La Justicia navarra ve "plenamente justificado" el cierre de la hostelería

Desestima el recurso de hosteleros y restauradores y rechaza suspender de forma cautelar la clausura

27.10.2020 | 14:30
Calles vacias y hostelería cerrada en Estella-Lizarra.

Los jueces concluyen que el derecho a la vida y salud de los ciudadanos en esta pandemia "prima, sin ninguna duda, frente a los intereses económicos que invocan los recurrentes"

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha rechazado este lunes suspender de forma cautelar la orden foral dictada el pasado día 21 por el Ejecutivo navarro que decretó el cierre de los establecimientos de hostelería y restauración ante el avance de la pandemia de la Covid-19.

Los recurrentes, la Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Navarra y la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería, solicitaron la suspensión de la Orden Foral 57/20 tanto de forma cautelarísima (urgentísima) como cautelar (urgente).

En el auto, que puede ser recurrido, el Tribunal asegura que dicha orden foral toma medidas que tratan de limitar la trasmisión del virus en varios ámbitos, sobre todo en el área social.

Al respecto, explica que el informe técnico aportado por la administración considera "situaciones de alto riesgo el permanecer en espacios cerrados, en lugares donde hay concentración de muchas personas y el contacto cara a cara con personas que no son convivientes". El consumo en estos locales supone un mayor contacto cara a cara, y normalmente sin mascarilla, dado que se está tomando alimentos o bebidas cuando se consume en barra. Para ello, es obligado cerrar los espacios en que por concepto se producen esos encuentros", resuelve la Sala, que añade que la medida está "plenamente justificada".

Para los magistrados, la suspensión cautelar del cierre de los bares y restaurantes "tendría unas consecuencias sanitarias de incalculable alcance", en cuanto a la trasmisión de la enfermedad, debido al previsible ascenso de la curva de brotes y contagios.

Según destacan los jueces, la orden foral justifica la necesidad de las medidas acordadas —cada vez más restrictivas— en el hecho constatado de que las anteriores órdenes "no han conseguido el efecto deseado", ya que se ha producido un aumento en el número de contagios.

En este caso, según recoge la resolución judicial, el Gobierno de Navarra ha venido acordando medidas sanitarias menos gravosas para el sector de la hostelería y restauración, como la reducción de aforos, "que se han revelado insuficientes", y en este momento, a la vista de los datos epidemiológicos ofrecidos por la Administración demandada, con un elevado índice de contagios y de expansión del virus en actividades de ocio en hostelería y restauración, ha acordado esta medida de choque por un plazo limitado al 4 de noviembre.

Por tanto, concluye la Sala, "efectuando una ponderación de intereses, cabe concluir que los intereses generales de protección de los derechos fundamentales a la vida y a la salud de todos los ciudadanos en esta situación de pandemia priman, sin ninguna duda, frente a los intereses económicos que invocan los recurrentes".

Los soportales de la Plaza San Juan de Estella, con la hostelería cerrada. Foto: BERGASA

Cita del Gobierno con los hosteleros


El vicepresidente del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, avanzó ayer en rueda de prensa que este jueves el Ejecutivo foral se reunirá con los hosteleros para concretar los detalles de las ayudas que va a recibir el sector. Preguntado por el cierre de la hostelería y hasta cuándo podría durar esta medida, Remírez manifestó que el deseo del Gobierno es que la hostelería "vuelva cuanto antes" a la normalidad, al igual que cualquier otro sector, ya que las limitaciones "también han afectado a otros ámbitos".

Cabe recordar que las medidas aprobadas la semana pasada, entre las que se encuentra el cierre de la hostelería, estarán vigentes hasta el 4 de noviembre, aunque si la situación epidemiológica no mejora lo más previsible es que el Gobierno foral las prorrogue más tiempo.

En cuanto a la reunión con los hosteleros, Remírez detalló que tendrá lugar el jueves a las 10.30 horas y que en el encuentro se va a celebrar una reunión con el sector de la hostelería para "hablar de los paquetes y ayudas concretas". "Nuestro deseo es que cuanto antes se pueda volver a la situación más parecida a la normalidad", aseguró.

En concreto, el Ejecutivo va a destinar a la hostelería una partida de 10 millones de euros para tratar de minimizar el impacto del cierre. No obstante, el sector hostelero, que ha protagonizado varias protestas en los últimos días, considera que esa cantidad es insuficiente y reclama al Gobierno un plan de rescate integral para el sector.

El director general de Salud del Gobierno de Navarra, Carlos Artundo, ha esperado este martes que las nuevas restricciones aplicadas en la Comunidad foral permitan frenar los contagios de covid-19, pero ha señalado que, si no lo hacen, serán necesarias medidas más duras y no ha descartado un confinamiento "más duro". Los hosteleros advierten por su parte de que su futuro está en el alambre y que, tras "arruinarse", los locales quedarán en manos del "mejor postor".