Alerta sanitaria

Unos 2.200 vecinos de Viana de entre 14 y 64 años se someten a pruebas PCR

El polideportivo municipal acoge desde el lunes el cribado para conocer el grado de penetración de la covid-19

24.11.2020 | 01:28
Colas controladas en el exterior del polideportivo de Viana, durante toda la jornada de ayer.

VIANA – Alrededor de 2.200 vecinos y vecinas de Viana seleccionados por cribado se están sometiendo entre ayer lunes y hoy martes a las pruebas PCR con las que descubrir el grado de penetración de la covid-19 en la población. Casi la mitad de los vecinos de una ciudad que cuenta con 4.400 habitantes y cuya residencia de ancianos Nuestra Señora de Gracia –gestionada por la congregación religiosa Hijas de la Caridad–, ya fue atacada por el coronavirus apenas hace veinte días. Un brote muy intenso que dejó un total de 56 residentes infectados (entre residentes y monjas), además de 14 trabajadores. Y lo peor, un brote nefasto que también llevó hasta Viana, la crítica cifra de cinco fallecidos entre los residentes y un severo toque de atención que se extendió entre todos los vecinos de esta pequeña ciudad navarra.

Pocos vianeses se saltaron ayer la cita previa que el Ayuntamiento había organizado con la ayuda tanto de la asociación juvenil Gasteberri, como por Anea que es la asociación de mujeres de Viana. "Hemos trabajado con las listas del centro de salud pero había gente cuyos datos estaban obsoletos. A otros ha habido que llamarles cuatro y cinco veces hasta conseguir localizarlos", comentó ayer una trabajadora municipal en el fragor de la organización de las pruebas en el polideportivo municipal, en cuyos trabajos se centraron varios trabajadores del ayuntamiento y voluntarios locales. Dentro, efectivos sanitarios del Área de Salud de Estella, acompañados de otros técnicos del servicio de Urgencias Extrahospitalarias del Servicio Navarro de Salud que iban recibiendo a la población que había sido convocada.

TESTIMONIOS Muchos de ellos se acercaban a recoger el justificante para presentar en su empresa al coincidir las pruebas con su horario laboral. No fue el caso de Alberto Arriaga que ayer tenía horario de noche en Mondelez, la conocida como galletera de Viana. "No me da nada de miedo; hay que hacerlo y creo que estaría bien que esta misma prueba la hicieran en otros muchos sitios". La que sí mostraba cara de preocupación era Mª Reyes García, pero no a la prueba, si no a los resultados: "tengo tres hijos adolescentes y me da pánico que me tengan que poner en cuarentena y dejarlos solos". Todo lo contrario que Paloma Gutiérrez, que su mayor preocupación era que le hicieran daño al tomarle los restos, Gutiérrez trabaja en un hipermercado y tras su jornada laboral asegura que regresa a Viana porque "procuro no moverme por los sitios demasiado para evitar los contagios". Prueba de que la medida había sido muy extendida entre la población, la ofrecía ayer el vecino Oscar Antón, "en casa nos ha tocado a mí y a mi mujer". "No, no me da ningún miedo. Pero esperemos que, por lo menos, los test sean fiables", finalizó.

EXCEPCIONES La jornada de ayer se presentó con una alta participación entre la población de cuyo cribado, según informaron ayer desde el Gobierno de Navarra, se ha excluido, además de los menores de 14 años, también a las mayores de 64, así como "a quienes se hubieran realizado un PCR en los diez días previos o las personas que tuvieran un resultado positivo en los últimos tres meses". Con todo, la actividad sanitaria en las pistas del polideportivo de Viana, se reanudará hoy en el mismo horario ininterrumpido de ayer desde las nueve y media de la mañana hasta las 19 horas. Los resultados se empezaran a conocer a partir de hoy, buena parte de la población de Viana, cruza los dedos.