Día 1 de la Fase 1 en Navarra con dudas y escasa actividad por el mal tiempo

La fase 1 permite las esperadas citas familiares, reuniones de hasta 10 personas, supone activar el sector comercial, pero apenas surtirá efecto en la hostelería

11.05.2020 | 00:54
Una persona pasea por el Casco Viejo con el lema en inglés "nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo".

PAMPLONa Las dudas de muchos ciudadanos sobre qué pueden hacer y de qué forma en este primer día de la fase 1 de la desescalada, unidas al mal tiempo, con baja de temperaturas y lluvias generalizadas, han hecho que la presencia de personas en las calles de Navarra sea escasa de momento. CONSULTA AQUÍ EL DOCUMENTO CON PREGUNTAS FRECUENTES

Algunos comercios han comenzado ya a abrir sus puertas en Navarra para atender a los clientes sin cita previa y en las terrazas de algunos bares se atiende a las primeras personas, respetando las medidas de limitación de aforo y distancias de seguridad.
 
El uso de mascarillas para evitar el contagio de COVID-19 no es generalizado y, así, en Pamplona las están utilizando aproximadamente la mitad de los ciudadanos, han comentado desde la Policía Municipal.
 
Desde este cuerpo policial han señalado que la mañana en Pamplona ha transcurrido de forma tranquila, debido también al mal tiempo, y han destacado que tratan de resolver numerosas dudas de los ciudadanos, comerciantes y hosteleros sobre la actividad en esta fase de la desescalada.
 
Así, muchos hosteleros preguntan cuántas personas pueden tomar una consumición en los "barriles" de las terrazas o matrimonios con hijos preguntan por qué no pueden salir todos juntos a pasear pero sí dirigirse a un establecimiento de hostelería.
 
La Policía Municipal está recibiendo multitud de consultas por todas las vías, en la calle, por redes sociales y por teléfono, y se informa a los ciudadanos siguiendo las directrices de la Delegación del Gobierno.
 
Por su parte, desde la Policía Foral han comentado a Efe que hay un " desconcierto generalizado" entre los ciudadanos y han subrayado la dificultad de controlar los movimientos inadecuados de personas o vehículos, ya que "hay excusa para todo" debido a las "lagunas legales" existentes.
 
La Policía Foral responde a los ciudadanos siguiendo los criterios de la Delegación del Gobierno o deriva directamente las dudas de los ciudadanos a esta institución.

En el primer día de la fase 1, el Gobierno de Navarra ha celebrado las dos ruedas de prensa con asistencia presencial de periodistas, una de ellas del vicepresidente Javier Remírez y otra del consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa.

Navarra entra hoy, y al menos durante 15 días, en un territorio inexplorado. Se denomina fase 1 de la desescalada del estado de alarma y se concreta, básicamente, en una mayor libertad de circulación que se enmarcará siempre dentro de la geografía foral.

Terrazas de la plaza del Ayuntamiento de Pamplona a primera hora del lunes (foto: JAVIER BERGASA):

CONSULTA AQUÍ LA GUÍA PARA LA FASE 1

Los navarros podrán acudir a sus segundas residencias en el caso de que estas se encuentren también en la Comunidad Foral. Y podrán producirse los reencuentros familiares, una estampa que hace casi dos meses que no se produce salvo remedio de la tecnología.

En la nueva fase, se autoriza también la apertura de ciertas actividades comerciales. Lo agradecerá el comercio de barrio, donde ya no se necesita cita previa para acudir y habrá que cumplir con las medidas de seguridad, entre ellas, no sobrepasar un tercio del aforo del establecimiento. Los comercios harán una apertura generalizada. Mucho menos relevante será la actividad hostelera.

Los bares y restaurantes pueden abrir sus terrazas al público al 50% del aforo y permitir mesas con reuniones de hasta diez personas. Pero será difícil encontrar una terraza abierta. En la plaza del Ayuntamiento de Pamplona, a pesar del tiempo desapacible, como puede verse en las imágenes, varios clientes se sentaban en las terrazas desde primera hora del lunes guardando las distancias requeridas.

Apenas resulta rentable abrir para la mayoría de establecimientos hosteleros, que se están preparando para acometer la apertura de sus negocios de cara a las próximas fases de la desescalada, cuando ya puedan trabajar con menos limitaciones y recuperar de ese modo a la mayoría de los trabajadores.

Los que todavía tardarán a buen seguro hasta finales de junio en tener una imagen más cercana a lo habitual serán los hoteles, campings y casas rurales, a los que desde hoy también se les permite abrir sus negocios, pero que apenas retomarán actividad. No tienen clientela, ni hay libre circulación entre provincias para que puedan hospedar a personas. Esta nueva normalidad será un largo camino que hoy arranca.