Ordizia frena el foco y los contagios afectan ya a una decena de municipios

Detectado en Deba un nuevo caso que deja tres positivos por transmisión familiar "o contactos muy próximos" Gipuzkoa suma un total de 17 de las 31 infecciones contabilizadas en la CAV

12.07.2020 | 10:56
El alcalde de Ordizia, Adur Ezenarro, atiende este domingo a los medios de comunicación durante la jornada electoral.

donostiA. El brote de infección por coronavirus sigue activo en Ordizia aunque con aparente contención teniendo en cuenta que el municipio solo ha sumado un positivo en las últimas horas. Son 70 los casos confirmados, a la espera del resultado que arroje la prueba a la que ayer se sometieron otros 26 vecinos. Sí se constata que el virus va ganando terreno por buena parte de la geografía, y se estudia la posible correlación con el foco inicial de hace una semana en un contexto de ambiente nocturno en la localidad goierritarra.

Son once las localidades guipuzcoanas que suman positivos, como es el caso de Deba, donde se han practicado 60 pruebas PCR, de las que tres han revelado infección. Se trata de un posible foco detectado en la localidad costera que se sigue con atención. En concreto, "una transmisión intrafamiliar o por contactos muy próximos", según explicó ayer en rueda de prensa la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga, que dio cuenta del parte diario.

Es la dinámica en la discurre este verano salpicado de contagios, los últimos de los cuales se están produciendo vía "familiar". Contactos estrechos que ya estaban aislados y que en algunos casos eran asintomáticos, y que se suman a otros relacionados con el ocio nocturno.

En realidad, en Ordizia se han detectado cuatro nuevos casos pero tres de los que inicialmente se habían identificado con el foco han sido finalmente descartados. Es decir, finalmente asciende a 70 el número total de positivos, uno más que el día anterior, según explicó Murga. En total, desde el pasado lunes se han practicado en las carpas instaladas en el municipio un total de 2.765 PCR.

Gipuzkoa es el territorio vasco que vuelve a marcar el mayor número de contagios. En el conjunto de Euskadi son 31 las personas que han dado positivo en la prueba que detecta restos genéticos del SARS-CoV 2 en mucosas. De ellas, 17 se localizan en el territorio, donde Salud ha estudiado casos ligados a un local juvenil de Deba y a un establecimiento hostelero de Eskoriaza.

En este municipio el jueves se decretó el cierre de tres bares, al igual que ha venido ocurriendo en otras localidades del territorio, como en un establecimiento de Zumaia. A la vista de esta sucesión de contagios, desde otros puntos del territorio han querido ganar terreno adoptando medidas restrictivas en su actividad para frenar una posible transmisión. Así lo han hecho en localidades como Legorreta, Beasain, Lazkao y Tolosa.

La estadística revela que el virus se disemina: Alegia, Andoain, Deba, Donostia, Errenteria, Eskoriatza, Hondarribia, Lasarte-Oria, Ordizia, Urnieta y Zumaia. Son las localidades en las que se han registrado positivos durante las últimas horas. Supone un paulatino goteo que responde a una situación por el momento controlada, pero que exige una labor de control constante.

Así lo demuestra el hecho de que se hayan practicado en las últimas horas en Euskadi un total de 3.420 pruebas PCR, y 337 test rápidos para medir la inmunidad adquirida. El total de analíticas arroja 43 nuevos casos. Tras los contagios hay una población con una media de edad de 32 años, en muchos casos asintomáticos. Se constata, eso sí, que enfermos recientes han mantenido contactos estrechos con quienes se contagiaron ya hace casi dos semanas y su edad sube a los 55-65 años, más cerca de los grupos con riesgo a tener complicaciones graves.

Siete altas Así, a día de hoy en Euskadi hay seis personas que tienen o han tenido COVID-19 ingresadas en la UCI, aunque ninguna de ellas ha dado positivo en los últimos 15 días. Otras siete han sido dadas de alta y 29 han dado negativo en el PCR después de haber contraído la enfermedad. En su intervención, Murga hizo mención a las elecciones autonómicas que hoy se celebran, apelando a la "responsabilidad" personal para mantener las medidas de prevención tanto en la votación como en cualquier otro escenario familiar, de ocio o deportivo. La consejera destacó que las medidas de seguridad establecidas por las instituciones vascas unidas al uso de la mascarilla, la distancia física y la higiene de manos son "la clave" para que la jornada se desarrolle con garantías de salud pública. La titular de Sanidad remarcó que las personas infectadas con derecho a voto, que tienen restringida la movilidad y no podrán desplazarse a los colegios electorales, "tienen que entender que se limita ese derecho por un bien común". Recordó que "en los momentos más duros de la pandemia el 98 % de las personas contagiadas cumplió" las recomendaciones para no poner en riesgo a los demás, "incluso en situaciones tan duras como no poder despedirse de un ser querido".

Prevención. Seis marineros de un pesquero vasco se encuentran en aislamiento preventivo a la espera de recibir los resultados de las pruebas PCR que se les ha hecho ante la sospecha de que hayan podido resultar contagiados por COVID-19. Fuentes del Gobierno Vasco indicaron que se trata de la tripulación de un pesquero vasco que ha regresado a su base ante la posibilidad de que hayan mantenido contacto con marineros de los pesqueros de Burela (Mariña de Lugo) que han dado positivo en la villa cántabra de Santoña. Las tripulaciones de tres pesqueros gallegos, en total 10 personas, han sido aisladas en un centro del Gobierno cántabro habilitado para atender estos casos, donde permanecerán en cuarentena preventiva. Además, el resto de embarcaciones y tripulaciones con las que han podido mantener contacto, entre ellas una del País Vasco y otras de Asturias y Galicia, se han dirigido a sus puertos de origen.

marineros vascos en aislamiento

sospecha de contagio

Un fallecido en Euskadi. Una persona ha perdido la vida en el País Vasco debido al COVID-19, por lo que asciende a 1.622 el número de fallecidos que se ha cobrado ya la pandemia. Según el balance ofrecido ayer por el Departamento vasco de Salud, el íncide RO se sitúa actualmente en 1,76 en el conjunto de Euskadi. Estas siglas refieren el número reproductivo básico que indica cuántas personas son susceptibles de ser contagiadas por término medio por cada uno de los positivos que se registran.