Navarra encabeza con Castilla León la certificación forestal sostenible

La Comunidad Foral tiene una extensión de 300.000 ha y cuenta con la mayor superficie en proporción

26.07.2020 | 11:59
Vegetación en el bosque de Zilbeti.

Castilla y León es la autonomía con mayor extensión forestal avalada por el sello forestal sostenible PEFC (más de 750.000 hectáreas), seguida de Navarra (casi 300.000), que, además, es la que tiene mayor superficie certificada en proporción (más del 60 %), y Andalucía (más de 292.000), según la memoria anual de esta entidad.

Tras ellas, figuran Cataluña (más de 270.000), Galicia (más de 180.000) y Extremadura (casi 96.000), mientras que Madrid, Murcia, Canarias y Baleares, junto con Ceuta y Melilla son los únicos puntos que no cuentan aún con territorio certificado por la Asociación Española para la Sostenibilidad Forestal (PEFC).

En total, la superficie gestionada con este sistema se ha incrementado en más 90.500 hectáreas durante 2019 (un 4 % más) y roza ya las 2.300.000 hectáreas (un 12,5 % de la superficie boscosa), de las cuales más de 1.500.000 son de carácter público y el resto, privadas, de acuerdo con los datos de este documento, que celebra '20 años cuidando de los bosques' en España.

De esta superficie forestal certificada, cerca del 47 % está poblada por pinares de diferentes especies y el resto es territorio compartido por robles, hayas, encinas, eucaliptos, alcornoques, chopos, masas mixtas y arbustivas.

La categoría de diversas especies, añade el estudio, engloba a otras frondosas como castaños, abedules o vegetación de ribera, junto con otras coníferas como sabinas y alerces.

Durante estos dos decenios la organización ha "creído firmemente en el potencial transformador de los bosques para contribuir al bienestar de la sociedad y el cuidado del planeta", ha explicado Ana Belén Noriega, secretaria general de PEFC, que constituye el sistema de certificación forestal "elegido mayoritariamente por los propietarios forestales a escala nacional y global".

A nivel internacional, de hecho, gestiona más de 326 millones de hectáreas de 750.000 propietarios forestales en más de medio centenar de países, mientras que otros 10 están desarrollando un sistema PEFC o preparándose para solicitar su reconocimiento.

Durante 2019, Rusia fue el país que ha registrado un mayor incremento de bosques certificados con un aumento del 47 % y Corea del Sur el último socio en incorporarse a este sistema al certificar por primera vez una zona forestal de más de 450.000 hectáreas.

Noriega ha explicado que esta herramienta "es fundamental para mitigar el cambio climático, proporcionar recursos renovables, reutilizables y reciclables" y ayudar a preservar la biodiversidad, además de controlar la erosión del suelo y mejora la calidad del aire y del agua.

En el caso de España, esta entidad cerró 2019 con más de 6.000 nuevas altas de silvicultores, gestores y propietarios forestales con lo que el número total supera los 35.500.

También se ha incrementado, hasta un 7 %, el porcentaje de empresas con un certificado de Cadena de Custodia PEFC, con lo que el total se aproxima a las 1.500, lo que representa un volumen de facturación de más de 14.800 millones de euros.

El mayor número de empresas certificadas se encuentran en Galicia (más de 400), Cataluña (más de 200), Madrid y País Vasco (más de 120 en ambos casos).

Noriega ha destacado la importancia del sector, con motivo de la alerta sanitaria, que "ha puesto de relieve la importancia del equilibrio entre la actividad humana y la Naturaleza", y ha asegurado que los consumidores "son los principales aliados, pues con la elección de productos con sello PEFC, contribuyen a un mundo más sostenible".