha determinado que continúe en prisión preventiva mientras se instruye la causa. Los dos heridos permanecen en la UCI del Complejo Hospitalario de Navarra desde que sucedió el accidente, el pasado 10 de febrero.

La juez, que imputa al pamplonés un delito de conducción temeraria, un delito de conducción sin licencia o permiso, un delito de conducción bajo la influencia de drogas o sustancias estupefacientes y dos delitos de lesiones por imprudencia grave, ha tenido en cuenta la gravedad de los hechos ocurridos en la avenida de Guipúzcoa, a la altura de la calle Ferrocarril. El turismo que conducía el investigado, que tenía el carné retirado por sentencia firme y dio positivo en drogas, se subió a la acera a gran velocidad y arrolló a Neel Vargas Eufracio, de 31 años, y a su novia, Yecenia Maricela Carvajal Calli, de 30, quienes resultaron con lesiones de "enorme gravedad", según destacó la juez en el auto de prisión.

La magistrada ha confirmado la medida cautelar que ella misma impuso al conductor el 17 de febrero al desestimar el recurso presentado por su defensa, que puede apelar ante la Audiencia Provincial de Navarra. Los análisis de laboratorio efectuados a la saliva del investigado, cuyos resultados provisionales ya obran en la causa, detectaron consumo de cocaína, ketamina y cannabis previo al atropello.

UN TESTIGO LE CONTRADICE Si bien Iñaki O.A. sostuvo ante la Policía Municipal y ante la juez que perdió el control del Seat Ibiza que conducía porque "el pedal del acelerador se quedó bloqueado por la alfombrilla" o por una avería "a la salida de un semáforo", un testigo presencial del atropello, transportista de profesión, declaró la semana pasada en el juzgado que vio venir el turismo desde cierta distancia, a gran velocidad, y que aunque hizo amago de frenar, a continuación accionó el acelerador. Este testigo, indicó que al ver que se aproximaba el turismo, detuvo el camión a la derecha de la calzada y vio cómo el turismo que cometió el atropello le superaba por la izquierda y a continuación se subía en la acera, de modo que desmentiría la versión del investigado, quien dijo que fue al arrancar desde parado cuando el acelerador se quedó bloqueado y no pudo accionar el freno.