Osasunbidea podrá contar con hasta 1.580 camas si se pasa a escenarios de mayor gravedad

Se prevé que en los próximos días haya un crecimiento continuo de casos - Artundo apunta a que está “toda la red funcionando” en un sistema integrado entre la red pública y la privada

17.03.2020 | 02:06
Una mujer acude con mascarilla al CHN.

pamplona Navarra se prepara para los eventuales escenarios a los que se tenga que enfrentar el sistema sanitario navarro, que desde el pasado jueves se ha convertido en un sistema integrado –por la red pública y la red privada– cuando se aplicó el Plan de Contingencia por la crisis del coronavirus. Así, ante la previsión del Gobierno foral de que en los próximos días haya un crecimiento continuo de los casos y de que se pueda llegar a escenarios de mayor gravedad, el director general de Salud, Carlos Artundo, detalló que, a día de hoy, la red pública podría habilitar 114 nuevas camas sumándolas a las 1.466 ya existentes, llegando a las 1580.

Asimismo, se cuenta con un total de 42 puestos específicos de Cuidados Intensivos, a los que cabría añadir otros cuatro adicionales en función de la demanda. Además, existen 58 puestos dotados de dispositivos de ventilación que, llegado el caso, podrían convertirse también en unidades de atención para pacientes críticos. No obstante, esperó que en "pocos" días, aunque no puede definirlos, "pueda empezar la curva a estabilizarse y progresivamente empezar a bajar".

Artundo recordó que, en la actualidad, Navarra está en el escenario 1 dentro del plan de contingencia, que sería el de "poca repercusión relativa", y que "tenemos a toda la red sanitaria funcionando". "Desde el primer día de esta epidemia estamos funcionando como un sistema integrado, tanto los centros públicos como privados. Tenemos reuniones regulares y de alguna manera estamos funcionando ya de hecho como un sistema perfectamente integrado", aseveró.

A pesar de que, según reconoció, la situación es complicada, el sistema sanitario todavía tiene "capacidades importantes y potenciales" para atender nuevos casos de coronavirus, con la Atención Primaria como pieza clave de la estrategia. Por ello, se van a reforzar los servicios de Urgencias Periféricas de Huarte, Noáin y Orkoien. Se contempla también la posibilidad de abrir los centros de salud de las zonas urbanas los sábados y domingos, si así fuera necesario. También se reforzarán los equipos de recogida de muestras para diagnóstico por PCR.

En cuanto a la ampliación de recursos hospitalarios, la mayoría se concentra en el CHN, que dispone actualmente de 1.141 camas, con posibilidad de añadir 95 más. La UCI también pasaría de 36 a 40 puestos. En los Hospitales comarcales de Tudela y Estella, se podrían ampliar inicialmente cuatro camas más a las 104 de las que ya dispone el Hospital García Orcoyen, y el Reina Sofía tiene capacidad de ampliación inmediata para pasar de 221 a 236 (15 más).

escenarios 2 y 3 No obstante, Artundo recalcó que es una singularidad de Navarra que la mayoría de diagnosticados "están siendo atendidos a nivel domiciliario". "A nivel de hospital está subiendo el número de pacientes pero todavía con las capacidades previstas a día de hoy estamos en condiciones de atenderles sin pasar al siguiente escenario", apuntó.

En concreto, en estos eventuales escenarios, el 2 y el 3, ya está trabajando el Gobierno foral, que espera no llegar a este último. "En el escenario 3, al que ojalá no tengamos que llegar, se utilizará toda la capacidad tanto en camas como en UCI y equipamientos de la red privada", subrayó Artundo. Aunque aseguró que, de momento, solo se están ampliando camas en la red pública, no descartó que si hay un cambio de escenario se pueda echar mano de los centros privados.

Así, la segunda fase del plan de contingencia contempla disponer de los recursos de la red privada que, en su máxima capacidad, cuenta con las siguientes y respectivas camas: San Juan de Dios, 74 camas; Clínica San Miguel, 40 camas, además de 4 puestos de UCI; Clínica Universidad de Navarra, 240 camas, además de 24 puestos de UCI.

Sin embargo, en cuanto a las derivaciones desde la red pública, Artundo señaló que "estamos siguiendo los patrones habituales, aproximadamente los mismos que antes de empezar la epidemia". "En función de cómo vaya evolucionando la situación puede que tengamos que acordar la utilización de más camas", señaló.

"Vivimos una situación difícil, con una pandemia que nos preocupa y nos ocupa"

santos induráin

Consejera de Salud

"Se ha cambiado el protocolo de las pruebas para acabar con la saturación"

marian nuin

Directora gerente de Salud Pública

"El sistema tiene capacidad importante para atender nuevos casos de coronavirus"

carlos artundo

Director general de Salud

"Gracias a todas las fuerzas políticas navarras por sus aportaciones"

javier remírez

Vicepresidente del Gobierno foral