El sábado se hará el cribado en Carcastillo y la próxima semana, en Cadreita

El confinamiento perimetral en estas dos localidades ha entrado en vigor esta noche y se prolongará 7 días

16.10.2020 | 01:33
Fachada del Ayuntamiento de Carcastillo

pamplona – Esta noche ha entrado en vigor el confinamiento perimetral en las localidades de Carcastillo y Cadreita para atajar los altos niveles de contagio registrados en estas localidades riberas, donde residen un total de 4.600 personas. Así, mañana el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) llevará a cabo el cribado poblacional en la localidad de Carcastillo, mientras que en Cadreita tendrá lugar a principios de la semana que viene, según indicó ayer la consejera de Salud.

En Carcastillo, que presentaba una "marcada tendencia alcista en el número de casos" que precipitó la intervención – una incidencia acumulada de 4.289 casos por 100.000 habitantes y una tasa de 7 días de 3.327 por 100.000 habitantes–, se llevará a cabo un cribado a "1.800 personas de más de 15 años". En Cadreita, donde en la última jornada se han registrado tres positivos, presentaba una incidencia acumulada de 4.328 casos por 100.000 habituales en los últimos 14 días, y 2.902 casos en 7 días. En este aso, el pasado dominto se realizó ya un primer cribado en la franja de edad con más afectación y detectó a veinte positivos tras realizar unas 300 pruebas. En este caso, como explicó la consejera, el Instituto de Salud Pública estaba valorando cuántas personas habían asistido para delimitar el número del cribado poblacional.

El departamento de Salud, en contacto y colaboración con los ayuntamientos de Carcastillo y Cadreita, aprobó el miércoles una orden foral que incluye la limitación de las entradas y salidas de los núcleos urbanos de estos dos municipios (no así de los domicilios) en cuanto a restricción de movimientos, exceptuando desplazamientos que tienen que ver con obligaciones laborales, sanitarias, educativas u otras, atención a personas vulnerables y otras causas de fuerza mayor. La medida, que ha entrado hoy en vigor y tendrá una duración inicial de 7 días, siempre sujeta al correspondiente análisis de la evolución epidemiológica y sanitaria. Esta intervención ya se implantó con anterioridad en otras localidades de la Ribera, como Peralta, Falces, Funes y San Adrián, aunque ya no se encuentran en vigor.