Coronavirus en Navarra: un 42% de los ingresados en UCI por covid, de entre 29 y 50 años

La variante Delta ya es la responsable de 9 de cada 10 casos, por ello, se recomienda mantener las medidas de prevención y continuar con el proceso de vacunación

04.08.2021 | 15:00
Sanitarios trabajando en la UCI B del CHN, donde atienden a pacientes ingresados por coronavirus.

La última semana descienden un 19% los nuevos positivos y aumenta la incidencia en mayores de 75 años

En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 26 de julio al 1 de agosto, se han confirmado en Navarra un total de 2.445 casos por PCR o por antígeno (370 por 100.000 habitantes), lo que supone un descenso del 19% respecto a la semana anterior en la que se confirmaron 3.013 casos por PCR o por antígeno (457 por 100.000 habitantes).

Las diferencias que había en la incidencia entre grupos de edad siguen reduciéndose. En el grupo de 15 a 34 años la incidencia semanal ha descendido un 33%, pero sigue siendo el más afectado (821 casos por 100.000 habitantes). En personas de 35 a 64 años la incidencia desciende en menor medida. Por el contrario, la incidencia aumenta en mayores de 65 años y, especialmente, a partir de 75 años, en los que el ascenso ha sido del 66%. Esto puede tener consecuencias serias porque en edades avanzadas la protección vacunal puede ser más débil y la probabilidad de formas graves es mayor.

La incidencia semanal supera los 180 casos por 100.000 en todos los grupos de edad. Se consolida el descenso de casos de trasmisión en el ámbito social, que explica el 24% de los casos, y los casos que desconocen el origen de la infección, que suponen el 31%. También empiezan a descender los casos de transmisión en el domicilio, que suponen el 41% del total de la semana.

La variante Delta es responsable del 91% de los casos y la variante Alfa del 7%. Ambas se asocian a una mayor probabilidad de ingreso hospitalario, mayor transmisibilidad en población joven y cierto grado de evasión al efecto de la vacuna, por lo que es de suma importancia aplicar las medidas para frenar su propagación.


Aumentan los ingresos hospitalarios de 49 a 70

En comparación con la semana previa, el número de ingresos hospitalarios por COVID-19 ha aumentado de 49 a 70, y de ingresos en la UCI de 8 a 9, y han vuelto a producirse 4 defunciones por COVID-19. Los casos hospitalizados esta semana se distribuyen por todas las edades y la mitad tenían menos de 52 años.

La probabilidad de hospitalización entre los casos confirmados, que superó el 8% en algunos momentos del año, se encuentra en las últimas semanas por debajo del 2%, descenso que es atribuible a la vacunación de la población.

Según los datos publicados en el último Informe, la efectividad promedio de las vacunas de COVID-19 en Navarra es del 63% con una dosis y del 78% con pauta completa para prevenir casos sintomáticos del COVID-19, y del 78% con una dosis y del 91% con vacunación completa para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19.

La efectividad de las vacunas para prevenir todas las infecciones, incluidas las asintomáticas, es algo inferior: del 56% con vacunación parcial y del 70% con pauta completa. Por ello, los vacunados han de mantener medidas preventivas complementarias para no infectarse y no contagiar.

La incidencia de COVID-19 es mucho menor en personas con vacunación completa. La vacunación completa previene las formas graves del COVID-19 en la mayoría de los casos, pero no alcanza el 100%. Esto explica que durante 2021 se hayan confirmado en Navarra 2.268 casos (el 6,8% del total de casos confirmados desde el 1 de enero), 87 hospitalizaciones (el 6,5%), 4 ingresos en la UCI (1,9%) y 16 defunciones (6,9%) por COVID-19 en personas que habían recibido la vacunación completa. Son cifras muy inferiores a las de los no vacunados.

Conviene recordar que la protección de la vacuna no se alcanza hasta transcurridos 14 días tras la completar la pauta y que la relajación de las medidas preventivas tras recibir la primera dosis puede contrarrestar la protección que aporta la vacuna.

Tras haber pasado la infección, la probabilidad de presentar formas graves es mucho menor, pero todavía son posibles, sobre todo en personas mayores o con inmunodepresión, por lo que es importante seguir manteniendo todas las medidas preventivas complementarias.

