El 6,9% de los sanitarios navarros tiene anticuerpos frente al COVID-19

Salud presenta a colegios profesionales y sindicatos los resultados de las ruebas que realizó a más de 12.000 profesionales

30.07.2020 | 16:10
La consejera Induráin, en los preparativos de las pruebas

El 6,9% de los profesionales sanitarios de Navarra ha desarrollado anticuerpos frente al COVID-19, según los resultados preliminares del programa de seroprevalencia entre profesionales sanitarios y sociosanitarios (SEPROSANA), llevado a cabo por el Gobierno Foral para proteger a los y las trabajadores de estos ámbitos.

Este jueves se han presentado a colegios profesionales y sindicatos los resultados iniciales de la primera fase del programa, que se refieren sólo a sanitarios y sanitarias, un total de 12.000. Los resultados del personal sociosanitario se harán públicos próximamente.

Las personas encargadas de presentar los datos han sido el director general de Salud, Carlos Artundo; la directora de Instituto de Salud Pública y Laboral, Marian Nuin; la subdirectora de Asistencia Sanitaria Integrada, Nancy Gonzalo; y Jorge Pascual, jefe de servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

Respecto del resultado final del trabajo (un 6,9% de personal con anticuerpos), cabe recordar que el Ministerio de Sanidad situó en el 6,6% el porcentaje de la población general en Navarra que tenía anticuerpos, en su estudio de seroprevalencia hecho público el pasado 6 de julio. Este estudio ministerial situaba asimismo en el 10% la proporción de profesionales sanitarios del conjunto del Estado con anticuerpos frente al coronavirus.

Asimismo, otros estudios llevados a cabo entre centros sanitarios españoles como el Hospital de Alcorcón, el Ramón y Cajal, el Gregorio Marañón o el Clinic de Barcelona entre sus profesionales, sitúan el porcentaje de anticuerpos en sus trabajadores en una horquilla que varía entre el 9,34% en su rango inferior y el 31% en el superior.

La primera fase del programa SEPROSANA se ha desarrollado a lo largo de la segunda quincena de junio y los primeros días del mes de julio, y tendrá continuación en otoño con una segunda fase. En esta primera fase, la participación total, entre profesionales sanitarios y sociosanitarios, se ha situado en 15.229 (en torno al 66%).

Solo un caso de infección activa por PCR


SEPROSANA se plantea como objetivo conocer la situación de seroprevalencia del personal de los referidos ámbitos con el fin de conseguir, tanto la protección de este colectivo esencial para el control de la pandemia, como que los espacios donde trabajan sean lo más seguros posible frente a la transmisión de la infección.

Con esta finalidad, el programa incorporaba un sistema de detección de la enfermedad en profesionales asintomáticos en los que no existía la constancia de que hubieran pasado la enfermedad y cuyos resultados de seroprevalencia (por la técnica de ELISA) indicaban la posibilidad de tener una infección activa (un 2,8% de total). En este contexto, se han realizado 427 pruebas de PCR, entre las cuales solo ha habido un nuevo caso de infección activa.

Además, el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea ha realizado a lo largo de los meses que llevamos de pandemia y hasta el 15 de junio, fecha de inicio de SEPROSANA, un total de 10.190 pruebas de PCR a 8.169 profesionales, lo que constituye aproximadamente el 72% de su plantilla. También se realizaron test rápidos de anticuerpos a 8.511 personas.

Los resultados obtenidos de ambas pruebas arrojaron un resultado de 776 profesionales positivos para coronavirus, lo que permitiría hacer un cálculo de seroprevalencia estimada en función de esos datos para los y las trabajadoras del SNS-O, que rondaría el 6,8% respecto a la plantilla total, cifra muy cercana a este 6,9% que refleja el SEPROSANA.

Ámbitos y distribución geográfica


Si atendemos a la distribución geográfica, se observa una mayor proporción de profesionales contagiados en los centros públicos del área de Pamplona / Iruña (7,9%), zona donde se han concentrado la mayoría de las atenciones y hospitalizaciones por COVID-19. Estos porcentajes se reducen al 4,6% y al 4,1% entre profesionales de las áreas de Estella-Lizarra y Tudela, respectivamente.

