La Enfermería reivindica su liderazgo

13.05.2020 | 02:03
Personal de Enfermería trabajando en la sexta planta del CHN B.

200 años después del nacimiento de Florence Nightingale, considerada "madre de la Enfermería moderna", las 5.660 enfermeras de Navarra celebran este año su Día Internacional enfrentándose a la mayor crisis

su labor está siendo vital para frenar la expansión del coronavirus; un bicho que ya ha contagiado a más de 7.600 personas en la Comunidad Foral y ha acabado con la vida de 493.

Para ello, las 5.660 enfermeras y enfermeros que actualmente ejercen en Navarra se están dejando la piel y el alma –como todos los profesionales sanitarios y no sanitarios que luchan en primera línea en esta pandemia– cuidando, curando y, más que nunca, acompañando a los pacientes. Ayer –cuando se cumplían 200 años del nacimiento de Florence Nightingale, considerada la madre de la Enfermería moderna– celebraron su Día Internacional. No obstante, el virus les ha privado de los actos que suelen organizar esta jornada, cuyo lema este año es Enfermeras: una voz para liderar. Llevando al mundo hacia la salud. En este reportaje, hablamos con responsables del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), del Colegio Oficial de Enfermería y de distintos sindicatos sobre la situación de la profesión, su papel en la epidemia y los retos que tenían antes de que el virus irrumpiera en nuestras vidas y que van a tener a partir de ahora.

Como expuso la presidenta del Colegio de Enfermería, Arantxa Osinaga, "el papel de las enfermeras navarras ha sido fundamental durante la pandemia del COVID-19 y así nos lo ha reconocido la sociedad". En este sentido, indicó que "ha sido el primer profesional de contacto en la entrada del sistema sanitario, tanto a través de Atención Primaria como en las urgencias hospitalarias. Ha seguido con la atención continua y el contacto permanente durante el ingreso" y también se ha encargado del "seguimiento de los pacientes en su domicilio". Por ello, aseguró que "pese a la carencia de suficientes equipos de protección, sobre todo en los primeros momentos de la crisis sanitaria, las enfermeras han trabajado con profesionalidad y empatía, sobreponiéndose a la presión asistencial, al miedo al contagio y a la sobrecarga emocional".

Tras señalar que ya antes de la pandemia los retos de las enfermeras eran "la visibilidad y el liderazgo", Osinaga sostuvo que ahora "nos hemos dado cuenta de que nuestra presencia en la toma de decisiones resulta ya obligatoria", refiriéndose a los organismos que definen las políticas de salud. Asimismo, indicó que el principal reto que ha puesto sobre la mesa esta pandemia es "la necesidad de aumentar el número de enfermeras en los centros sociosanitarios. Es sabido que la mayoría de las personas que viven en residencias geriátricas presentan procesos crónicos y pluripatológicos y, en muchos casos, determinados grados de dependencia. Por tanto, merecen disfrutar, dentro del centro donde residen, de unos cuidados enfermeros que puedan dar respuesta adecuada a sus necesidades de salud".

En la misma línea, Mª Teresa Soria Sarnago, directora de Cuidados Sanitarios del Complejo Hospitalario de Navarra –donde trabajan alrededor de 1.500 enfermeras–, destacó que "somos un colectivo que representa la mitad del personal sanitario a nivel mundial y proporcionamos el 90% de los cuidados profesionales", pero "a veces no se conocen todas nuestras funciones". Tras exponer que la campaña Nursing Now aboga por "impulsar y desarrollar la Enfermería, lo que supondrá mejorar la salud, promover la igualdad de género y apoyar el crecimiento económico", afirmó que "para lograrlo es necesario que podamos estar presentes en diferentes ámbitos y participar en la toma de decisiones sanitarias".

