El acusado de matar a su pareja al prenderle fuego en Pamplona acepta 22,5 años sin pedir perdón

Roberto Domínguez Domingo arrojó líquido inflamable sobre Yolanda Jaén Segura mientras dormía y provocó un incendio en su piso de la calle Mayor en la medianoche del 15 de octubre de 2018

05.10.2020 | 10:01
El abogado defensor David Nagore y el acusado en el juicio

Roberto Domínguez Domingo, acusado de matar a su pareja, Yolanda Jaén Segura, tras arrojarle líquido inflamable mientras dormía y provocar un incendio en su piso de la calle Mayor de Pamplona, acaba de ratificar el acuerdo que le condena a 22,5 años de cárcel por los delitos de asesinato e incendio. 

El acusado se ha limitado a dar el sí al acuerdo y ni siquiera ha pedido perdón por los hechos, que sucedieron en la medianoche del 15 de octubre de 2018.

Este acuerdo evita el juicio con jurado popular que estaba previsto que se iniciara este lunes.

LA VISTA

Además, el condenado debe indemnizar.con 62.000 euros la madre de la víctima.También deberá hacerse cargo de las costas del proceso e indemnizar al Gobierno de Navarra con 2.172,56 euros por los gastos derivados de la actuación de los bomberos y con 30.236,91 euros más los intereses legales por el costo de las atenciones sanitarias necesarias a todas las personas afectadas por el incendio, entre ellas varios vecinos del inmueble.

Así mismo, deberá pagar 30.928,49 euros a la aseguradora Mapfre, que indemnizó y reparó los daños ocasionados en las viviendas y zonas comunes afectadas por el fuego.

En el inicio del juicio, que estaba previsto que se desarrollase con jurado durante cuatro jornadas esta semana, Roberto D.D. ha reconocido los hechos relatados por el fiscal, según los cuales a las 00.55 horas del 16 de octubre del 2018, tras mantener una fuerte discusión con su pareja, roció a esta con un líquido inflamable y le prendió fuego con la intención de acabar con su vida.

Era consciente que esto le provocaría "dolores intensos e insoportables" y actuó con rapidez para que la mujer no pudiera defenderse, según el ministerio público.

Como consecuencia de ello, la mujer sufrió quemaduras en el 30 % de su cuerpo, siendo estas de segundo y tercer grado en la cara, abdomen, tórax y brazos y falleció el 23 de octubre a consecuencia de las heridas.

Al prender fuego a su pareja, Domínguez incendió la vivienda y las llamas se propagaron con rapidez a causa de los materiales de la estructura del edificio, que él conocía, lo que generó una nube de humo que ascendió hacia los edificios superiores.

Tres de los vecinos de este inmueble tuvieron que ser atendidos en Urgencias por inhalación de humo y uno de los agentes de la Policía Municipal de Pamplona que intervinieron en el suceso tuvo que ser trasladado al hospital, donde se le diagnosticó una intoxicación aguda por monóxido de carbono.

Según indica el escrito de la acusación, en el momento de los hechos Domínguez había consumido alcohol y sustancias estupefacientes en tal cantidad que afectaban de forma leve sus capacidades de entendimiento y de voluntad.

Ninguno de los vecinos ni la comunidad de propietarios del edificio reclamaron por los daños en sus viviendas tras haber sido indemnizados por sus correspondientes compañías de seguros.

Al ratificar el acusado los hechos, declararse culpable y aceptar los términos del acuerdo la fiscalía y abogados de la acusación y de la defensa, la jueza ha dado los hechos por probados y ha dictado sentencia condenatoria in voce, por lo que no ha sido necesaria la celebración del juicio con jurado popular que estaba previsto que comenzase este lunes.

El acuerdo ha sido posible después de que la Fiscalía y el Gobierno de Navarra, que ejercía como acusación particular, rebajaran sus peticiones iniciales de pena de 37 y 38 años de cárcel respectivamente.

noticias de noticiasdenavarra