El Informe concluye que, si bien la incidencia de casos de COVID-19 desciende en su conjunto, "aumenta en mayores de 65 años, lo que puede contribuir a aumentar los casos graves en los próximos días". Asimismo, aumentan los ingresos hospitalarios y en UCI. Mientras haya circulación del COVID-19 la vacunación ha de complementarse con otras medidas preventivas, como el uso de mascarilla.


Profesionales sanitarios

Por otra parte, en lo que se refiere a las y los profesionales sanitarios del Sistema Público de Salud, a pesar del estado de vacunación de este colectivo, la amplia difusión del virus en la sociedad está provocando múltiples contactos estrechos sociales y familiares también entre los profesionales sanitarios. Durante el mes de julio, según datos del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, el número de profesionales afectados por infección activa fue de 122.

En la actualidad, hay 77 positivos activos de profesionales sanitarios afectados por COVID-19, y en la última semana se han producido 31 nuevos contagios. En la gran mayoría de los casos el origen del contagio fue extralaboral. La plantilla está compuesta por casi 13.000 profesionales.


Más de 300 personas reinfectadas por COVID-19

El haber pasado la infección proporciona durante los primeros 6 meses una situación de protección parecida a la de la vacunación completa. A partir de ese momento, conviene administrar una dosis de vacuna de refuerzo para conseguir una protección más duradera.

Al igual que las personas vacunadas, quienes han pasado la infección por COVID-19, pueden reinfectarse y también pueden contagiar, por lo que han de mantener todas las medidas preventivas.

En Navarra algo más de 300 personas han presentado resultados compatibles con un segundo episodio de COVID-19. La clasificación de estos casos plantea situaciones más complejas, que requieren valoración individualizada y con frecuencia no permiten una clasificación definitiva.


Perfil de las personas ingresadas

Por otra parte, desde el punto de vista asistencial, según datos del Complejo Hospitalario de Navarra, en esta quinta ola los pacientes que ingresan en los centros hospitalarios son, por un lado, pacientes jóvenes no vacunados, pero con neumonías bilaterales graves, y pacientes vacunados, con cuadros clínicos típicos de la COVID-19 o con cuadros leves, pero que agravan la patología preexistente, y se observa también la incidencia en colectivos como las mujeres embarazadas.

En cuanto a edades, en estos momentos, los pacientes que están ingresados en planta tienen entre los 19 y los 92 años. Hay pacientes de todas las franjas de edad y se observa un predominio de hombres. En lo que se refiere a la UCI, los pacientes ingresados oscilan entre los 29 y los 75 años (alrededor del 42% tiene menos de 50 años), y también hay mayor número de hombres que de mujeres.

Los acontecimientos adversos por vacunas COVID notificados en Navarra suponen un 0,4% de las dosis administradas

Desde el 27 de diciembre hasta el 25 de julio el Centro de Farmacovigilancia de Navarra ha recibido un total de 3.374 notificaciones de acontecimientos adversos por vacunas Covid-19. Es decir, sobre el total de vacunas administradas hasta esa fecha, las notificaciones de efectos adversos suponen un 0,4%. El 95% de ellas son leves (3.374) y el 5% graves (185), es decir, los casos graves notificados suponen un 0,02% del total de vacunas administradas.

El mayor número de casos notificados afecta a mujeres (un 73,5%). Así se refleja en el último informe del Centro de Farmacovigilancia de Navarra.

Los acontecimientos adversos más notificados son, por este orden, fiebre, cefalea, mialgia, malestar, dolor en la zona de vacunación, escalofríos, astenia, náuseas, fatiga, mareo, diarrea y vómitos.

Por tipo de vacuna, el 0,3% de las notificaciones corresponden a personas vacunadas por Pfizer; el 0,7% por AstraZeneca; el 1% por Moderna; y el 2,1% por personas vacunadas con Janssen.

El Centro de Farmacovigilancia de Navarra es el centro consultivo y asesor en materia de farmacovigilancia, tanto para autoridades sanitarias como para profesionales de salud y población. Este centro integra todas las actividades de recepción, codificación, registro y evaluación de las notificaciones de sospechas de reacciones adversas a medicamentos. Además, este centro cuenta con un nivel de notificaciones y de fiabilidad de la información muy elevadas, muy superior a la media estatal.

noticias de noticiasdenavarra