Para afrontar la pandemia, prosiguió, "todos los roles de Enfermería, desde el asistencial al gestor, se han desarrollado al máximo, y todos y cada uno de los profesionales en los diferentes puestos han sido fundamentales para que el CHN se haya convertido en un centro totalmente diferente al que conocíamos en un tiempo récord". Para ello, comentó, "ha sido clave el trabajo en equipo multidisciplinar" para proporcionar una atención centrada en el cuidado de la persona, segura y de calidad.

Soria consideró que "uno de los grandes retos que tenemos las enfermeras es aumentar la visibilidad de nuestra profesión y promover nuestro liderazgo en las organizaciones", pero también impulsar la investigación, así como "potenciar nuevos perfiles de Enfermería" y "crear puestos de enfermeras especialistas".

satse La secretaria autonómica de Satse, Mª José Algarra, indicó que "la Enfermería está cansada. Tras más de dos meses sin parar de trabajar, sin descanso ni físico ni mental, ha llegado un punto que se encuentra exhausta y psicológicamente destrozada". Tras mencionar que "la plantilla, que es la columna vertebral de nuestro sistema de salud, no podría afrontar otra situación igual", consideró "necesario tomarse en serio la reorganización y redimensión de personal, el estocaje de recursos, equipos de protección, etc para que en los futuros brotes, epidemias, listas de espera..., no vuelva a recaer en el peso de los profesionales sanitarios porque, quizá, no puedan volver a levantarse". Algarra, que defendió la preparación del personal para dar "los mejores cuidados", dijo que quizá "lo más representativo de esta pandemia" es el acompañamiento: "Ha sido gracias a la Enfermería, a la humanización de los cuidados, de la empatía, a los valores y a la propia naturaleza de la profesión, que las personas que se han ido no lo hayan hecho en absoluta soledad".

En cuanto a los retos, señaló que son los mismos antes y después de que el virus irrumpiera, porque "esta pandemia ha sacado a la superficie los defectos de nuestro sistema de salud". Así, estimó necesario "contar con plantilla para poder atender momentos y picos de alta demanda"; reiteró la petición de que se desarrollen las especialidades" porque "cada vez se demandan más cuidados específicos, por ejemplo, para atender cronicidades derivadas de la longevidad"; y consideró que "ahora más que nunca" es necesaria la enfermera escolar, para que "vele por la salud de nuestros hijos e hijas y les enseñe buenos hábitos de vida". Asimismo, seguirán luchando por "el reconocimiento del nivel A para Enfermería, la carrera profesional para el personal eventual...".

LAB Por otro lado, desde LAB, Josemi Ablitas, delegado de este sindicato en Osasunbidea, afirmó que las enfermeras han tenido "un papel fundamental, como el resto del personal, en el manejo de esta pandemia. Tenemos que tener en cuenta que, junto a otras profesionales, han estado en primera línea de atención. En muchas ocasiones con medios escasos, turnos agotadores y deficiencias organizativas han demostrado que el trabajo en equipo debe ser el modelo de funcionamiento en la sanidad de Nafarroa".

A juicio de este enfermero de Urgencias del CHN, "se debe seguir en la línea del trabajo en equipo y defensa de la calidad de la sanidad pública. La potenciación de la Atención Primaria debe ser un objetivo fundamental en la evolución de los cuidados y posibles rebrotes de la pandemia que pudieran aparecer". Asimismo, abogó por "afrontar el grave problema de la eventualidad y el alto índice de rotación. Necesitamos unos ratios para todo el equipo pluridisciplinar que se basen en cuidados, necesidades expresadas por los ciudadanos y aportaciones de las profesionales".

ela La enfermera Sagrario Santiago, de ELA, señaló que antes de la epidemia "queríamos promover que los alumnos que querían estudiar todo el grado en euskera pudieran hacerlo", además de demandar el pleno desarrollo de las especialidades; una necesidad que se ha visto patente con la pandemia, porque "ha habido muchos contratos de profesionales sin especialidad, por ejemplo, en Cuidados Intensivos", y pidió reducir la "alta eventualidad que hay" ofreciendo "contratos más dignos" a los jóvenes. Criticó que el coronavirus "a nivel de salud laboral al principio cogió a todo el mundo descolocado" y pidió que "se nos valore como especialistas". Además, consideró "súper importante promocionar más la Enfermería Comunitaria", porque "tenemos que tender a eso, a prevenir más que a ingresar, y eso es Atención Primaria", que "tiene el trabajo más duro".