Por ámbitos asistenciales, la prevalencia es también ligeramente superior en la Atención Primaria, (8,1%) con respecto a la Hospitalaria (6,9%). También aquí, se comprueba la diferente distribución geográfica, concentrándose en el área de Pamplona la mayor parte de profesionales en cuyas muestras se han hallado anticuerpos, tanto en los de Atención Primaria (9,4%) como en los de Hospitalaria (7,5%). En Estella-Lizarra, estos porcentajes se han situado en el 2,5% para la primaria y el 5,6% para la hospitalaria, mientras que en Tudela han sido de 4,6% y 3,9%, respectivamente.

Entre los y las profesionales dependientes de la Gerencia de Salud Mental, el valor de seroprevalencia se ha situado en el 7%, y en el 3% para los del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

Por perfiles profesionales, la prevalencia es algo superior en la mayoría de las categorías asistenciales: jefaturas asistenciales (8,7%), personal médico (7,4%), diplomados/as sanitarias (7,3%), personal técnico en cuidados auxiliares de enfermería (7,4%) y personal celador (7,5%), aunque disminuye en profesionales de Trabajo Social (5,7%) y técnicos y técnicas sanitarias (6,2%). En general, resulta algo más baja entre profesionales no asistenciales, como personal de administración (6,8%), de servicios múltiples (5,3%), técnicos no sanitarios (3,7%) y personal trabajador de mantenimiento (3,6%), si bien entre las jefaturas no asistenciales repunta un tanto (8,4%).

Participación y dispositivo


En cuanto a la participación, SEPROSANA se dirigía inicialmente a un público potencial de 23.000 trabajadores sanitarios y no sanitarios. De estos, se inscribieron para participar un total de 15.946 profesionales, de los que finalmente se hicieron las pruebas 15.192. De este cómputo, 14.065 pruebas se realizaron con recursos de la red sanitaria pública, entre los que se contaron 9.116 muestras a personal empleado público de ese ámbito; 3.476 a profesionales de centros sociosanitarios; 326 del Hospital San Juan de Dios; y 1.147 a personal de diversas contratas que trabajan para el sistema sanitario.

El Hospital San Miguel no ha tomado parte en esta fase, ya que recientemente hizo tests a su personal, pero está previsto que sí lo haga en la segunda fase del programa. Finalmente, la Clínica Universidad de Navarra se encargó de realizar pruebas a 1.168 trabajadores y trabajadoras de su centro.

Como se recordará, para realizar las muestras a los cerca de 12.000 trabajadores del área de Pamplona se habilitaron las instalaciones de Refena. En este dispositivo, han participado más de 40 profesionales de Enfermería, 12 de Administración, 10 técnicos y técnicas en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAE) y 3 en Emergencias Sanitarias (TES).

En Estella-Lizarra y en Tudela el dispositivo se realizó en sus hospitales de referencia (García Orcoyen y Reina Sofía) y participaron en la logística 8 y 12 profesionales, respectivamente, para tomar muestras a unas 1.200 personas en el primer caso y en torno a 2.000 en el segundo. A este personal habría que sumar el de los laboratorios de cada centro, además del personal de la CUN que, como se ha dicho, se encargó de realizar en su centro la toma y el procesado de las muestras.

Además, en la coordinación y gestión operativa del programa SEPROSANA han participado más de 50 profesionales de diferentes direcciones y servicios del SNS-O, así como del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN).

Asistentes a la presentación


Han asistido a la presentación representantes de los colegios oficiales de profesionales médicos, de Enfermería, Farmacia, Fisioterapia, Terapia Ocupacional, dietistas-nutricionistas, dentistas, profesionales podólogos, psicólogos, veterinarios y de trabajo social, Sindicato Médico de Navarra, Sindicato de Auxiliares de Enfermería, Sindicato de Enfermería-SATSE, así como a las secciones de salud de los sindicatos AFAPNA, CCOO, ELA, LAB y UGT.

También han participado Javier Apezteguía, gerente en funciones del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea; Alfredo Martínez Larrea, director Gerente del Complejo Hospitalario de Navarra; Isabel Rodrigo, subdirectora asistencial de Procesos Ambulatorios y de Diagnóstico en el CHN; y Estrella Extramiana, jefa del Servicio de Salud Laboral del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN).