alerta sanitaria

Las entidades sociales vaticinan una crisis similar o peor a la vivida en 2008

Además, les preocupa la incertidumbre de cómo van a tener que desarrollar su actividad a partir de ahora

25.05.2020 | 00:39
Una mujer pide limosna en una calle de Pamplona. Foto: Oskar Montero

Pamplona – Las entidades sociales advierten de que lo peor esta por venir y vaticinan una situación de precariedad, desigualdad y riesgo de exclusión de los sectores más vulnerables similar o peor a la crisis de 2008. "Aunque el Gobierno de Navarra y las entidades sociales han reforzado sus programas, creemos que el aumento de número de personas en riesgo de pobreza ha crecido, y va a crecer", alerta Alberto Urteaga, Presidente de la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza, que incide en que estas familias "son las que menos capacidad de ahorro tienen, por lo que su situación y su sustentación básica se tambalean hasta los cimientos".

En la misma línea, David Crespo, del comedor social Villa Javier cree que las familias notarán el impacto en unos meses "cuando acaben algunas ayudas, la gente deje de cobrar el paro y se de cuenta de que se ha destruido el empleo. "La sensación que tenemos es de que la caída va a ser peor que en 2008, aunque esperemos que no se alargue tanto en el tiempo. Pero la situación va a ser muy dura", lamenta.

Lo que también preocupa a las entidades sociales de cara al futuro es la incertidumbre sobre la manera en que van a tener que trabajar a partir de ahora. "Nos preocupa porque no sabemos cuándo vamos a poder retomar cierta normalidad y vemos que las personas que nos requieran van a ir en aumento", explica Myriam Gómez García, responsable del París 365. En la misma línea, a Joaquín Fernández, presidente del Banco de Alimentos, le preocupa que no se recupere cierta normalidad: "El tema es que se vayan recuperando trabajos y que la gente vuelva a tener ingresos pero nuestra sensación no es buena. Venimos de pasar una gran crisis hace unos años y parece que ahora nos encaminamos hacia otra, que encima esta tiene el agravante de que también está siendo una crisis sanitaria".