CCOO Desde CCOO, Carmen Pueyo homenajeó a estos y estas profesionales, "esenciales en el sistema sanitario y en la crisis del COVID-19", que han trabajado "sin descanso, con alto riesgo y tasa de contagios que denunciamos en todo momento". Además de reconocer su labor durante la crisis sanitaria, el sindicato exigió "mayores medidas y equipos de protección, realización de test, transparencia y control de los EPIS suministrados, y ratios de personal que permitan prestar el servicio con los plazos y calidad requeridos". Asimismo, reivindicó "el empleo estable y de calidad", apoyó "el total desarrollo de las especialidades de Enfermería" y propuso desarrollar "la profesión, capacidades y posibilidades, en un marco de trabajo conjunto y cooperativo, junto al resto de profesionales para preservar y avanzar en un sistema sanitario eficaz, eficiente y, sobre todo, universal".

ugt Itziar Pérez, delegada de UGT en el SNS-O, consideró necesario reconocer el valor de los cuidados que proporciona el equipo de Enfermería, en el que hay enfermeras, que es un grado universitario, y técnicos auxiliares en cuidados de enfermería, que es Formación Profesional (FP). En este sentido, afirmó que "todos los trabajadores del ámbito sanitario están siendo fundamentales en el afrontamiento de la pandemia: desde las trabajadoras de la limpieza hasta los gestores, pasando por celadores, transporte sanitario, TCAE, enfermeras o médicos", porque "la pandemia solo se controlará trabajando en equipo". En cuanto al equipo de Enfermería, explicó que atiende "las necesidades de las personas más allá de la enfermedad", refiriéndose a su higiene, "a darles de comer si no pueden hacerlo por si mismos, a atender necesidades como despedirse de los seres queridos, o simplemente hablar con ellos, administrar medicación, o estar pendiente del manejo de un respirador al que están conectados...". Por ello, concluyó que el reto es "seguir proporcionando todos esos cuidados enfermeros", pero atendiendo al mismo tiempo a las nuevas personas que caigan enfermas, de la patología que sea.

SAE Finalmente, Begoña Ruiz, del sindicato de técnicos de enfermería SAE, dijo que se sienten "invisibles", porque parece que solo hay "diplomados" y también están ellos, que tienen una FP de Grado Medio. De hecho, señaló que "nos encargamos de los cuidados" y "somos los primeros y muchas veces los últimos en cuanto a atención al paciente". Respecto a los retos, deseó que "la Administración se dé cuenta del error que cometió dejándonos fuera de la clasificación" y concluyó que con esta pandemia "ha quedado claro que en las residencias sociosanitarias la atención no tiene que ser solo social, sino sanitaria".

"La enfermera escolar es más necesaria que nunca, para que vele por la salud de nuestros hijos"

María José Algarra

Secretaria autonómica de Satse

"Uno de los grandes retos que tenemos es aumentar nuestra visibilidad y liderazgo"

Mª Teresa Soria

Directora de Cuidados Sanitarios del CHN

"Hay que seguir en la línea de trabajo en equipo y defensa de la calidad de la sanidad pública"

Josemi Ablitas

Enfermero y delegado de LAB

"Nos hemos dado cuenta de que nuestra presencia en la toma de decisiones resulta ya obligatoria"

Arantxa Osinaga

Presidenta del Colegio de Enfermería

"L@s profesionales de Enfermería, esenciales en el sistema sanitario y en la crisis del COVID-19"

carmen pueyo

Secret. Federación de Sanidad de CCOO

"La pandemia del coronavirus solo se controlará trabajando en equipo"

Itziar Pérez

Delegada de UGT en el SNS-O