Aplazadas cerca de 300 bodas en Navarra debido a la pandemia de Covid-19

La mayoría de las parejas han trasladado la celebración al segundo semestre de este año

13.04.2020 | 00:30
Una pareja de recién casados, en la Ciudadela tras un enlace civil.

pamplona – Las cerca de 300 bodas que tenían que celebrarse en Navarra en la segunda quincena de marzo, abril y prácticamente todas las de mayo han sido canceladas debido a la pandemia de Covid-19. Sin embargo, el virus no ha podido con el amor, ya que la mayoría se trasladan al segundo semestre del año y alguna a 2021.

El estado de alarma acabó con las celebraciones el mismo 15 de marzo y, aunque por ahora durará hasta el 26 de abril, los enlaces de mayo se han ido posponiendo en su mayoría a medida que se alargaban las semanas de confinamiento. Queda por saber qué pasará con junio, el mes preferido hasta ahora por los navarros para casarse. De los 2.100 enlaces que se celebraron en 2018 en la Comunidad Foral, el sexto mes fue elegido por 363 parejas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, por lo que el número de bodas aplazadas se podría duplicar en el caso de que no haya celebraciones tampoco en junio.

La última estadística arroja el dato de que en marzo, abril y mayo 402 parejas contrajeron matrimonio, por lo que se estima que, teniendo en cuenta la tendencia a la baja del 8%, el estado de alarma va a paralizar más de 300 enlaces en Navarra.

Así se constata en los lugares más concurridos para la celebración de bodas. Martín Corera Izu es letrado de la Administración de Justicia del Juzgado de Primera Instancia 1 de Pamplona. El viernes 13 celebró sus últimas cuatro bodas. Todos los viernes que no sean festivos se programan cuatro enlaces y tiene la agenda completa hasta noviembre. Por la pandemia ha suspendido 12 y se cancelan las 12 restantes del mes de abril. En el juzgado de Tudela han aplazado ya otras 12. No saben qué pasará con las de mayo. Al no ser un servicio urgentes e inaplazables de la administración de justicia, retomar las celebraciones tendrá que ver con cómo vaya recuperando la normalidad el país.

La Ciudadela de Pamplona es otro de los escenarios escogidos para un enlace de ensueño. 206 enlaces se celebraron allí en 2019. Por ahora acumula aplazamientos. Catorce bodas civiles han sido canceladas durante marzo, abril y mayo y otros 15 enlaces estaban en el aire pendientes de la decisión de los contrayentes cuando el Ayuntamiento suspendió el servicio al no ser esencial. Desde el 15 de marzo se han celebrado dos bodas civiles con limitación de asistencia en la sala Lidia Biurrun y tres parejas mantenían la fecha de su enlace en abril. En mayo había dos previstos con aforo restringido.

en la capilla de san fermín La iglesia que más bodas acoge en Navarra es la capilla de San Fermín. 75 celebró en 2019. En febrero celebró la última y desde el 28 de marzo, que anuló la primera y la pasó al 7 de noviembre, ha pospuesto ocho hasta finales de mayo. Todas tienen nueva fecha. "Es doloroso tener que aplazar las celebraciones, pero hemos dado todas las facilidades para ayudarles y tenemos abierto el calendario de 2020 y 2021. Noviembre, un mes con pocas bodas, casi está a tope", comenta Beatriz Solano, secretaria parroquial y coordinadora de catequesis de San Lorenzo.

Ahora los que llaman nerviosos son los novios de las bodas de junio. "Por circunstancias personales se ha aplazado una, pero el resto está pensando qué hacer. En los restaurantes no les dicen nada claro. Si el confinamiento lo permite, una pareja se casará a puerta cerrada, con los padrinos y los testigos. Dijeron que la fiesta ya la celebrarían más adelante con el resto de familia y amigos. Es otra opción".

soluciones

En los juzgados. 24 bodas se han aplazado en Pamplona y 12 en Tudela. En la capital se celebran cuatro los viernes no festivos. La agenda está completa hasta noviembre, incluido agosto, que el Palacio de Justicia está cerrado habitualmente para otro tipo de demandas, pero no para las bodas. Para dar cabida a las cancelaciones se propondrá realizar, bien más bodas al día, o se habilitarán más días de enlaces, para no trastocar en exceso la agenda de los contrayentes y tratar de que sea en la fecha más cercana posible a la inicialmente fijada.

En los ayuntamientos. En el Ayuntamiento de Pamplona se han aplazado diez bodas y hay otras pendientes de resolver, ya que es un servicio no esencial y no están trabajando. La nueva fecha de celebración se concretará una vez esté permitido, con preferencia en la elección de fecha en función del día de registro de la instancia presentada para la reserva del enlace teniendo en cuenta la disponibilidad de la sala. Se dio opción a los contrayentes de suspenderlas, devolver tasas y cerrar expediente o darles trato preferente de escoger fecha a la hora de abrir al público.

En la Capilla de San Fermín. Tienen abierto el calendario de 2020 y 2021. Una boda prevista en mayo ha pospuesto a 2021. Las otras siete las han encontrado acomodo entre octubre y noviembre principalmente. Están a la espera de lo que ocurra en junio.

otros eventos

las comuniones, ¿también a otoño?

Menos multitudinarias. La pandemia impedirá a la generación de 2011 recibir la Primera Comunión el mes de mayo. "El arzobispado las ha aplazado sine die, hasta que las autoridades sanitarias den el visto bueno para celebraciones multitudinarias", comenta Beatriz Solano, secretaria de San Lorenzo. "Nosotros hacemos celebraciones de 20-22 niños, que son 22 familias y 300 o 400 personas en la iglesia. Aunque se acabe el confinamiento, tendrán que ser celebraciones con menor número de niños. Teníamos 80 comuniones este año los cuatro fines de semana de mayo". Además, se han aplazado unos 40 bautizos sólo en San Lorenzo.