Cáritas prevé una temporada "más dura" en Navarra en los próximos meses con la finalización de los ERTE

Destaca que durante la pandemia no ha habido "grandes necesidades mayores" debido a la Renta Garantizada

29.05.2021 | 13:17
El director de Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela, Ángel Iriarte, durante la rueda de prensa de la organización.

El director de Cáritas Diocesana de Pamplona-Tudela, Angel Iriarte, ha expresado su preocupación por la situación que pueda producirse en los próximos meses en Navarra ya que "tenemos muchos ERTE" y se ha preguntado si "todos los ERTE van a volver a sus puestos de trabajo" o "cuántos se van a convertir en ERE".

Ha confiado en que "hemos pasado lo más gordo de la crisis sanitaria pero creemos que no hemos pasado lo más gordo de la crisis económica", ha advertido Iriarte. "Ojalá nos equivoquemos pero creemos que vamos a tener una temporada más dura de lo que hemos tenido hasta ahora en Navarra", ha remarcado.

En una rueda de prensa en la que ha presentado la nueva edición de la tómbola así como las cuentas de la entidad del año pasado, Iriarte ha señalado que durante la pandemia "no hemos notado grandes necesidades mayores" debido, en su opinión, por la existencia de la Renta Garantizada.

Ha reconocido que las necesidades a las que hace frente Cáritas en Navarra "han subido un poco" si bien ha precisado que "no podemos comparar la situación que tenemos en Navarra" a la de otras autonomías. "Aquí no hemos tenido las colas del hambre, sin embargo, sí que hemos tenido más gente que nos ha pedido ayudas para comprar alimentos", ha indicado.

Iriarte ha destacado, el mayor problema es el alojamiento que "todavía lo ha hecho más crudo la situación de la pandemia", a lo que se ha sumado la "brecha digital".

Respecto a las cuentas de Cáritas en 2020, ha señalado que los ingresos que no se pudieron conseguir por la suspensión el año pasado de la tómbola, que suelen rondar los 300.000 y 400.000 euros, se han visto compensados por "muchos más ingresos por donaciones puntuales". En este sentido, ha apuntado que en las parroquias han bajado las "colectas normales" pero, en cambio, han aumentado las "colectas extraordinarias", como la de Cáritas o Manos Unidas, han crecido.

"No hemos notado una gran diferencia del año anterior a este viniendo los ingresos por distintas vías" y "hemos podido cubrir sin dificultad todas las actividades que estábamos comprometidos", ha resaltado.

Así, la entidad contó en 2020 con unos ingresos de 6.523.943,53 euros y unos gastos de 6.063.094,91 euros. La mayoría de los ingresos se debieron a aportaciones, tanto esporádicas (2,4 millones) como periódicas (909.000 euros), a las que se suman las colectas en parroquias (393.000 euros) y las ventas en centros de Cáritas (359.000 euros). Otra gran fuente de ingresos fueron las herencias (1,4 millones). Por su parte, la entidad recibió 31.902,32 euros en subvenciones públicas.

El presupuesto de Cáritas se destinó en su mayoría al programa de acogida (1,2 millones), las residencias y pisos supervisados (1,3 millones) y el centro ocupacional (1,04 millones). Otras partidas relevantes fueron la cooperación internacional (431.000 euros), el comedor social (282.000 euros), el programa de acompañamiento (264.000 euros), las campañas de comunicación y sensibilización (249.000 euros), el centro de día (190.000 euros) y el servicio jurídico del programa de inmigración (156.000 euros).

CAMPAÑA DE CORPUS 2021

Cáritas ha realizado este año una campaña de Corpus con la que ha querido "poner cara a esas realidades con las que trabajamos" para que se "entienda mejor" su labor.

La campaña se compone de cuatro originales diferentes para "plasmar cuatro situaciones que pueden parecer ordinarias pero que se tornan excepcionales para muchas de las personas que atiende Cáritas: tener un hogar, un trabajo, poder disfrutar de un momento de ocio o algo tan básico como sentir seguridad en uno mismo", ha explicado la entidad.

En este sentido, Cáritas ha destacado que gracias a su labor y "a la solidaridad de las personas donantes, se pueden mantener los programas de residencias para personas solas y/o familias; el centros especial de empleo y programas de empleabilidad o actividades de acceso a la cultura y vida social, entre otros, que abren nuevas posibilidades personales y profesionales a los que peor lo pasan en nuestra sociedad".

Todas estas ideas se plasman a través de las fotografías realizadas por cuatro fotógrafos navarros: Iván Benítez, Javier Sesma, José Antonio Goñi y Mikel Legaristi a personas que han pasado o están siendo atendidas por Cáritas en un intento de "humanizar y acercar sus realidades a la sociedad".

La campaña se podrá ver en diferentes formatos en prensa, autobuses urbanos, redes sociales y radio y las donaciones se podrán realizar en las sedes de Cáritas de Pamplona y Tudela, en las parroquias navarras y a través de la web.
noticias de noticiasdenavarra