2.000 casos de párkinson en Navarra, una cifra que se podría triplicar en 2050

ANAPAR quiere visibilizar las "señales invisibles" de este mal con motivo del Día Mundial de la enfermedad

09.04.2020 | 11:10
Una mujer observando las imágenes de la exposición fotográfica con motivo del 25 aniversario de Anapar.

PAMPLONA. Navarra tiene diagnosticados 2.000 casos de párkinson, una cifra que se podría triplicar en 2050, según ha explicado la Asociación Navarra de Parkinson (ANAPAR), que quiere visibilizar las "señales invisibles" de la enfermedad con motivo del Día Mundial del Parkinson, que se celebra este sábado.

La asociación ha tenido que sustituir todos sus actos públicos por la crisis del coronavirus. Así, conferencias, eventos o presentaciones serán sustituidos por un "acto de calle virtual", animando a subir a las redes mensajes de apoyo. Asimismo, la irrupción del coronavirus ha alterado tanto el día a día de las personas afectadas como el funcionamiento de la asociación, optando por la atención telefónica, una app con ejercicios o videos.

ANAPAR ha explicado que una disminución en el tono de voz, rigidez facial, depresión, problemas con el sueño o alteración en la escritura son algunos de los síntomas menos conocidos del Parkinson y que la asociación quiere hacer visibles este sábado, con el objetivo de romper los tópicos y estigmas que envuelven a esta patología y facilitar su pronto diagnóstico.

De esta forma, la Asociación Navarra de Parkinson se suma a la campaña de la federación nacional 'Señales invisibles', que anima a volcar en las redes sociales frases de apoyo que omitan letras con el hashtag #SeñalesInvisbles, como reflejo de uno de los síntomas de la enfermedad, las alteraciones de la escritura. Asimismo, ANAPAR y el resto de las más de cien entidades y empresas que apoyan esta campaña a nivel estatal han quitado letras de sus logotipos durante estos días para sensibilizar sobre la enfermedad.

El párkinson es una patología neurodegenerativa, crónica e invalidante, que afecta a más de 160.000 personas en España, más de 7 millones de personas en todo el mundo y 2.000 personas en Navarra.

Aunque es una enfermedad asociada a mayores, un 10% de las personas afectadas son diagnosticadas antes de los 50 años, y cerca de un 30% de las personas afectadas no llegan a desarrollar nunca el temblor.

Sin embargo, existen muchos casos sin diagnosticar "principalmente por asociar esta enfermedad sólo a los temblores", cuando "no se manifiestan en todos los pacientes y no tienen que ser los primeros síntomas en aparecer", ha explicado Sara Díaz de Cerio, directora de la asociación.

"El temblor es el síntoma más conocido, sin embargo, se desarrollan muchos otros, en ocasiones desconocidos. Estos síntomas son las señales invisibles del Párkinson como los trastornos del sueño, trastornos afectivos como la depresión o problemas de comunicación como alteraciones del habla, rigidez facial o alteraciones de la escritura", ha añadido.

Por ello, ha apuntado, "nos vemos en la necesidad de hacer hincapié en todos esos síntomas que no se conocen pero que están ahí y protagonizan nuestro día a día, afectando incluso en las tareas más sencillas como vestirse, cocinar o firmar un documento". A su juicio, un mayor conocimiento de la enfermedad contribuiría a acelerar el diagnóstico, que hoy se prolonga entre uno y tres años de media, y ayudaría a la inclusión social, laboral y familiar de las personas con Parkinson.

La asociación ha animado a quienes quieran mostrar su apoyo a las personas afectadas a que se pongan en su piel haciendo una sencilla acción, subir a las redes una foto con un mensaje de ánimo omitiendo letras, ya que las alteraciones en la escritura son algunos de los síntomas que produce la enfermedad.

Esta campaña está impulsada por la Federación Española de Parkinson y ha sido posible con el apoyo de Fundación ONCE y las empresas AbbVie, Bial, Boston Scientific, Medtronic, MSD, Zambon, La Despensa y Vasito de Leche Studio.

Asimismo, la irrupción del coronavirus ha alterado tanto el día a día de las personas afectadas como el funcionamiento de la asociación. "A causa del confinamiento muchas personas se han quedado sin las terapias de rehabilitación que necesitan para mejorar su calidad de vida. Ante esto las asociaciones de Parkinson hemos tenido que adaptar nuestros servicios a la nueva situación con esfuerzo y sobre todo imaginación", ha explicado Díaz de Cerio.

De este modo, ANAPAR ha sustituido la atención directa por alternativas como las videollamadas, el correo electrónico, los videos o la atención telefónica, así como dotar de más contenido a la app Apparkinson, desde la que cada persona afectad puede realizar ejercicios de fisoterapia, terapia ocupacional o logopedia personalizados. "Incluso para las personas más mayores ajenas a las nuevas tecnologías le hemos llevado los ejercicios en papel a sus buzones", ha señalado la Asociación.