La Fiscalía investigó el año pasado en Navarra hasta 45 denuncias a menores por delitos sexuales, el triple que en 2018

Diez de ellas se tuvieron que archivar al no alcanzar los autores los 14 años y no poder ser imputados

14.09.2020 | 01:03
Agentes de la Guardia Civil identifican a un menor detenido.

PAMPLONa – Los adjetivos califican la realidad y, en este caso, pintan un escenario "preocupante y alarmante". La autoría del entrecomillado de los calificativos pertenece a la Fiscalía General del Estado, que el pasado lunes, en la presentación de la Memoria de la institución del pasado año 2019, alertó del "alarmante incremento" de las ideas sexistas y de la violencia sexual entre menores y adolescentes, un fenómeno que considera "muy preocupante".

De hecho, decía, los procedimientos por abuso sexual cometidos por menores subieron un 15 % el año pasado. En Navarra la estadística de los delitos sexuales cometidos por menores de edad se ha disparado. La Fiscalía de Menores de la Comunidad Foral, en la Memoria del año pasado, constata que el incremento se ha triplicado respecto a los datos que se reflejaban tanto en 2018 como en 2017. En concreto, en 2019, se investigaron hasta 45 hechos delictivos catalogados como agresiones sexuales y otros 30 que fueron tipificados como abusos sexuales. En total, 75 delitos contra la libertad y la indemnidad sexuales, el triple de los 23 (8 agresiones y 15 abusos) que se investigaron en 2018 y de los 27 que se denunciaron durante el año 2017 (7 agresiones y 20 abusos). Conviene recordar, por la gravedad de las infracciones, que el delito de agresión sexual castiga al que atenta contra la libertad sexual de otra persona ejerciendo algún tipo de violencia o intimidación (esta también puede tratarse y ejecutarse como una intimidación ambiental, en el caso de que los jóvenes actúen en grupo, debido a que la víctima no puede responder al sentirse intimidada por la amenaza de dicho colectivo). En cuanto al delito de abusos es aquel que se comete contra la libertad sexual de alguien sin que medie consentimiento, sin necesidad de emplear violencia e intimidación.

Como se observa, los números de esta casuística se han desbordado en Navarra. La Fiscalía General del Estado alerta además de que a menudo estos ataques contra la libertad sexual "son grabados y difundidos a terceros" y pone de relieve la ejecución de esos ataques en grupo. El Ministerio Fiscal resalta en Navarra "el número creciente de denuncias presentadas" tanto en este ámbito de la delincuencia sexual, y a su vez se constata también unos niveles altos de denuncias en violencia contra la mujer y en violencia filioparental.

las condenas son menos La Fiscalía matiza, sin embargo, en el desglose de la documentación estadística, que el incremento en las denuncias por dleitos sexuales "no viene equiparado con un aumento de sentencias condenatorias con imposición de medidas". En este punto, conviene aclarar que los menores de 18 años que resultan condenados en una sentencia no cumplen una pena de prisión, sino que se les impone algún tipo de medida de internamiento. Abunda la Fiscalía en que de las 45 diligencias preliminares incoadas por estos delitos, 27 dieron lugar a la incoación de expedientes de reforma, de los que una vez instruidos solo en tres de ellos se solicitó la apertura de audiencia y se dictó sentencia condenatoria con imposición de medida. Prácticamente en todos estos expedientes de reforma la víctimas contaron con asistencia jurídica bien por profesionales del Servicio de Atención a la Mujer o por designación particular. En ocho de los expedientes, los archivos resultaron firmes.

ARCHIVOS DE CAUSAS Llegados a este punto, otro de los datos que eleva la preocupación entre las fiscales especializadas es la precocidad entre los autores de dichos ataques sexuales. Así, en la Memoria se destaca que en la mayoría de los casos archivados, tanto los denunciados como las víctimas son menores de 16 años, que es la edad en la que una persona según el Código Penal español puede dar su consentimiento para mantener una relación sexual. Por ello, pese a no poder acreditarse el abuso doloso o la intimidación, el Ministerio Público hubo de solicitar la aplicación de la excusa absolutoria que fijar el artículo 183 quater de la norma penal española. En la misma, se narra que "se establece que no habrá responsabilidad penal para el autor de uno de estos delitos cuando se trate de una persona de una edad y un grado de madurez similar al del menor y cuando exista un consentimiento libre por parte del menor".

Pero todavía se han investigado otras causas en las que incluso la minoría de edad ha impedido siquiera la mera investigación del denunciado. Recuerda la Fiscalía que los menores de 14 años de edad, que son inimputables (no se puede seguir un procedimiento penal contra alguien que no haya cumplido esa edad), han protagonizado durante el pasado año la autoría de hasta una decena de las denuncias por abusos sexuales. "Resulta preocupante", describe el Ministerio Público, que igualmente apunta que otros diez menores de 14 años protagonizaron también otros tantos procedimientos de acoso escolar. "Se aprecia en ese sentido mayor incidencia del delito de acoso escolar en edades tempranas, habiendo disminuido en los menores de entre 14 y 17 años". En este grupo de edad de menores de 14 años se mantiene la criminalidad en delitos generalmente leves de lesiones (18 denuncias), daños (12), hurtos (9), así como con robos con fuerza y con violencia (3) y violencia familia (3 denuncias) y por otros delitos (9 denuncias).

noticias de noticiasdenavarra