ALERTA SANITARIA

Los positivos en residencias se triplican mientras crece el debate de la obligatoriedad de la vacuna en sociosanitarios

Navarra no se plantea medidas coercitivas para obligar al colectivo a vacunarse

11.08.2021 | 00:46
Dos residentes en el interior de La Misericordia de Pamplona.

PAMPLONA – Los positivos en las residencias navarras se han triplicado en la última semana mientras crece el debate sobre la obligatoriedad de vacunación del personal sociosanitario. Durante la semana del 2 al 9 de agosto se detectaron 49 nuevos casos entre personas residentes en centros de mayores y el número de casos activos asciende a 77, localizados en cuatro residencias. Para atender a dichos casos, el pasado 2 de agosto se volvió a habilitar el recurso intermedio en la primera planta de la residencia Amavir Argaray, con 14 plazas, aislado del resto de las instalaciones y con un acceso diferenciado al que dispone habitualmente el centro.

Respecto a otro tipo de restricciones, fuentes de Derechos Sociales adelantaron ayer a este periódico que de momento, no se plantea tomar ninguna medida restrictiva más aunque hicieron un llamamiento al cuidado extremo de las visitas de familia y amigos. En cuanto a la vacunación obligatoria de sociosanitarios, el Gobierno de Navarra, tampoco plantea por el momento ningún tipo de medida coercitiva.

En cuanto a la opinión de patronal y sindicatos, las opiniones son variadas. En el caso de la Comunidad Foral, Lares no se muestra a favor de la obligatoriedad, aunque apela a la responsabilidad ciudadana. Por su parte, en cuanto a sindicatos, ELA, defiende la obligatoriedad de vacunación el este colectivo e incide en la necesidad de regulación legal. Por su parte, CCOO resalta que el debate debería de centrarse en garantizar la accesibilidad a la vacuna de la población mundial.

12 BAJAs nuevAs en trabajadores De las 77 personas afectadas, 18 permanecen asintomáticas, 45 cursan la enfermedad en su centro residencial, 10 están en el recurso intermedio y 4 están ingresadas en centros hospitalarios. En el período referenciado fallecieron 2 personas, con lo que asciende a 4 el número de residentes fallecidos desde el comienzo de la quinta ola. Por lo que se refiere a bajas entre profesionales, la semana pasada se detectaron 12 casos positivos, por lo que se totalizan 40 personas de baja por covid-19. De las 40 personas afectadas, 23 presentan síntomas de la enfermedad y 17 no acusan ningún signo del virus.

A raíz de estos datos, el Departamento de Derechos Sociales realizó ayer un llamamiento al cuidado extremo en las visitas a amigos y familiares en los centros de mayores. En esta línea, la consejera, Carmen Maeztu, resaltó que "aunque la vacuna reduce los síntomas y la gravedad de la enfermedad, debemos ser muy prudentes y se hace necesario por tanto que toda la sociedad extreme las medidas preventivas. Incidir en la importancia de que tanto visitas como salidas se hagan en espacios exteriores con todas las medidas de protección". En esta misma línea, Maeztu hizo un llamamiento a centros y trabajadores y trabajadoras para "cuidar al máximo las medidas preventivas para evitar que el virus entre en las residencias".

APUESTA POR LA CONCIENCIACIÓN En cuanto a la posible vacunación obligatoria de trabajadores sociosanitarios, el Gobierno de Navarra "no se plantea por el momento ningún tipo de medida coercitiva" que obligue al personal sanitario a vacunarse y "opta por la concienciación" sobre sus beneficios para uno mismo y para la sociedad en general. Así lo hizo saber el vicepresidente del Ejecutivo foral, Javier Remírez, quien preguntado por los periodistas en una visita en Lesaka, descartó cualquier medida obligatoria, sobre la que "además también tiene sus dudas legales a la hora de implementarlas".

A todo ello, se suma que en el Gobierno foral "estamos muy satisfechos de la respuesta del personal sanitario" y de la población navarra en general a la vacunación, contra la que "el rechazo es prácticamente anecdótico", zanjó. Además, sobre la presentación ante la Justicia de una nueva petición de respaldo al toque de queda nocturno en Navarra, trámite que se realiza cada semana para que afecte a las poblaciones más afectadas por covid-19 en cada momento, Remírez señaló que "más allá de las normas lo que tiene que imperar y lo ha hecho es la responsabilidad", al tiempo que consideró que "en la inmensa mayoría de la población hay cumplimiento" de las medidas adoptadas.

El vicepresidente subrayó además que la sociedad navarra es "muy solidaria y piensan en las personas de alrededor" aunque lamentó que "siempre hay una pequeña minoría, casi anecdótica" que escapa a las normas. En cualquier caso, consideró que las restricciones actuales son "suficientes", porque "creemos que con las medidas sobre la mesa, con el avance del proceso de vacunación, es posible tener una actividad social y a la vez ser precavidos y prudentes" contra el avance de un virus que, reconoció, "es muy puñetero".

"No podemos confiarnos, y aunque estamos en un horizonte de estabilización de la presión asistencial, no hay que relajarse. Debemos seguir trabajando y creemos estamos siendo capaces de poder compaginar el preservar la salud pública con la actividad pública" de reactivación de la economía y las relaciones sociales.

En Breve

Recurso intermedio. Desde el pasado 2 de agosto, vuelve a estar disponible el recurso intermedio situado en la primera planta de la residencia Amavir Argaray. Está totalmente aislado del resto de las instalaciones del centro y cuenta con una entrada propia independiente a la habitual del centro.

las cifras

77

Navarra cuenta en estos momentos con 77 casos activos de covid-19 localizados en 4 residencias.

4

Es el número total de fallecidos en residencias durante la quinta ola. Dos de ellos, se notificaron entre el 2 y el 9 de agosto.

noticias de noticiasdenavarra